Pere Aragonès boicotea a Felipe VI, pero solo un poquito

Parte de la prensa diestra lanza la idea de que el rey español va de la mano de Pedro Sánchez en Catalunya

17.06.2021 | 07:04
Pere Aragonès y Felipe VI en la foto forzada por los empresarios catalanes

Al final hubo foto del president de la Generalitat junto a Felipe VI. ABC celebra en portada que metan en vereda a la primera autoridad catalana: "Los empresarios fuerzan a Aragonés a no plantar al Rey". Como confirmación, la foto del efímero e incómodo saludo para uno y otro. En la crónica de Miquel Vera, esta carga de profundidad: "A pesar de ser por la tarde y en un lugar bien comunicado, la cita apenas reunió a un centenar de personas, que hicieron poco ruido, quemaron alguna foto del Rey y se fueron. Anoche, ni el odio visceral de los independentistas al Jefe del Estado y al 'establishment' económico congregado por el Círculo logró reavivar a un independentismo con los brazos en bajo que parece haber comprado la estrategia de distensión y tempos largos que propone ahora Aragonès".

"Plante a medias de Aragonés al Rey", apunta en portada El Mundo. En el interior se cambia por "Boicot a medias". La crónica la firma Iñaki Ellakuria, que no da puntada sin hilo: "La suma de esta doble presión propició un saludo entre el Rey y Aragonès que, según fuentes presenciales, fue cordial pero frío, sobre todo por parte del segundo, con gesto contrariado, y quien se mantuvo firme su negativa a estar presente en la cena inaugural. De esta manera no escuchó los cálidos aplausos y muestras de afectos con los que los presentes recibieron al Jefe del Estado antes de su intervención".

El comienzo del editorial del diario de Unedisa tiene su guasa: "Hasta para plantar al rey demostró incompetencia y división el Govern de Aragonés". Ni contigo ni sin ti. Claro que la culpa de todo la tiene el inquilino de La Moncloa: "Con su decisión de indultar a los golpistas no arrepentidos, Sánchez está exponiendo a la Corona a un desgaste que la mayoría de los españoles contempla como una humillación.".

A su aire, como siempre, en la página anterior Arcadi Espada extiende al propio Felipe VI la responsabilidad de los malos ratos que pasa en sus visitas al nordeste peninsular: "No solo es que el Rey vaya a Barcelona a hacer efectivo el boicot institucional a su persona decretado por el Gobierno de la Generalidad. Hay gente, institucionalmente bienintencionada, que cree que el boicot perjudica a los que lo decretan. Qué irreflexión. Si dan golpes de Estado doble y absolutamente gratuitos, cómo les va a perjudicar un boicot. Ni el Rey ni el Gobierno debieron permitir la primera falta de respeto institucional de los naincionalistas, que es lejana en el tiempo y que hay que poner en el mismo lugar que tantas otras dejaciones del Estado".

En Libertad Digital no hay lugar a las medias tintas. "El boicot de estos botarates, indigentes morales de la peor especie, debería tener consecuencias. Un Gobierno normal y decente aplazaría las medidas de gracia hasta mejor ocasión, cuando personajillos como Aragonès, Puigneró y los indultables mostraran algo de respeto en vez de comportarse como hooligans beodos", escribe Plano Planas, seguramente antes de que Aragonés aceptara la foto a regañadientes.

Prepárense, que nos acercamos a un giro inesperado. ¿Y si el rey estuviera al cabo de la calle y de acuerdo con todo lo que se cuece? Pues eso es lo que asegura La Razón, que por segundo día cita en portada fuentes del Gobierno español. Ojo al titular: "Moncloa: «El Rey está al tanto de toda la negociación con ERC»". Y en el interior, el desarrollo, que no va mucho más allá: "El Rey fue ayer protagonista de la reunión del Círculo de Economía, y fuentes próximas al Gobierno aclararon que «está informado» de todas las decisiones que afectan a la negociación abierta con ERC para dar una salida política al problema catalán. «Conoce lo que pasa, y seguirá estando informado de cada paso», fue la explicación que dieron, después del duro encontronazo del líder de la oposición, Pablo Casado, con el presidente del Gobierno en el Congreso".

Eso rompería muchos esquemas. Y el caso es que El Confidencial parece manejar los mismos datos. "El Gobierno involucra al Rey en su agenda catalana para avanzar en la normalización", es el titular de apertura. En la letra pequeña se deja caer que la ya comentada foto es fruto de esa estrategia, que va a tener continuidad: "Para ello, otorga una "gran importancia" al papel del Rey, a quien Moncloa ha decidido involucrar con el objetivo de sincronizar agendas, según reconocen fuentes del Ejecutivo. Se trataría de que siga haciendo "agenda catalana siempre que se le requiera", según añaden, avanzando que su presencia en Cataluña se intensificará con el objetivo de compartir foros con representantes del Govern y visibilizar el deshielo tras años de confrontación". O sea, que el del discurso del 3 de octubre está ahora templando gaitas. Como sea verdad, a los cortesanos recalcitrantes les da un pasmo.

noticias de noticiasdenavarra