A la ahora mal llamada Candidatura Progresistas de Valtierra

09.02.2020 | 18:18

Pienso que os tendríais que cambiar de nombre porque ya no casa, ya está en flagrante contradicción con los estatutos de nuestra Asociación Progresistas de Valtierra. En todo lo referente a su espíritu, ideas, ideales, ilusiones, coherencia, transparencia? y un sentido más noble por la igualdad y justicia social a todos los niveles. Es decir, tener capacidad para mirar al futuro y avanzar y no mirar al pasado al que ha pretendido llevarnos siempre la derecha, como lo quiere hacer ahora en Navarra pasando por Valtierra. Si la derecha (UPN, PP y Cs) consigue gobernar en Navarra se comprobará todo lo dicho en Pamplona y en todos los pueblos de Navarra y, por supuesto también en Valtierra. Yo no soy novato en Valtierra, a pesar de ser forastero. Durante casi 55 años que llevo en Valtierra, me he dedicado a casi todo y siempre con la mejor ilusión y entrega posible a mejorar siempre la convivencia y el bienestar social y económico de mi pueblo, que es Valtierra. Durante esta última etapa de mi vida, y de forma especial las sesiones-debates que celebramos los domingos 2 y 9 de junio, al menos para mí, han sido los días más convulsos, inimaginables, incomprensibles y más amargos del largo período que llevo viviendo en Valtierra. Ni siquiera en el año 1993 y siguientes tres legislaturas de alcalde, los caciques, que los había y en abundancia, me han hecho sufrir tanto como las actitudes y comportamientos de algunos/as componentes de la candidatura de CPV. Me he sentido de todo, menos abucheado, aunque algo de esto también hubo.

El compañero Ángel Felipe, presidente de la CPV y concejal, a mi entender, ha tenido y seguirá teniendo la máxima responsabilidad a todos los niveles. Has decidido que la balanza se inclinara al lado que jamás lo tendría que haber hecho una persona sedicente de izquierda, y para corroborarlo te recuerdo que en las últimas elecciones al Parlamento de Navarra de 2019, ibas en la Candidatura de Izquierda-Ezkerra, como independiente, en el puesto número 23. Yo también iba en esa candidatura y, por eso precisamente, me siento más traicionado. Las razones y motivos que me mueven e impulsan a retirarme de CPV es el juego sucio que ha sido capaz de contaminar hasta las palabras, expresiones, juicios e ilusiones de todos nosotros, al menos a mí. Y, sobre todo, como he manifestado en repetidas ocasiones, incluso como administrador electoral de la CPV, no me he podido enterar de nada porque nunca se me informó ni siquiera de los componentes de la CPV. Todo fue a mesa puesta porque, al parecer, el pescado ya estaba vendido de antemano. Dos cosas que también me llamaron la atención, en forma de sorpresa e inquietud, fueron lo siguiente: las prisas, ya que no había tiempo para esperar (lo repitieron infinidad de veces) y las ganas y precipitaciones por votar ya, y prácticamente nos lo plantearon de forma insistente y contundente desde la primera reunión que tuvimos el domingo día 2 de junio.

Compañero Ángel Felipe, las expresiones que yo personalmente más os he repetido han sido: frustración, traición, manipulación, engaños y mentiras, falta de información? Todas estas razones y motivos, y muchos más que podríamos agregar y añadir, me llevan a pedir la baja de dicha candidatura (CPV) y también cuando sea posible mi dimisión como administrador. Lo que ya no ilusiona ni motiva no es digno de mí. Vade retro satanás. Que la vida os vaya bien a todos y todas.