Legítima defensa

11.05.2022 | 00:35
Legítima defensa

Enrique Maya, alcalde de Pamplona por Navarra Suma, 28% del censo electoral, Alejandro Toquero, alcalde de Tudela por Navarra Suma, 29%. Koldo Leoz, alcalde de Estella-Lizarra por EH Bildu, 18%. Jesús Arrizubieta, alcalde de Tafalla por EH Bildu, 17%. Y finalmente, María Chivite, presidenta de la Comunidad Foral de Navarra por PSN, 15%.Independientemente de nuestra elección de voto, difícilmente se nos ocurriría afirmar que estos ediles, o la presidenta, no están legitimados para representar a los ciudadanos de su correspondiente circunscripción.Pues bien, la Plataforma 0-3 ha llamado a la huelga en las escuelas infantiles de Navarra, y 55 de las 103 han secundado el paro indefinido. O sea, un 53% de las escuelas. Y no olvidemos que secundar una huelga implica sacrificios muchos más duros que depositar un voto.Aun así, parece que se cuestiona su legitimidad para representar a las trabajadoras de las escuelas infantiles. Así lo hace el consejero de Educación, el señor Gimeno, negándose sentarse con la plataforma. También lo hizo la excelentísima alcaldesa del Valle de Egües, Amaya Larraya, en el pleno celebrado el 3 de mayo, donde cuestionó abiertamente la legitimidad de la Plataforma para representar a las trabajadoras.Si una huelga consigue un apoyo varias veces superior al que consiguen los partidos políticos que gobiernan nuestras regiones y nuestras ciudades, igual es que se han ganado el derecho a representar a las trabajadoras el ciclo 0-3. Igual resulta que la legitimidad no es un problema. Que más bien el problema es la defensa que hacen de los derechos de las familias a dejar a nuestro hijos e hijas en una escuela con ratios decentes y con trabajadoras en condiciones dignas.

noticias de noticiasdenavarra