Una sentencia europea reconoce el derecho a paro de 6.900 empleadas del hogar en Navarra

CCOO calcula que unas 3.000 personas trabajan en la economía sumergida en este sector

07.04.2022 | 12:16
(Izda-dcha) Pili Ruiz, Eva Mier, Chechu Rodríguez y Pilar Piñeiro, durante la rueda de prensa.

Una sentencia europea reconoce el derecho al paro de las empleadas del hogar, que beneficiaría a casi 6.900 personas en Navarra, como así ha indicado CCOO. Para que se haga efectiva debe haber una modificación de la Ley de la Seguridad Social que implica al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y al de Trabajo y Economía Social. Pero el sindicato exige que ese cambio de normativa no solo reconozca este derecho al desempleo sino a todas las prestaciones como así disfrutan el resto de trabajadores.

Hay dadas de alta, con datos a 30 de marzo de 2022, 6.820 personas como empleadas de hogar. De ellas, nueve de cada diez son mujeres y el 39,3% son de origen extranjero (un 12% de la UE y un 27% de otros países).

El secretario general de CCOO, Chechu Rodríguez, ha presentado en la mañana de este jueves un informe sobre el sector de las empleadas de hogar en Navarra. Ha estado acompañado de Pili Ruiz, secretaria de Formación y Empleo del sindicato; Pilar Piñeiros, secretaria general de la Federación de Hábitat; y Eva Mier, responsable de la secretaría de Mujeres e Igualdad. Además Rodríguez ha valorado el impacto de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que reconoce el derecho al desempleo de este colectivo.

ALTA TEMPORALIDAD

CCOO ha subrayado que este sector de actividad no es ajeno a la segmentación que sufre el mercado de trabajo y, si bien un 25% de los contratos son temporales, esta proporción se incrementa cuanto más joven es el grupo de edad de las trabajadoras; llegando a superar el 61% de los contratos en el caso de las personas menores de 24 años.

"Es necesario la plena equiparación y dignificación de las condiciones de trabajo de las empleadas de hogar. En esta ocasión ha sido una sentencia a nivel europeo lo que ha provocado que se reconozca el derecho al desempleo de estas trabajadoras, pero es importante la culminación de su integración en el Régimen General de la Seguridad Social", ha manifestado Piñeiro.

En el Estado hay unas 200.000 personas trabajando en economía sumergida, de las que unas 3.000-3.500 habría en Navarra, o incluso más. "Deben organizarse para defender sus derechos", ha insistido Piñeiro.

Eva Mier ha recordado que "este sector se caracterizada por estar muy feminizado"; y ha manifestado que resulta "necesario la plena equiparación y dignificación de sus condiciones de trabajo".

POR UN CONVENIO COLECTIVO

En esta línea, Mier ha exigido que "se cree un marco de negociación colectiva, que dote al sector de un convenio colectivo, se elabore un catálogo de tareas, se atienda su salud laboral, se dote a estas trabajadoras de equipos de prevención adecuados y se refuercen los sistemas de inspección para que aflore el enorme trabajo desregulado que existe". 

Pili Ruiz, por su parte, ha señalado que es un sector "con pocos derechos, salarios bajos y condiciones precarias". Además, ha añadido que "la media de edad es alta, ya que el 60% supera los 45 años".

ASESORAMIENTO PARA LA ACREDITACIÓN PROFESIONAL

En este escenario, el sindicato ha puesto en marcha una campaña de asesoramiento a las personas que trabajan en esta actividad. El servicio funciona al llamar al 948.244.200. Apoya a este colectivo para "obtener la habilitación y acreditación profesional que se le exige para realizar funciones de cuidado".

De esta forma, Piñeiro ha explicado que "las familias que quieran contratar en su domicilio el cuidado de una persona dependiente tienen que hacer un contrato como empleada del hogar a la persona que se encargará de esa atención, la cual debe contar con dicha acreditación profesional".

TRABAJO DE AÑOS

El sindicato ha recordado que en 2011, CCOO, entre otros agentes, firmó un acuerdo con el Gobierno de España por el que se iniciaba el proceso de integración del antiguo Régimen Especial de Empleadas de Hogar en el Régimen General con el objetivo de equiparar los derechos de estas trabajadoras.

Este pacto supuso la puesta en marcha de un primer bloque de beneficios (derechos a cotizar desde la primera hora, acceso a la prestación de incapacidad temporal por enfermedad común y cotizar por la totalidad de los salarios percibidos) y es destacable que en el primer año de vigencia de ese acuerdo afloró un tercio de empleo sumergido del sector.

Las regulaciones han tenido históricamente un efecto positivo e inmediato. Por ejemplo, con el inicio del proceso de integración en el Régimen General que se hizo en 2012, afloraron 2.321 empleos en la Comunidad Foral.

En enero de 2012 estaban dadas de alta en la Seguridad Social 5.347 trabajadoras y, en marzo de 2013, la cifra alcanzó 7.668. De ahí que sea importante continuar con "la extensión de derechos en las empleadas del hogar", ha concluido el secretario general de CCOO, Chechu Rodríguez.

noticias de noticiasdenavarra