MásMóvil lanza una opa a Euskaltel con la bendición de Kutxabank

La oferta aceptada ya por el 52,3% del capital es a 11,17 euros por acción y suma unos 2.000 millones

29.03.2021 | 01:27
José Miguel Garcia, máximo responsable de Euskaltel, grupo queha recibido una opa lanzada por MásMóvil . Foto: Borja Guerrero

pamplonA– MásMóvil ha lanzado una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) por Euskaltel a través de la sociedad Kaixo Telecom valorada en unos 2.000 millones de euros pues ofrece 11,17 euros por acción, con una prima del 26,8%. Con ello, la compañía controlada por los fondos Cinven, KKR y Providence busca dar un salto exponencial en los servicios y soluciones a clientes residenciales y de empresa especialmente en el norte del Estado español donde Euskaltel cuenta con 840.000 clientes.

La entrada, en su momento, de los fondos de inversión en el operador vasco de telefonía Euskaltel difícilmente podría tener una salida distinta que el pase de la compañía vasca a la órbita de uno de los grandes grupos del sector dentro del actual proceso de consolidación sectorial.

La oferta ha sido trabajada en los despachos con el asesoramiento legal a MásMóvil de Clifford Chance, Castañeda Abogados y Evergreen Legal, así como de BNP Paribas, Goldman Sachs y Barclays. Mientras que Euskaltel ha contado con Citigroup, como asesor financiero, y con Uría Menéndez, como asesor legal.

La oferta, que ya cuenta con un compromiso de aceptación imprescindible de sus principales accionistas, –además de los citados Zegona y Kutxabank, otros como Corporación Financiero Alba–, que representan el 52,32% del capital, es a 11,17 euros por acción, lo que supone una prima del 26,8% respecto al precio medio de las acciones del operador vasco Bolsa en los últimos 6 meses.

En principio, la oferta que tiene varios meses por delante antes de materializarse y que todavía no ha sido debatida en el consejo de administración de Euskaltel, sólo podría no prosperar si no se alcanzase un mínimo de al menos el 75% de aceptación porque los dueños de MásMóvil que buscan el control total querrían repetir el movimiento que hicieron en dicho grupo que fue excluirla de Bolsa.

En todo caso, los accionistas logran una notable plusvalía porque no hay que olvidar que la OPA es a 11,17 euros, un precio nunca alcanzado antes por los títulos de Euskaltel, que la semana pasada cerró a 9,59 euros, lo que suponía una capitalización de 1.713 millones de euros. Ahora la oferta de MásMóvil, en cuyo seno hay dos accionistas vascos como Ybarra Careaga y Pozo, supone valorar la firma que dirige José Miguel Garcia en unos 2.170 millones de euros.

La operación se enmarca en el proceso de consolidación del sector de telefonía en el Estado español con vistas a los cambios e importantes inversiones necesarias para la implantación de la tecnología 5G . Según fuentes del grupo que lidera Meinrad Spenger, MásMóvil y Euskaltel pueden formar juntos "un proyecto industrial sólido y complementario".

No hay que olvidar que Euskaltel, con la gallega R y la asturiana Telecable, configuran el operador de referencia en el norte del Estado español, con cerca de 840.000 clientes residenciales y de empresa y con una importante experiencia derivada de los 25 años de trayectoria en el sector de telefonía.

Según fuentes de la operación, la integración de Euskaltel en MásMóvil "permitirá acelerar las inversiones en las infraestructuras necesarias" en el contexto actual y que redundarán en beneficio de los consumidores vascos y del resto del Estado español.

Lógicamente, MásMóvil se ha comprometido mantener las marcas actuales Euskaltel, R, Telecable y Virgin Telco, que sumará a un portafolio en el que ya están otras enseñas como Pepephone, Lebara o Yoigo.

MásMóvil no aclaró el futuro de Guuk, la marca que lanzó recientemente en Euskal Herria para competir con Euskaltel. En todo caso, el grupo madrileño afirmó que se mantendrá el empleo y las sedes sociales del grupo Euskalatel tanto en Euskadi como en Galicia.

OPA

MásMóvil . La suma de MásMóvil junto a Euskaltel dará lugar a un grupo con cerca de 14 millones de líneas, unos ingresos estimados de aproximadamente 2.700 millones de euros anuales, 26 millones de hogares conectados con fibra, y más de 1.500 empleados, con fuerte presencia en todo el territorio del Estado y capaz de afrontar las fuertes inversiones necesarias para seguir compitiendo