la carta del día

Yo sí participé en Skolae

07.02.2020 | 19:55

el curso 2017-2018 participé en el programa Skolae como enseñante de un centro público de Primaria de Pamplona.

El programa desarrollado a lo largo del curso contó con varias fases: 1º, periodo de formación inicial; 2º, planificación y desarrollo de actividades; 3º, ejecución de dichas actividades en las aulas a través del juego, el debate y la observación. Para finalizar, se realizó una evaluación reflexiva con el fin de extraer conclusiones y tomar conciencia de los conocimientos adquiridos a lo largo del proceso.

Creo que Skolae fue y está siendo una gran oportunidad para muchos centros de Navarra: públicos, concertados y privados; tanto para el profesorado como para el alumnado, así como para las familias y para todas las personas que trabajan en los centros educativos.

Considero Skolae una apuesta por las personas plenas y responsables. Skolae apuesta por transmitir al alumnado el valor de la responsabilidad doméstica de padres, madres, hijos e hijas; que no creen en los roles de género, ya que ello es una construcción y transmisión meramente cultural; es decir, ni el taladro ni la fregona tienen género, sino que son, sencillamente, herramientas para quien las necesite. Tampoco los juguetes ni los colores tienen género; por ello, todos los peques, niñas y niños, convendría que jugaran con normalidad, tanto con mecanos, como con muñecos o construcciones y que ninguno lo hiciera con armas.

"Skolae pretende enseñar en la plena igualdad de hombres y mujeres" (Ch.N.A.), no en la construcción jerárquica heteropatriarcal.

Skolae quiere que nuestro alumnado sea crítico. Por ello y para ello necesitará formarse leyendo buenos libros y textos no sexistas desde los primeros cuentos, hasta poesía, narrativa, ensayo, textos científicos, descriptivos, argumentativos... etcétera.

Skolae cuestiona el lenguaje utilizado, pretende educar en el uso de un lenguaje inclusivo, empático y, sobre todo, no sexista.

Skolae cree que tanto niñas como niños, desde su más tierna infancia, deben creer en sí mismos, en la importancia de su crecimiento personal para construir un mundo más justo, un mundo mejor, cooperante; no en la herencia heteropatriarcal dominante que, un día sí y otro también, se olvida de la gente que vive en entornos y situaciones desfavorecidas, que margina a las personas por el color de su piel.

Skolae quiere enseñar a niños y niñas que no son objetos, que son sujetos que piensan, analizan y toman decisiones y que nadie tiene la obligación de maquillarse para agradar a otra persona.

Skolae respeta la identidad de cada niño y niña según su cultura, contexto y procedencia.

Skolae quiere que el alumnado aprenda que los deportes tampoco tienen género y que cada niña y cada niño elegirá y practicará el deporte que más le guste y no deberá ser marginado ni marginada por ello.

Skolae cree que todos los espacios son de todas y todos y que los cuerpos pertenecen a cada persona.

Enseñará al alumnado a tener cuidado y no perder el tiempo en la construcción de normas sociales ridículas y clasistas que en el futuro deberá deconstruir, porque las normas sociales las crean los seres humanos y no hay ninguna norma social que no se pueda cambiar (Ch.N.A.). Muchas veces lo común no es lo correcto y la excepción ayuda a construir una vida mejor para todas las personas.

Skolae pretende enseñar al alumnado la importancia de hablar y conocer el cuerpo de manera natural, sin atribuir vergüenza a la sexualidad, porque sabemos por siglos de experiencia que el silencio y los tabúes no ayudan al crecimiento sano de las personas.

Skolae enseñará a respetar la identidad y elección u opción sexual de las personas; enseñándoles a respetar la diversidad humana que nos ha acompañado desde que el mundo es mundo.

Skolae pretende educar a chicos y chicas en el feminismo, porque todos deberíamos ser feministas, como dice Chimamanda Ngozi Adichi, en una trilogía imprescindible (también para todas aquellas personas que hablan de Skolae sin conocerlo). Son tres, libritos por su tamaño y precio pero, librazos por su contenido, que recogen magníficamente, al menos en parte, la propuesta de Skolae.

La autora la he mencionado, los libros son:

-Todos deberíamos ser feministas.

-Querida Ijeawelw, cómo educar en el feminismo.

-El peligro de la historia única.

Skolae es un programa que intenta educar al alumnado en igualdad.