Los fondos Next Generation

BeePlanet aspira a instalar una planta en Navarra para reutilizar y reciclar baterías

Este proyecto, que se implantaría en 2024, forma parte del consorcio nacional coordinado por EIT InnoEnergy

14.03.2021 | 00:48
Jon Asín (i) y Agustín Idareta, fundadores de BeePlanet Factory, con el soporte que incluye baterías reutilizadas, en una de las naves de Cein.

pamplona – BeePlanet Factory aspira a instalar en Navarra una planta para reutilizar y reciclar baterías de ion litio de vehículos a partir de 2024. Su objetivo es convertirse en la empresa referente de la segunda vida y del reciclaje de baterías en el sur de Europa.

Esta iniciativa forma parte del consorcio nacional de baterías Battchain, que coordina EIT InnoEnergy, una de las principales aceleradoras de Europa en energía sostenible, que ayudará a los proyectos a apresurar su llegada al mercado y a acceder a financiación pública y privada.

Esta agrupación calcula una inversión de 1.200 millones de euros para echar a andar sus iniciativas en España, en las que por el momento participan cuatro comunidades, Navarra, CAV, Andalucía y Extremadura.

Battchain pretende cubrir toda la cadena de valor de las baterías eléctricas –desde la extracción de materias primas hasta su reciclaje–. El Gobierno de Navarra también se ha sumado a este consorcio a través de su objetivo de implantar una fábrica de ensamblaje de baterías eléctricas para la automoción en la Comunidad Foral, con la participación de Sodena, Fagor Ederlan e Ingeteam.

En esta cadena de valor, BeePlanet se convierte en el último eslabón con su planta de reutilización y reciclaje. La empresa, fundada por Jon Asín, Agustín Idareta y Carlos Llonis hace tres años, entra en este consorcio por medio de EIT InnoEnergy, que participa en el accionariado de BeePlanet desde 2019. EIT InnoEnergy ha presentado una manifestación de interés sobre Battchain en el Ministerio de Industria para optar a los fondos Next Generation.

activación debido a la pandemia Antes de padecer esta pandemia, la Comisión Europea encomendó a EIT InnoEnergy desarrollar el sector de las baterías en Europa. "La pandemia ha favorecido la reflexión y la reinvención sobre estos retos, y ha acelerado la estrategia de descarbonización", señala Jon Asín, gerente y cofundador de BeePlanet, situada en el vivero de empresas de Cein, en el polígono Mocholi (Noáin).

Hace tres años este ingeniero de Telecomunicaciones, junto a su socio y amigo Agustín Idareta y Carlos Llonis, emprendió en el ámbito de la reutilización de las baterías de coches. Idareta y Llonis son ingenieros industriales. El año pasado facturaron 200.000 euros, al poner en el mercado medio megavatio hora (que supuso la reutilización de 50 baterías de coches). Este año prevén superar el millón de euros en ventas. BeePlanet se ofrece a talleres y chatarrerías a quedarse con las baterías en desuso. "En su nueva función, las baterías almacenan energía fotovoltaica en instalaciones domésticas e industriales. Están teniendo buena acogida en el sector primario, tanto en riego como en granjas aisladas, y para infraestructura de recarga de vehículos eléctricos", detalla Asín.

Esta compañía prevé trasladarse este año a otras instalaciones ubicadas en la Cuenca de Pamplona, adaptadas al crecimiento sostenido que han experimentado en el último año. Ha pasado de ocho a 15 profesionales en plantilla en estos doce meses. "En los próximos dos o tres ejercicios continuaremos enfocados en la reutilización de baterías", especifica.

dos líneas de negocio La futura planta que propone BeePlanet presenta dos líneas: la de reutilización, que supondría el 40% del negocio; y la de reciclaje, en la que todavía no se han especializado, con un 60% de peso en la actividad total. De esta forma, la factoría podría generar 60 puestos de trabajo.

"Con el reciclaje, acabaríamos el ciclo de materiales para volver a producir baterías cerca de los fabricantes de automóviles. Europa carece de los minerales necesarios para confeccionar baterías, por ese motivo resulta esencial potenciar este reciclaje, que no es dañino, para extraer litio, cobalto, manganeso o cobre, entre otros. Este proceso se enmarca en la economía circular que debe fomentarse", explica Asín.

El reciclaje requiere de grandes inversiones, y BeePlanet necesita un socio potente del sector de la energía y apoyo de las instituciones. "Esta planta acogería una parte del reciclado de baterías; y con este proyecto, Navarra sería más competitiva en su fabricación", manifiesta.

El gerente de BeePlanet considera que Navarra está bien posicionada para acoger este proyecto por disponer de un sector de automoción consolidado y por su estructura logística. "La Comunidad Foral puede recuperar baterías de las plantas de ensamblaje de vehículos de Vitoria, Pamplona, Zaragoza, e incluso Barcelona; además de Portugal y del sur de Francia", remarca.

BeePlanet se ha posicionado en un sector con gran proyección al encajar en los objetivos de cambiar el modelo productivo, enfocado en la economía verde que defiende la UE en el marco de los fondos europeos.

demanda

petición de un parque tecnológico

Concentrar emprendedores. El gerente de BeePlanet indica que este año van a mudarse del vivero de empresas de Cein a otras instalaciones, situadas en la Comarca de Pamplona. "Desde hace tiempo hemos sugerido a las instituciones la creación de un parque tecnológico en Navarra que congregue a las empresas innovadoras", destaca. Asín reconoce que enriquece compartir espacio en Cein con otros emprendedores, porque siempre intercambian inquietudes y aportan soluciones a problemas. "La Comunidad Foral debe apostar de verdad por el emprendimiento, que otorga valor para atraer a otras compañías", analiza.