¿Fifa o Pro Evolution?

"Si llego a invertir todas las horas que jugué al 'Pro' en estudiar, ahora, como mínimo, sería Catedrático", ríe Lander Otaola. En cambio, Ylenia nunca ha sido de videojuegos, aunque recuerda con cariño el Tetris

21.05.2021 | 17:53
Una imagen del videojuego FIFA 21.

Cualquier amante del fútbol y apasionado de los videojuegos en algún momento de su vida ha jugado al FIFA o al Pro Evolution en alguna de sus versiones de PlayStation, Xbox o PC, entre otros, desde comienzos de los años 90. En un principio, el FIFA, que lanzó su primer videojuego en 1993, se convirtió en el líder del sector de deportes y del fútbol en particular sin ningún tipo de rival o videojuego similar que le pudiera hacer la competencia. Así fue hasta el 23 de noviembre de 2001. En ese momento el Pro Evolution Soccer apareció en escena en todo el mundo menos en Japón.

En el país asiático, los creadores del propio Pro Evolution, mediante su empresa Konami, no lanzaron el juego, ya que desde 1996 estaban lanzando el juego de fútbol Winning Eleven. Este videojuego en un principio se pensó para lanzarse en todo el mundo, como se hizo sin éxito, y quizá para ser el contrincante principal del ya cada vez más asentado FIFA. Pese al intento no tuvo éxito en Europa ni tampoco en Norteamérica, aunque esto no hizo a la empresa asiática tirar la toalla o pensar que no podían hacer nada en el mundo. De esta manera, con los años, fueron perfeccionando un nuevo videojuego de fútbol, con el objetivo de asentarse en todo el mundo y hacer, esta vez sí la competencia directa al FIFA. Así nació el Pro Evolution. "En mi caso, desde muy pequeño me enganché al 'Pro'. Ahora mismo no recuerdo qué versión era, pero jugué mucho. Es más, si hubiera invertido todo el tiempo que dediqué a jugar en otra cosa, como estudiar, por ejemplo, ahora mismo sería catedrático, como mínimo", asegura el actor Lander Otaola. Mientras que Ylenia Baglietto indica que "nunca" se ha enganchado a ningún juego. "Nuestro aita siempre nos decía que jugásemos en la calle y así hicimos", asegura.

Poco a poco, los aficionados al fútbol y de los videojuegos en particular en todo el mundo, fuera de las fronteras asiáticas, fueron descubriendo al nuevo rival o el que aspiraba a ser el gran oponente del FIFA. Al mismo tiempo, la empresa Konami empezó poco a poco a meter la cabeza en el conocido deporte rey, así como en las casas de todos aquellos jugadores apasionados del fútbol y de los videojuegos. En un primer momento, no tuvo un éxito abrumador pero sí logró una cosa muy importante que no había conseguido con el Winning Eleven, crear el debate interno de qué juego comprar en la tienda de los dos que existían en el mercado entre los jugadores que cada mes de octubre, año a año, esperan más que deseosos el nuevo juego de fútbol.

Aun así, el Pro Evolution no tuvo desde el comienzo un camino fácil, ya que el videojuego tenía menos licencias de equipos y ligas que el FIFA, pero demostró tener una jugabilidad más sencilla y espectacular. Ante esta falta los creadores del Pro Evolution optaron por dar la opción de crear campeonatos entre los jugadores. De esta manera, muchos empezaron a conocer y disfrutar de torneos entre amigos en la ya famosa Copa Konami, así como pudieron disfrutar de jugadores nunca antes vistos como Castolo, Minanda, Ximenez, Valery, Ivarov, Stremer, Ordaz, Iouga o Espimas cuando creabas un equipo desde cero.

Con los años, comenzó una batalla entre franquicias que hizo las delicias de los amantes de ambos videojuegos. Los continuos avances se resumieron en gráficos nunca antes vistos, un mayor realismo en el FIFA o el Pro Evolution, una mejor jugabilidad y una mejora en la calidad del videojuego brutal. Además, cabe destacar que una de las grandes novedades se dio en el año 2005, cuando ambos incorporaron el modo online, que permitía jugar con cualquier persona del mundo.

REALISMO VS LICENCIAS


No cabe duda que en la actualidad después de la evolución de ambos videojuegos para unos, el FIFA siempre será un juego más llamativo, con casi el 100% de las licencias de equipos y grandes torneos y donde se meten más goles, mientras que el Pro Evolution Soccer será un juego mucho más realista donde se meten menos goles, más lento y con algunas licencias en exclusiva como las del Barcelona, Bayern Múnich, Juventus, Manchester United, Boca Juniors, River Plate, entre otros.

La pelea por ser el mejor continuará cada año, y los aficionados de uno u otro videojuego, en cada rincón del planeta, continuarán esperando el mes de octubre para escoger uno de los dos con el que tratarán de emular a sus ídolos en la pequeña pantalla solos o junto a amigos. En tu caso, ¿por cuál te decantas?

noticias de noticiasdenavarra