Estimados señores o a quien corresponda

10.02.2020 | 00:30

Llevo unos días viendo con asombro cómo la sinrazón se apodera a veces del ser humano, invitándole a perder el sentido común y a poner normas totalmente dañinas para la sociedad. Me explico.

Hace tres días vi con miedo e inquietud cómo un joven de unos 30 años iba por la calle Paulino Caballero en su bicicleta, detrás de una villavesa que iba a toda velocidad (por cierto, empiecen por esta calle a controlar la velocidad, les van a faltar agentes) y detrás de él iba una camioneta blanca grande (estaba empotrado) y lo más temible, llevaba en la sillita a un niño/a de unos dos años, eso sí, los dos con cascos.

A partir de esa visión, no he dejado de pensar y de observar jóvenes de 15 ó 20 años (con dos dedos de frente) andando (bajados de la bici) con la bici por las aceras, mujeres con cierta edad que están acostumbradas a ir en bici, jugándosela entre una villavesa y un coche con mucha prisa, patinetes que no se atreven a ir por la calzada (solo un inconsciente se atrevería), jóvenes que andaban en bici y ya les escucho hablar de comprarse la moto o el coche... ¡Pues qué bien! Más polución, más gasto para la familia y más inquietudes y miedos.

¿Cuál es problema de hacer como en Donosti (ciudad a la que voy muy a menudo y gratamente) un carril para todos estos vehículos y que recorra las principales vías de Iruña? ¿Ya lo saben, verdad, que el hacerlo evitaría futuros accidentes?

No puede ser que en algún momento se haya apostado (espero que no) por hacer un metro en Iruña y no seamos capaces de hacer un simple carril bici que recorra toda la ciudad en las vías principales, que son 5 ó 6, no ese carril con interrupciones continuas que han hecho, esta calle sí, luego te bajas de la bici, luego otra vez te vuelves a montar...

No hace falta que se nos note tanto lo poco europeos que somos, disimulen un poco, por favor, y póngannos ya ese carril tan necesario, no vaya a ser que lo lamenten algún día.