Vistas las casualidades uno deja de creer en las coincidencias

Algunos siguen dando por buena la propaganda rusa y redifundiéndola con soberbia e incluso con chistes

25.03.2022 | 08:35
Un coche de policía cerca de un almacén en llamas alcanzado por un proyectil ruso en los suburbios de Kiev.

Un país parado por el morro

Tendremos que observar con todo detalle cómo en la búsqueda de la conflictividad y en el objetivo de parar un país, la extrema derecha española y la autoproclamada izquierda vasca han coincidido en calendario, fondos y formas. El "paro académico" que en la CAV alentó y provocó Ikasle Abertzaleak ayer, actuando como una delegación vasca de una confluencia de sindicatos estudiantiles españoles, es el último episodio, de momento, de una campaña de desestabilización y paro del país. Cada sindicato, de su país, en principio. Pero vistas las "casualidades" uno deja de creer en las "coincidencias".


Un idioma universal

El verdadero idioma universal no es el inglés, ni el esperanto, ni el del amor: es el de los sinvergüenzas. Esos hablan en todos los países de tal manera que se les reconoce, ya sea paralizando un país por el morro, porque toca, porque es fácil coger de rehén a quienes trabajan en nombre de quienes trabajan, ya sea proponiéndose para organizar una Eurocopa mientras masacras un país europeo a misilazos ultrasónicos. Lo de Rusia no es normal, es evidente que se trata de un país gobernado por un trastornado al que se le ha permitido hacerlo a cambio de que nos ayude a sostener modelos de consumo inasumibles.


Pues dicen que han sido los ucranianos

Las imágenes de Mariúpol a vista de dron son estremecedoras: una ciudad reducida a escombros por la artillería rusa, según cuentan las decenas de periodistas sobre el terreno de diferentes países. El Kremlin en sus medios de comunicación cuenta que esa devastación es obra del ejército ucraniano, al parecer, mientras se defendían del ejército ruso. Como mentira flojea un poco, pero así es la propaganda cuando se basa en la falsedad absoluta después de un mes de combates. Lo peor es que algunos la siguen dando por buena y redifundiendo, y encima con soberbia e incluso con chistes.


Sí, es el momento del carácter

Ante la que está cayendo, con la pandemia todavía sin abandonarnos, la guerra doliéndonos a todos aunque golpee solo al pueblo Ucraniano de momento, el alza de los precios, la tomadura de pelo de algunos productores e intermediarios, y los sindicatos de extrema derecha y vascos intentando convencernos de que nos joden por nuestro bien, necesitamos un poco de carácter. Así que el "joder" y el "hostia" que lanzó dolido Aitor Esteban durante su segunda intervención ante el ministro español de Exteriores por el Sáhara, por la presión del presidente de la comisión, son un poco los "joder" y "hostia" de todas y todos por todo.


Coches eléctricos en Bilbao

Después de manifestaciones ruidosas a diario y de "camionadas" aplaudidas por la extrema derecha española, la "ruta silenciosa" que han organizado para el domingo las y los usuarios de vehículos eléctricos de Bizkaia parece hasta una buena noticia. Tengo mis dudas sobre que este tipo de motor sea la solución, teniendo en cuenta que la luz no es precisamente una energía limpia ni barata, pero para resolverlas, precisamente, habrá un encuentro en el Itsasmuseum donde quienes aún tenemos vehículos de gasolina podremos acercarnos a ver modelos alternativos y conocer de mano de sus propietarios la experiencia.
noticias de noticiasdenavarra