Triste y decepcionado

29.10.2020 | 00:49

Tengo 59 años y desde los 16 trabajo en hostelería, oficio que amo y que disfruto ejerciendo. A raíz del cierre de los establecimientos hosteleros el pasado 22 de octubre, acudo desde entonces a diario a la concentración de la Plaza del Castillo para protestar en contra de las medidas adoptadas por el Gobierno de Navarra con respecto a la hostelería.No obstante, siento una gran rabia y decepción cada vez que me encuentro a poco más de 300 personas cuando llego a la concentración, siendo muchas de ellas, por cierto, familiares, amigos y clientes, no hosteleros (y a quienes doy gracias por el apoyo). ¿Dónde están los 18.000 trabajadores y trabajadoras de la hostelería que hay en Navarra? Quizá el motivo de la bajísima asistencia radique en la situación del sector en Navarra antes de la pandemia: convenios, salarios y condiciones laborales.Pero dejemos los motivos para otra ocasión. Lo que ahora importa es que tanto empresarios como trabajadores luchemos juntos y consigamos volver a nuestros trabajos, que es lo que queremos y necesitamos. Dicen que la unión hace la fuerza, así que unámonos, acudamos todos y todas a diario a la Plaza del Castillo de Pamplona, a las 12 del mediodía, para luchar por nuestros puestos de trabajo.Por otro lado, aprovecho también para pedir a la Sra. Chivite que llame a su camarada Pedro Sánchez y medie para resolver el asunto del pago de los ERTE, ya que hay muchas familias sin ingresos que aún no los han cobrado. Desgraciadamente, esas familias no tienen el dinero ahorrado que tienen ustedes, los políticos, gracias a los impuestos que pagamos todos. Ahorros y sueldos excesivos e inmerecidos, vista la incapacidad para gestionar y solucionar los problemas de sus ciudadanos. Deberían ser ustedes los que se van al ERTE, nos harían un gran favor.