Nadie quiso parar a los fascistas que se manifestaron en Chueca

Hay procesos que no pueden detenerse, igual que los fenómenos de la naturaleza de los que tanto estamos aprendiendo esta semana, por desgracia. Y no me refiero solo al volcán en La Palma: una riada de tontos también es imparable

21.09.2021 | 08:52
Parada del metro del barrio de Chueca durante la celebración del Día Internacional del Orgullo LGTBI.

Esto solo acaba de empezar

Esta semana Euskadi ha competido como un país más en sokatira y en kayak surf, y con éxito. Y en breve lo hará también en pádel. Tenemos que convertir estos movimientos en inercia y dejar que la piedra enorme ruede y se lleve por delante lo que se tenga que llevar, básicamente, la voluntad de que Euskadi no tenga presencia internacional y no debilite las selecciones respaldadas por el estado español. Pero esto, como muchas otras cosas, tiene que cambiar, y el momento es este, por lo menos, para poner la pica en Flandes. A ver si tirando de expresión castiza los que no quieren se dan por enterados.


Tontos de campeonato

Este fin de semana, Euskadi se ha llevado triunfos en sokatira, kayak surf e idiocia: las y los miles de jóvenes que se concentraron en el parque Doña Casilda de Bilbao comparten el preciado trofeo a tontas y tontos de su pueblo, villa o capital del mundo. Y no, no estoy criminalizando a la juventud, que no se me pongan estupendos quienes aprovechan el Pisuerga y cualquier otro río revuelo cada día: estoy señalando a quienes sí estuvieron pasándose por el forro las recomendaciones y el esfuerzo de muchísima gente desde el comienzo de la pandemia. La mejora también es imparable, pero tiene que llegar.


No quisieron pararlos

Nadie quiso parar a los fascistas que se manifestaron en Chueca, es evidente. La investigación del gobierno español para saber cómo se permitió la marcha facha no reparará el daño hecho, sobre todo, a la imagen de España en el mundo. Porque lo que vimos fue, sobre todo, chusco, como muestra Juan Soto Ivars en Twitter: "La carta de José Luis Roberto, líder de España 2000 contra Abascal por llamarlos 'cloaca socialista'". Es precioso el momento en el que Roberto intenta que los manifestantes parezcan las víctimas porque, según su relato, un "marica oso" "con barbas hasta las tetillas" les llama fascistas desde un balcón "golpeando una sartén".


La idiotez rebosa

Prefiero pensar que quien ha cortado el vídeo que se ha viralizado en Twitter (para cloaca, esta), en el que Isabel Zubiaurre parece que "pide consejo para ver 'cómo se apaga un volcán'", es solo un tonto en busca de popularidad. Prefiero pensar que no hay maldad en esa manipulación, porque como recuerda Luis Cortes también en Twitter, esta "doctora en física y meteoróloga" "es consciente de que la pregunta, así formulada, no tiene sentido. Añade al instante: 'No cómo se apaga un volcán, obviamente". Es decir: el vídeo ha sido cortado con mala leche para dejar mal a Zubiaurre€ Y para demostrar cómo es el día a día en Twitter.


Claro que es el momento

La erupción del volcán en La Palma conlleva la destrucción de todo lo que pille la lava a su paso. La famosa "fuerza de la naturaleza" sobre la que tantas veces hemos leído estamos viéndola ahora a unos pocos miles de kilómetros de Euskadi. Y es aterrador. Pero lo que vemos es también absolutamente excepcional y tiene un punto de belleza innegable, así que sobren las críticas, sobre todo, en redes sociales, por que haya fotógrafos e incluso periodistas que estén buscando las imágenes que construirán nuestros recuerdos futuros y por acercarse a la ladera en plena evacuación. No se trata de turistas con un móvil, no les tratemos así.


noticias de noticiasdenavarra