El nuevo nazismo: exterminio

10.02.2020 | 01:27

El resurgir de una nueva ideología política en Occidente está exterminando la vida y los derechos del hombre. Es similar al nazismo por los rasgos que la caracterizan: el desprecio por el pobre y migrante, y el ansia desmesurada de poder, más económico en nuestros días. Su revulsivo son las nefastas relaciones del magnate americano con otros líderes como Johnson, Bolsonaro y Li keqiang. Con Johnson, para desmembrar a la Unión Europea, garante de los valores culturales de derechos humanos. Su amistad con Bolsonaro, en el exterminio expansivo en la Amazonia, sirviendo a las propias multinacionales; y sus nefastas relaciones con Li Keqiang en una güera económica sin precedentes. Todo en aras de la mentira de mayores niveles de bienestar y su enemigo a exterminar: el pobre, al igual que eran los judíos los causantes de todos los males.

La dominación en un Imperialismo económico sin control se evidencia en la guerra de aranceles y nuevas tecnologías de EEUU y China (también en China, la falta de libertades básicas con afán de dominar y su consecuencia en millares de heridos). Esta lo caracterizan otros exterminios: el exterminio de los bosques para explotar los recursos naturales, y el de sus poblaciones indígenas, concretándose también por el deseo de comprar Groenlandia, y la Indiferencia por el calentamiento global para invadir el Ártico.

El desprecio por la vida se manifiesta como xenofobia y odio racial en relación a los miles de migrantes que mueren en el Mediterráneo: Salvini y la frialdad de la UE, el racismo floreciente en EEUU, el cierre de fronteras y deportaciones en Inglaterra y EEUU. Son muestras de esto. Así, no nos quedemos indiferentes. Esta corriente arrastra los mismos valores que los que postula la extrema derecha. O se está a favor o en contra. Y la única forma de pararlos es hacer entre todos un esfuerzo para crear un mundo más comprometido desde las ideas de progreso y libertad.