Situación y retos de las redes de distribución

De la logística dependen muchos otros sectores que orbitan en torno a su actividad, una estructura que la pandemia ha puesto en jaque desde hace dos años y que ha supuesto un empujón para las compras 'on line'. Su presencia en la economía es mayor aún.

27.03.2022 | 10:08
La pandemia ha generado un gran impacto en los sistemas de transporte.

1- El aumento del e-Commerce ha disparado la inversión logística en 2021, con un 53% respecto al año anterior y alcanzando los 2.200 millones

Las claves principales del sector logístico son el objetivo de un análisis realizado por ID Logistics. En la actualidad, se encuentra ante retos que impulsarán su cambio, según la información que recoge Nexolog y de la que se hace eco el Clúster de Movilidad y Logística de Euskadi.

Asegura que el comercio electrónico ha crecido notablemente hasta alcanzar una tasa de dos dígitos como consecuencia de la pandemia. Esto ha generado un gran impacto, concretamente en lo que se refiere a la logística de última milla (gestión de transporte de paquetería centrada en la entrega final del producto al cliente). Por esta razón se han tenido que sustituir los sistemas de entrega y distribución por otros que se adaptan mejor a las necesidades que se han de cubrir. Añaden que se ha detectado un aumento de los envíos.

La consecuencia de esta situación es la búsqueda de nuevas formas de optimización para los repartos. Al mismo tiempo se incorporan nuevos servicios en una cadena de suministro en la que clientes y vendedores exigen un mejor seguimiento de los activos.

En datos numéricos, este incremento en los pedidos on line ha disparado la inversión logística en 2021, con una cifra del 53% respecto al año anterior y alcanzando los 2.200 millones, según los últimos datos recogidos por la consultora CBRE en su informe Real Estate Market Outlook 2022, explica NexoLog.

2- En un mercado globalizado, la escasez de conductores y la cadena de suministros son dos factores que aún preocupan al sector

Dos grandes retos para las empresas que exportan son la geopolítica comercial y los tratados comerciales internacionales. El contexto de comercio internacional aumenta cada vez más su nivel de exigencia para la logística y transporte internacional con desplazamientos de cargas interminables, múltiples manipulaciones de palets y normativas de transporte cada vez más exigentes con los fabricantes.

Por esta razón, se ha llevado a cabo un giro de perspectiva en el panorama mundial, que antes era euroatlántico y ahora es asiático. Las próximas décadas serán un reto para la integración mediterránea debido a la guerra comercial que se está desarrollando entre Estados Unidos y China.

NexoLog concluye que es una realidad que persiste la escasez de conductores y la cadena de suministros, dos factores que aún preocupan al sector.

3- Las empresas trabajan para encontrar las mejores soluciones logísticas por la sostenibilidad y el compromiso con el medioambiente

El sector del transporte sufre por la falta de conductores, y es ya una realidad patente. El sector logístico es uno de los negocios que más empleo creó el año pasado, pero aún así no es capaz de cubrir su oferta de trabajo.

La automatización y robotización de espacios junto con la digitalización en la distribución, crean la necesidad a las empresas de contar con equipos formados y perfiles digitales y especializados en nuevas tecnologías.

Esta información también se refiere a la sostenibilidad y compromiso con el medioambiente. Añade que las medidas para reducir las emisiones en la logística no son suficientes para lograr la neutralidad de carbono. Por eso, las empresas trabajan para encontrar las mejores soluciones logísticas sostenibles y lo han llevado a cabo la integración en sus políticas de Responsabilidad Social la gestión de la sostenibilidad como objetivo prioritario. "A pesar de que los resultados obtenidos con las políticas de sostenibilidad son positivos, aún son insuficientes".

4- 2021 fue complicado para el transporte de mercancías: cadenas de suministros, los eventos meteorológicos, atasco en el Canal de Suez, etc.

La escasez de chips, el colapso de puertos o el encarecimiento de materias primas son algunos de los efectos más visibles de las disrupciones en la cadena de suministro. Como consecuencia de la globalización, productores, transportistas, vendedores y consumidores de todo el mundo se enfrentan a una coyuntura de desabastecimiento y retrasos que nadie sabe cuándo acabará.

Además, las cuentas de las empresas de transporte por carretera y logística se han resentido ante el escaso margen para repercutir el alza de la energía. Ambos puntos han ocupado grandes titulares a lo largo del 2021 y lo seguirán haciendo en 2022. Algunos riesgos quedarán atrás este año, pero otros seguirán presentes en el medio plazo.

NexoLog enumera "siete riesgos de la cadena de suministro clave a tener en cuenta" en un análisis de expertos de WTW. El primero es la escasez de contenedores de envío que causará un aumento de la carga a granel. En segundo lugar: el valor acumulado de la carga puede superar los límites de responsabilidad, incluidas en las pólizas de mercancías en tránsito. Tercero: el flete parcial o total de barcos aumenta las exposiciones. Cuarto: requisitos de garantía y embarcaciones que no cumplen las cláusulas. Quinto: Las limitaciones estándar de tiempo pueden ser insuficientes. Sexto: Los proveedores logísticos pueden intentar evadir responsabilidades. Y por último: retrasos en las reclamaciones tras una catástrofe natural.

noticias de noticiasdenavarra