Grupos vecinales y ecologistas cuestionan el despliegue renovable en Navarra

Consideran que es necesario un cambio de modelo que priorice una reducción del consumo de energía y electricidad: "No basta sustituir combustibles"

30.08.2021 | 20:03
Aerogeneradores en El Perdón.

A medida que nuevos desarrollos de parques renovables van a saliendo a exposición pública en Navarra, crece el rechazo por parte de organizaciones ecologistas y vecinas, que reclaman un cambio de 180 grados en el modelo. En los últimos días, tanto Sustrai Erakuntza como Haize Berriak y Salvemos El Perdón 4.0 han criticado tanto el volumen de los proyectos como su forma de tramitación, al tiempo que reclaman un cambio de modelo con reducciones de consumo.

Estas iniciativas "van a agrandar los impactos del cambio climático", explican desde la Fundación Sustrai Erakuntza, quien ya ha realizado o está a punto de realizar 58 alegaciones a proyectos de este tipo. "La mayor parte son auténticos macropolígonos industriales situados en zonas rurales y naturales", explican desde la fundación, autora de un informe sobre el nuevo boom de las renovables en el que recuerda que los proyectos presentados hasta el momento ya duplican ampliamente la actual potencia instalada

En una nota, Sustrai recuerda que desde el 1 de agosto han salido a exposición pública "al menos siete nuevos proyectos en Navarra", algunos de ellos "grandes e impactantes". El proyectado por Sacyr entre Erro, Olaibar, Anue o Esteribar es el más llamativo de todos. "Son tres polígonos eólicos, pero en realidad se trata de un único proyecto dividido artificialmente en tres, que llevaría la electricidad generada hasta Orkoien, con una línea de 25 kilómetros que atravesaría los valles de Ezcabarte y Juslapeña, así como los municipios de Berrioplano y Orkoien.

Los tres parques suman 141,7 megavatios (un 10% de la potencia total actual instalada en Navarra y lo haría solo con 29 aerogeneradores gigantescos con una altura total de 200 metros. "Se destruirían 46 hectáreas de vegetación sin contar con la línea eléctrica", explican desde Sustrai. Bosques de hayas, robles y pinos se verían afectados por la macroinstalación.


Sin plazo para analizar

En la misma línea, la coordinara Haize Berriak, que agrupa a valles y pueblos afectados por el proyecto,m ha presentado denuncia ante el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico. "Los tres proyectos tienen una ubicación colindante y continua, comparte titularidad, línea de evacuación y subestación eléctrica", señalan antes de asegurar que la evaluación fragmentada del proyecto dificulta y compromete la adecuada evaluación de sus repercusiones ambientales y promueve la minusvaloración de sus impactos acumulativos sobre los recursos naturales.

Del mismo modo, critican, su presentación en agosto y septiembre "periodo eminentemente vacacional" no contribuye a facilitar contactos, solicitar informes a profesionales, aportar documentación...

Por ello, la asociación entiende que "el plazo concedido resulta manifiestamente insuficiente para estudiar en profundidad la amplia y compleja documentación presentada y poder presentar unas alegaciones fundamentadas".


Bosques autóctonos en retirada

"Vemos que estos proyectos supuestamente implementados para combatir el cambio climático tienen unos gravísimos impactos en el medio natural. Su implantación supondría la desaparición de una parte importante de los hábitats naturales de las zonas en las que se quieren implantar", explica Sustrai, quien recuerda el informe del Gobierno de Navarra que confirma el repliegue de los bosques autóctonos como consecuencia del cambio climático.

"Todo indica que esto hará que los bosques de montaña y clima húmedo y frío vayan desplazándose hacia el norte y a zonas de mayor altitud, por lo que en Navarra se irá reduciendo su presencia. Si a ello añadimos que estos proyectos eólicos destruyen precisamente estos bosques vemos la biodiversidad y los ecosistemas en grave peligro de desaparición".

El de Sacyr no es el único parque renovable que preocupa a las organizaciones ecologistas y vecinales. Sustrai recuerda asimismo que el proyecto previsto para la falta sur de la Sierra de Andía, que afectará sobre todo a Lezaun e Iturgoyen. Con molinos de hasta 180 metros, este proyecto impactaría en hayedos y pastos de altura, así como en la avifauna presente. Del mismo modo, Salvemos El Perdón 4.0 critica el parque fotovoltaico propuesto por Solaria y recuerda que la transición energética por sí sola no es capaz de frenar las consecuencias del cambio climático y es necesario un cambio de modelo.

noticias de noticiasdenavarra