Cuerda, piolet, crampones y arnés

Los materiales básicos para hacer escalada han evolucionado con el paso de los años.

11.10.2021 | 09:55
Junko Tabei, en el centro, se convirtió en la primera mujer en llegar al Everest. Foto: Jaan Künnap

La primera escalada de descubrimiento se realizó en el año 1786 por Balmat y Paccard. Tras esto han sido numerosas las ascensiones que se han realizado y como podremos imaginar la evolución de los materiales ha sido más que notable en todos estos años. A continuación hablaremos de cuatro materiales básicos para hacer escalada:

1- La cuerda se cree que es uno de los materiales que se empezaron a llevar desde el comienzo y en cuanto a forma el que menos ha evolucionado hasta nuestros días, aunque las cuerdas de hoy día nada tienen que ver con las de hace años. Formó parte del equipamiento de los alpinistas, Balmat y Paccard, aunque lo cierto es que su eficacia como elemento de seguridad era más que dudosa. Su uso se limitaba a anudarla en la cintura y sujetarla con las manos, o bien si la ascensión se desarrollaba en roca, a fijarla en algún saliente, en doble para descender por ella. Estaban hechas de cáñamo y con el tiempo hasta hoy se han ido haciendo específicas.

"Fui una pionera en nuestra época y entonces no había artículos para mujeres". María Teresa Larrañaga

2- El piolet es ese elemento que se utiliza para engancharse a la pared de roca cuando se está escalando. Hoy en día los podremos encontrar en muchos sitios y están hechos de materiales muy buenos pero esto no ha sido así siempre. En las primeras travesías los exploradores solo llevaban una cuerda y un 'hacha de hielo'. Era de mango corto, coronada por una pieza metálica en forma de hacha por un lado y hazada por el otro, y se empleaba para tallar escalones en el hielo. Ha evolucionado hasta ser a día de hoy una herramienta de montañismo versátil que llevan prácticamente todos los montañeros.

3- Los crampones se cree que ya los pastores de los Alpes los usaban, algo similar al menos, en el siglo XVI para facilitar y hacer más seguro su tránsito por las montañas, especialmente en presencia de hielo o nieve. Con el paso de los años su uso ha sido clave y es uno de los materiales que todo montañero tiene que utilizar en una ascensión de hielo. En el caso personal de la protagonista de este número de IN vio cómo a mediados de los años 70, cuando ascendió el Mont Blanc, no existían crampones a su medida -tenía un 36 de pie- y le tuvieron que hacer unos. Esto hoy día no pasa, ya que hay para todo tipo de pies.

"A Tere tuvieron que hacerle unos crampones a medida porque no había su número". Beatriz Larrañaga

4- Por último, hablaremos del arnés. Un material básico que ha evolucionado desde el comienzo de los tiempos cuando para agarrarse se utilizaba tan solo la cuerda anudada a la cintura. Esto resultaba muy peligroso en caso de que algún montañero se cayera. Posteriormente se empezó a anudar la cuerda al pecho pero se comprobó que el riesgo era similar. Todo fue evolucionando hasta que en 1959 René Desmaison creó el primer arnés para alpinismo y escalada de cuerpo completo e inspirado en los de paracaidismo. A partir de ahí fue evolucionando y mejorando hasta los que tenemos hoy en día.

noticias de noticiasdenavarra