Museo Carlista

02.12.2020 | 00:54

Hay un desencuentro desde la inauguración del Museo Carlista que no beneficia a ninguna de las partes. Ni al Gobierno de Navarra, ni al Partido Carlistas ni, desde luego, a la Merindad de Estella.¿Qué problema hay en tener en consideración las quejas y aportaciones realizadas por el Partido Carlista? Se ganaría en conocimiento y respeto a la historia de esta tierra y al movimiento político más antiguo de Europa, el cual se encuentra actualmente muy incómodo en este museo.El hecho más grave de desprecio y manipulación de la historia es, quizá, el decreto de unificación que aparece en el museo, un decreto propiciado y firmado por el dictador Franco en el que se junta la Falange con el Partido Carlista, algo que nunca fue aceptado por el carlismo. Las interpretaciones deben ser hechas por los profesionales de la historia, nunca por los gobiernos de turno y los partidos de turno. En este sentido también hay que decir que IU/EE no es nadie para imponer su visión de la represión del franquismo o de la República en el museo. Su reivindicación es legítima, pero que la plantee en un posible museo de la República y que tenga verdadera memoria histórica.Por último, no es entendible la negativa que se nos ha dado por parte del Museo en la que se nos niega celebrar ahí una conferencia sobre el músico Iparaguirre en el bicentenario de su nacimiento.

noticias de noticiasdenavarra