Peio Mendia: "Las viviendas construidas a partir de 2007 padecen menos la subida del gas al ser más eficientes"

13.03.2022 | 17:45
Peio Mendia, presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Navarra. Foto: Iñaki Porto

Mendia confiesa que nunca había vivido un incremento del precio de la energía tan rápido como ahora. "Las cuentas de las comunidades de vecinos serán deficitarias"

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Navarra, Peio Mendia, confiesa que no había vivido un incremento del precio de la energía con tanta celeridad como ahora. "Ha pasado de 0,034 €/kWh a 0,128 €/kWh, Nunca había visto el uno en el precio", desvela.

SABER MÁS Las comunidades de vecinos, ahogadas con la factura del gas natural que hasta se triplica

¿Están sufriendo todos los inmuebles un incremento semejante de la factura de la energía?
–No. Las viviendas construidas a partir de 2007 están padeciendo menos el impacto del precio del gas natural en las facturas porque cuentan con la calificación energética A y B. El Colegio elaboró un informe en el que detallaba por barrios cuánto consumían las viviendas para alcanzar su confort. Los pisos antiguos de Iturrama o Ermitagaña gastan 12.000 kilocalorías al año; las viviendas situadas en Buztintxuri o Sarriguren necesitan entre 8.000 y 9.000; y en cambio, las situadas en el Soto de Lezkairu o Erripagaña, entre 3.000 y 5.000 kilocalorías. Estas últimas requieren de menos energía por su aislamiento.
¿Cómo han reaccionado las comunidades de vecinos a este aumento desorbitado del gas natural?
–Están desorientadas, ya que desconocen cuánto va a durar este escenario y carecen de un planteamiento estratégico.
¿Esta situación puede desequilibrar sus cuentas este año?
–Las cuotas de pago de las comunidades de vecinos deben aprobarse en asamblea, y se han calculado en base a unos presupuestos que se han quedado desfasados con el precio de la energía. Por ese motivo, ahora están ingresando tres veces menos de lo previsto y pagando tres veces más, con el consiguiente desequilibrio en las cuentas. Algunas comunidades presentan saldos fuertes y van salvando este problema; pero otras deben aprobar derramas en asambleas extraordinarias. Este año todas van a salir deficitarias.
¿Cree que este escenario es coyuntural o viene para quedarse?
–Desconocemos si estamos en un pico o en una meseta, el mundo está revuelto. Si nos encontramos en una meseta, esto será un desastre, y si se trata de un pico, veremos cómo salir.
¿Cómo confeccionan los administradores de fincas los presupuestos de las comunidades con un mercado tan cambiante?
–Hemos ofrecido subir un 50% el presupuesto en tema de gas, pero no sabemos si será suficiente. Cada uno debe aplicar la fórmula que vea; y al final, las comunidades deciden.
¿Cómo se reducen los costes?
–Miramos con mejores ojos las ayudas de Europa para aislar las fachadas de los edificios. El desembolso económico por vecino puede rondar los 14.000 euros de media, una vez descontados los fondos Next Generation que permiten subvencionar hasta el 70% de la inversión. Estas actuaciones empiezan a tomar sentido, porque las comunidades de vecinos están valorando invertir en no gastar energía a través de estas mejoras. Una vez realizada la rehabilitación de las viviendas, los usuarios pueden lograr ahorros de hasta un 60% del consumo de la energía.
Además, ¿qué deben hacer los Gobiernos para que no salgan perjudicados los consumidores con el coste eléctrico?
–Adoptar medidas. Por ejemplo, los parques eólicos o las centrales hidráulicas siguen produciendo energía a su precio, sin que les afecte la guerra de Ucrania; pero el sistema de subasta establece que el precio lo marca la energía más cara, en este caso el gas natural, a pesar de que otras fuentes siguen generando al coste de siempre. l

noticias de noticiasdenavarra