Navarra forma a 24 profesionales para detectar amianto en edificios e instalaciones industriales

El asbesto, prohibido desde 2002, fue utilizado en diferentes sectores por sus propiedades. La inhalación de sus fibras provoca enfermedades que pueden manifestarse hasta 40 años después de su exposición

06.12.2021 | 19:31
Participantes en el curso sobre amianto en el ISPLN en Landaben.

El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN/NOPLOI) organizó un curso por el que 24 profesionales con titulación técnica o en prevención de riesgos laborales han obtenido su acreditación como personas inspectoras de amianto en edificios e instalaciones industriales.

La entidad resaltó que es una oferta formativa "pionera en el Estado" y que personal técnico de la Asociación de Empresas de Desamiantado (ANEDES) impartió las 35 horas del curso: 25 de teoría y diez de prácticas.

Esta iniciativa aborda todos los conocimientos técnicos para diseñar y ejecutar análisis que permitan detectar si determinados materiales contienen amianto en edificios o en instalaciones industriales.

Además, trata las herramientas requeridas para elaborar el informe de inspección, valorar el estado de esos materiales y escoger entre las opciones más seguras para actuar. El curso está diseñado y actualizado conforme a la nueva norma de localización y diagnóstico del amianto UNE 171370-2:2021 en edificios, recintos, instalaciones, equipos, vehículos o infraestructuras, susceptibles de contener este material.

¿QUÉ ES EL AMIANTO?


El amianto es un mineral que se utilizó por sus propiedades en diferentes sectores, pero su rotura o trituración libera fibras con importantes efectos negativos sobre la salud.

La inhalación de sus fibras provoca enfermedades diversas, que pueden pronunciarse incluso 40 años después de su exposición, como distintos tipos de cáncer (pulmón, pleura, ovario, laringe o mesotelioma), asbestosis, fibrosis de la pleura y pericardio que acaban con insuficiencia respiratoria o cardiaca.

La liberación de fibras ocasiona un riesgo que no existe si el amianto no se maneja. De esta forma, la presencia de materiales con asbesto no implica necesariamente riesgo, ya que solo su inadecuada manipulación, degradación y dispersión de filamentos puede generarlo.

La vida útil del fibrocemento (que contiene amianto) se estima entre 30 y 50 años. Por ese motivo, urge intervenir sobre el material contenedor de amianto (MCA), ya que en 2020, el 65% de los materiales instalados agotaron su vida útil; en 2030, el 87%; y en 2040, el 100%.

La norma de localización y diagnóstico del amianto, aprobada por AENOR en enero, define los requisitos y la metodología para diseñar y ejecutar una inspección de amianto que permita localizar y diagnosticar materiales con este mineral, valorando el riesgo asociado a cada material contenedor de amianto para establecer prioridades de actuación y decidir sobre la necesidad y el tipo de medidas adecuadas a ejecutar para una gestión segura. Dicha legislación también indica la necesidad de un plan de control periódico de los materiales con asbesto, mientras no sean retirados, cuando así sea necesario.

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?


En la anterior legislatura, hace dos años, el entonces consejero de Salud, Fernando Domínguez, presentó el plan director de desamiantado, la primera comunidad que lo hacía en España, y la segunda región en Europa, tras Polonia.

Calculaba la necesidad de destinar como mínimo 245 millones en doce años para eliminar los 6,3 millones de metros cuadrados de uralita (en tejados) en 20.109 edificaciones y los 566 kilómetros de canalizaciones con asbesto, además de usar centros específicos de vertido y tratamiento y de construir vertederos para este fin.

COMPROMISO DE 65.000 EUROS


La Asociación de Defensa y Ayuda a las Víctimas del Amianto (Adavan) aplaude el curso del ISPLN, indispensable para impulsar el plan director para desamiantar Navarra, aunque este colectivo denuncia que "dicho plan está paralizado desde 2019". Y considera que ahora es un momento adecuado con la llegada de los fondos europeos.

Adavan ha elaborado una propuesta de 1,2 millones para introducir una enmienda, en la que pide suprimir asbesto de colegios; crear una comisión interdepartamental para el plan director; e impulsar cinco cursos por 65.000 euros para contar con más inspectores de amianto.

DEBATE A PARTIR DE LA PRÓXIMA SEMANA


La próxima semana comienza el debate de enmiendas para incluirlas en los presupuestos de Navarra. En base a la petición de Adavan, EH Bildu ha registrado una de 65.000 euros para impartir en 2022 cinco cursos de 35 horas cada uno consistentes en identificar y valorar el estado de materiales con amianto, dirigidos a personal técnico de prevención del departamento de Educación; de Patrimonio competente en construcción y mantenimiento de edificios públicos municipales y del Gobierno; del servicio de Bomberos; y de diversas policías especializadas en medio ambiente.

El ISPLN ofertaría dos cursos y la Escuela Técnico Profesional Sanitaria, tres.

Existe compromiso político para aprobar dicha enmienda.

noticias de noticiasdenavarra