Carta a la presidenta de Navarra

22.10.2020 | 00:41

Tengo casi 60 años. Por tanto he sufrido el fin de la dictadura, el llegar a una sociedad que decimos democrática, crisis, crisis, más crisis, tiempos benévolos, más crisis y ahora una pandemia.En todo el recorrido vital, a quienes tienen mucho les ha ido bien, muy bien o menos mal. Al resto mal, muy mal o peor. Con tanto varapalo estamos con los lomos encallecidos, y por eso aguantamos tanto varazo, mascullando entre dientes nuestra desdicha.Le puedo garantizar que si la gestión económica y social que hemos sufrido estos últimos años se hubiera hecho en los años 70 del siglo pasado, ustedes, la clase política, lo hubieran pasado realmente mal. Le explico el porqué: estábamos tan endurecidos por pasarlo mal –en épocas tan duras– que lo poco que teníamos eran valores sagrados. Solidaridad, lealtad, capacidad de sacrificio, en aras de los compañeros sin distinción de sexos. Esa era nuestra escuela. Esa era nuestra verdad.El rescate de la banca, salvando a todos los que jugaron con dinero ajeno, fue un escándalo que pocas consecuencias judiciales ha tenido. Al pobre Lute lo metieron a la cárcel por robar 3 gallinas.Por último, cómo están, todos ustedes, gestionando la pandemia es inaceptable. Llevamos desde el mes de marzo padeciendo criterios totalmente cambiantes, y las más de las veces ridículos, pero afectando a nuestra maltrecha economía.En sus últimas decisiones siempre se ha atacado a la hostelería. Uso la expresión atacar con todo el sentido.Mientras los urbanos que ustedes gestionan se llenaban cada día de pasajeros sin las más elementales medidas de control, todos y cada uno de los locales de hostelería han tenido que implementar medidas para garantizar la seguridad de los clientes. Ese esfuerzo se ha visto recompensado con limitación al 50 % de capacidad. Posteriormente, imposibilidad del servicio de barra, salvo que fuese antes de las 12 de la mañana –esto es muy lógico ya que el covid este es inteligente, pero no gusta de madrugar y solo trabaja a partir de esas horas–.Por último, deciden que solo un 30% de aforo y cierre a las 22 horas, y como colofón cierre total de la actividad, de momento para 14 días.¿De verdad nadie de su gobierno o usted misma se va a marchar a casa por no estar cualificados para el trabajo a desarrollar?