Yo flipo

25.03.2021 | 00:27

Y no es por ningún efecto secundario del covid-19. Llevamos un año de pandemia y aquí el que no corre vuela: obispos vacunándose los primeros para poder retrasar su llegada a la otra vida. Infantas hacen turismo para colarse en lo mismo€ Y políticos tránsfugas que cambian de partido como si fueran cromos con tal de seguir chupando de la teta del Estado. ¿Por qué no dejarnos de trifulcas políticas y acabar de una vez con el problema número uno? ¿Qué cuál es? No es Pedro Sánchez ni el coletas, no es Bárcenas ni Ayuso, ni tan siquiera el auge de la ultraderecha, el independentismo o los negacionistas, el mayor problema se llama pandemia. Muchas vidas se ha llevado y las que seguirá llevándose si no nos andamos con cuidado. Entre todos vamos a acabar de una vez con este maldito bicho. He aquí algunas propuestas que no llegan a oídos de nuestros políticos: 1. Liberar todas las patentes de las vacunas para el covid-19. Los gobiernos sufragaron la investigación de las farmacéuticas, ya han obtenido suficientes beneficios. 2. Vacunación masiva 24 horas al día, 7 días a la semana, en todo tipo de espacios y locales municipales (polideportivos, estadios de fútbol, hogar del jubilado, etcétera). 3. La obligatoriedad en la vacunación puede acarrear problemas legales, pero con el negacionista podría hacerse igual que cuando un esquiador tiene un accidente fuera de pista: por ser imprudente que pague los gastos derivados del accidente (rima y todo). 4. Presionemos a los lobbys farmacéuticos para que llegue la vacuna a los países más desfavorecidos.¡Ah! Un fuerte abrazo a la familia de Juanita, que echaba de menos mis cartas y nunca más podrá leerlas.

Más información