Lotería de Navidad: Navarra reparte la cifra más baja en premios desde 2015

El Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad solo deja 200.000 euros de un cuarto premio en Cascante y 24.000 de dos quintos premios en Pamplona y Tudela

22.12.2020 | 13:58
Emilio Casado y su mujer Ana Lourdes Apestegui han vendido un décimo del quinto premio, el 86986

24.000 euros del 86986 y el 43831 repartidos en Pamplona y Tudela, y 200.000 del 38341 en Cascante

Los grandes premios del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad han pasado de largo de Navarra un año más, que ha repartido tan solo 224.000 euros correspondientes a un cuarto premio y dos quintos.

COMPRUEBA AQUÍ TUS NÚMEROS

200.000 euros del 38341, un cuarto premio, han llevado la alegría a Cascante, a la Administración de Loterías de la calle Romero 19.

Además, 18.000 euros del 86986, un quinto, han ido a parar a la calle Ciudadela de Pamplona (12.000 €) y a la Plaza de los Fueros de Tudela (6.000), mientras que otro boleto del 43831, un quinto, ha sido vendido en el estanco de la calle Azlor 1 de la capital ribera.

ASÍ TE HEMOS CONTADO EN DIRECTO EL SORTEO PARA NAVARRA

200.000 euros en Cascante


"Es el premio más alto que he dado", ha dicho la cascantina Paquita Alonso, de la administración de la localidad navarra de Cascante, que ha vendido 10 décimos del número 38.341, el segundo cuarto premio.

Vendió "dos o tres décimos" a conocidos y el resto "a gente de provincias de alrededor". Alonso llevaba 34 años con la administración, ahora se jubila, "muy agradecida a tantos clientes fijos y a un trabajo con el que ha disfrutado tanto", y le releva Isabel Poyo. Según ha contado la vendedora, acostumbra a cerrar cada 22 de diciembre para ver el Sorteo en su casa con vino dulce y turrón. Esta mañana, en cuanto ha visto el número, ha acudido a la administración.

La administración está situada en la calle Romero 19 de la localidad navarra y ha repartido 200.000 euros al vender una serie de un cuarto premio.

El número ha sido cantado a las 12.41 horas en el noveno alambre de la séptima tabla.

El 86.986 deja 18.000 euros en Pamplona y Tudela


Tres décimos del número 86.986, quinto premio, han sido vendidos en Pamplona (12.000 euros) y uno en Tudela (6.000 euros). En Pamplona, Jesús María Madurgo Somovilla, de la administración de loterías de la calle Ciudadela, 7, repartió dos décimos de un quinto por terminal:
 
"¡Felicidades, Chuma!", se escuchó una voz de mujer que viene desde fuera de la tienda. El pamplonés Madurgo Somovilla se asomó desde el mostrador y saludó a la vecina. Es una clienta conocida a la que le responde con una sonrisa: "¡Gracias! Y lo que todavía queda por repartir...".

No bromea, sino que lo cree de verdad. Cuenta que apenas estaba abriendo la tienda, que tiene desde hace 8 años, cuando le han llamado los medios de comunicación para advertirle de la noticia. "Una vez también me empezaron a llamar por el número 21.856, pero en realidad yo había repartido el 21.850", recuerda con algo de rabia. "Desde entonces estaba seguro de que repartiría dinero".

Hace dos años, el 98.798 no le falló: vendió un décimo del primer premio que luce con orgullo en el techo del establecimiento. Ahora coloca también el 98.698. Pero, ¿qué se lleva él? "Lidias con la vida del cliente día a día y le das esperanza, hasta que un día se cumple". Ese es su premio.

 
En Tudela, Emilio Casado y su mujer Ana Lourdes Apastegui han vendido un décimo en la administración número 3 de la Plaza de los Fueros, en el corazón de la capital ribera, la más antigua de la localidad, con más de 50 años de trayectoria.

Esta administración tudelana ya dio un tercero y quinto premio en 2018. En total, repartieron 1,5 millones.
 

Quinto premio en la calle Azlor de Tudela


Han sido 6.000 euros, un décimo vendido de máquina. En este local en el corazón del barrio de Lourdes venden lotería desde hace 6 años y han enlazado 4 años seguidos dando premios en Navidad. "Estamos muy contentos y satisfechos por enlazar tantos años repartiendo alegría en Navidad y el Sorteo de El Niño", relataba Gonzalo Arnaiz.

El premio ha llegado a última hora. "Estamos muy contentos, ha sido in extremis, pensábamos que este año ya no tocaba. Es una ilusión vender a gente que lo necesitaba", manifestaba Arnaiz. Hace dos años en esta administración repartió 7 millones de euros en premios. Hasta septiembre tardó la gente en comprar, pero están satisfechos con la venta. "No nos quejamos, ha ido bien en un año difícil", apuntaba.

Descenso de ventas


Cristina García, responsable en Navarra de Loterías y Apuestas del Estado, ha confirmado que el descenso de ventas se debe principalmente al confinamiento por la covid que ha relegado la presencia de muchos trabajadores en casa, ha frenado la actividad de equipos deportivos y asociaciones que tradicionalmente vendían participaciones de lotería y, sobre todo, ha obligado al cierre de la hostelería, donde también se venden décimos navideños.

En cualquier caso, el descenso de las ventas "es un dato que esperábamos bastante peor, porque en las últimas semanas se ha ido reconduciendo y mejorando conforme llegábamos a fin de año", ha valorado García en cuanto a las ventas.

Y respecto a los premios, la responsable de este sorteo en Navarra ha lamentado el "muy pobre y muy triste" balance de los recaídos en la Comunidad foral, donde "la suerte nos ha pasado de largo con poca cantidad en lo que se refiere a los premios gordos", ha dicho Cristina García.

"Espero y confío en que haya dejado muchas pedreas y que muchos de esos pellizcos hayan caído entre la gente. Y si no, como siempre decimos, nos quedará El Niño", el sorteo extraordinario del 6 de enero cuya venta "va siempre muy unida a los premios de reintegros del de Navidad, que se suelen reinvertir en la Lotería de el Niño".