Sobre el parque de la Magdalena

15.09.2021 | 01:19

Nosotros, vecinos y vecinas del barrio de la Magdalena, queremos aportar nuestra opinión ante la polémica surgida sobre el futuro nombre del parque ubicado en términos de nuestro histórico barrio. Como cualquier pamplonés medianamente informado debe saber, el actual barrio de la Txantrea nació en terrenos del barrio de la Magdalena. La mayor parte de aquellos hortelanos, ganaderos, agricultores, molineros, curtidores, etcétera, habitaban en las zonas cercanas al Arga y al Camino de Santiago, y mayormente tenían sus tierras de cultivo de cereales, garbanzos..., en la zona de cultivos de secano que comprendía la Txantrea, Kaskallueta, etcétera.Cuando hacia los años 50 del pasado siglo surge la urbanización de las casas, calles, plazas, viales, etcétera en aquellos terrenos y cascajeras de nuestra querida Magdalena, se optó por la denominación barrio de la Txantrea, cuando en realidad debiera haber mantenido el nombre antiguo y original como ha pasado en todos cuantos casos nos rodean: Burlada, Rotxapea, Artika, Antsoain, Berriozar, Barañain, Villava-Atarrabia, Mendillorri, Etxabakoitz, Lezkairu, etcétera.En ningún caso de todos los citados el nombre antiguo fue usurpado por un topónimo menor salvo en este caso. En todos estos pueblos y barrios la aparición de cientos y cientos de construcciones no supuso la pérdida de su nombre.Así pues, las zonas construidas y urbanizadas pasaron a denominarse como Txantrea.Por lógica histórica, todos esos campos y terrenos de labor agrícola sobre los que se está construyendo el parque son y han sido siempre terrenos de la Magdalena y, por tanto, debe llamarse, en justicia, parque de la Magdalena. Esta es una deuda histórica de la ciudad con nuestro antiquísimo y peculiar barrio.La denominación de parque del Camino de Santiago no deja de ser otra imposición que margina, otra vez, la historia de la Magdalena. Cierto es que por nuestro barrio pasa el Camino Jacobeo, pero también pasa por otros lugares de nuestra ciudad y no se usurpan los topónimos por los que atraviesa.La denominación de parque de Irubide tampoco hace justicia. Debemos de recordarles a quienes lo proponen que es el topónimo más moderno de toda la Magdalena. Surgió en 1918 para denominar la casa de recreo del pamplonés Serapio Dutor, pasando de denominar simplemente una casa a, posteriormente, un conocido bar, e incluso a un instituto cercano (Padre Moret). Por tanto, dicho nombre ni es adecuado ni sería justo trasladarlo a un emplazamiento tan lejano como el actual parque en construcción, con el que nada tiene que ver. Sería algo así como llamar Lagun Artea a la zona de Alemanes; ni más, ni menos.Nosotros, como vecinos y vecinas, creemos de justicia que no se nos vuelva a invisibilizar, ni por unos ni por otros, por ello proponemos el nombre de parque de la Magdalena como el nombre más adecuado, respetuoso y justo.

noticias de noticiasdenavarra