La inmensa mayoría de los trabajadores navarros perderá de nuevo poder adquisitivo

El IPC terminará el año próximo al 6%, mientras que las subidas medias no llegan de momento al 1,6%

26.12.2021 | 00:29
Trabajadores de Mapsa, empresa del sector del metal. Foto: Javier Bergasa

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios comienza a resultar una costumbre. Resultará si cabe más acusada en 2022, cuando la inflación rozará el 6%, pero hunde sus raíces en la anterior crisis económica, cuando se abandonó en muchos convenios la práctica de ligar las subidas a la evolución de unos precios que se han desbocado tras años aletargados.

LEA TAMBIÉN: ¿Qué empresas pagan mejor a sus empleados en Navarra?

En esta ocasión, ni siquiera los pensionistas se salvarán de este empobrecimiento. Y los expertos en el mercado laboral calculan que alrededor del 90% de los asalariados navarros se dejará poder adquisitivo en esta ocasión. Empezando por los trabajadores del sector público (alrededor de 40.000 en Navarra), cuya remuneración crecerá un 2%.

Mayor pérdida adquisitiva se va a sufrir seguramente en buena parte del tejido laboral del sector privado. El convenio del metal de Navarra, que cubre a más de 25.000 trabajadores, contemplaba una subida del IPC de 2020 más 0,5%. Teniendo en cuenta que este indicador terminó en negativo el año pasado, el resultado es una congelación de sueldos. El convenio expira este año, con lo que la pelea por compensar de alguna manera un IPC tan elevado puede ser dura. "Nosotros vamos a defender lo de siempre, el IPC histórico", ha anticipado ya Mitxel Lakuntza, secretario general de ELA. La consigna desde el Gobierno central es sin embargo mucho más moderada: evitar subidas que trasladen a los salarios una "espiral inflacionista", tal y como señaló Nadia Calviño, ministra de Economía.

Otro de los convenios de referencia de Navarra, el de Químicas, depara también una subida salarial muy modesta en 2021, de apenas el 1% desde el mes de julio y lo mismo sucederá en buena parte de los convenios que no prolonguen su vigencia al menos hasta el año que viene y tengan recogida una subida similar a la del IPC. "Es nuestro caso –explican desde el comité de SKF en Tudela–, porque tenemos recogido el IPC más una subida por ganancia de productividad". Esto va a suponer una subida salarial media de más de 1.500 euros al año.

"Hay que recuperar las cláusulas de revisión salarial", advierten desde UGT, que echa mano de las subidas salariales registradas este año en convenio para ilustrar el deterioro de los salarios. "Hay que tener en cuenta que los salarios de convenio registrados hasta el mes de octubre están aumentando sólo un 1,55%, frente a un aumento medio del IPC que, a final de año, se situará previsiblemente cerca del 3%. Es decir, que en 2021 los salarios perderán cerca de un punto y medio de poder de compra, a pesar de ser un año de recuperación económica". De hecho, el sindicato calcula que el salario medio ha perdido cerca de un 5% de poder adquisitivo desde 2008.

"La revisión salarial no provoca una subida de precios", dice Unai Sordo, secretario general de CCOO, que recuerda que el consumo no se recuperará si se consolidan las pérdidas de capacidad de gasto. Las dos centrales mayoritarias, aunque en Navarra no llegan al 50%, preparan ya movilizaciones para 2022, aunque falta que se concrete su intensidad.

la cifra

2%

Subida en el sector público

El sector público es una de las referencias a la hora de fijar salarios en las empresas. Los funcionarios tienen pactado un incremento del 2% en sus retribuciones, por debajo de la inflación, pero por encima de la media de los convenios.

noticias de noticiasdenavarra