Mentiras sobre las becas, otra vez

09.02.2020 | 14:04

Los titulares publicados con fecha 6 de junio en Diario de Navarra ("Navarra se queda con el dinero de la excelencia de alumnos de la UNAV") y en la página web navarra.com ("Denuncian que Barkos confisca los premios otorgados por el Estado a los alumnos navarros más brillantes") no responden a la realidad, y manipulan, una vez más, el tema de las becas a estudiantes universitarios que se conceden en Navarra.

La asociación Educación, Esfuerzo y Excelencia 3E, autora de este bulo, reincide, una vez más, en su ataque a la gestión de las becas por parte del Departamento de Educación, mintiendo nuevamente. Haría bien en acudir a los Tribunales, como ya lo hizo con el recurso contra la convocatoria de becas para el curso 2016/2017, y, como recordamos, fue desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra en la sentencia nº 000108/2018.

Procedamos de nuevo, pues, a analizar lo que la Asociación 3E incluye en su denuncia, así como ya lo hicimos ante las mentiras que Navarra+ lanzó en su campaña electoral y que respondí en un artículo publicado en DIARIO DE NOTICIAS con fecha 8 de mayo de 2019.

Las becas del Gobierno de Navarra son complementarias de las concedidas por el Estado, es decir, el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra complementa la beca del Estado a todos los alumnos y alumnas, sean de la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra u otras universidades públicas y privadas. En otras palabras, compensa lo que reciben los estudiantes en la beca del Estado, basándose en una convocatoria propia que adecúa los umbrales de renta a la realidad socioeconómica de Navarra y adapta los conceptos de becas por transporte, residencia o comedor a las condiciones geográficas específicas de Navarra. El Gobierno de Navarra no "se queda" ni "confisca" nada; lo que hace es compensar, es decir, pagar por encima de lo que aporta el Ministerio. De esta forma, este concede lo mínimo, y el Gobierno de Navarra lo complementa con una convocatoria a la que se han dedicado en este último curso académico un total de 4.300.000 euros.

Esta convocatoria -navarra- permite, por ejemplo, que estudiantes con una renta familiar que supera los umbrales de renta fijados por el Ministerio reciban, sin embargo, beca por el mismo concepto en Navarra. Posibilita, igualmente, que la ayuda de 1.500 euros por rentas bajas se incremente (hasta 1.800) en la convocatoria foral debido a una mayor flexibilidad y adecuación de los umbrales de renta a la realidad socioeconómica de Navarra, a diferencia de otras comunidades autónomas, afortunadamente.

Por otra parte, conviene recordar, ya que la Asociación 3E centra sus críticas en la supuesta "discriminación" al alumnado de la Universidad de Navarra, que dicho alumnado disfruta de un periodo transitorio con mayores coeficientes multiplicadores de la ayuda de matrícula a los estudiantes que ya habían iniciado sus estudios con el sistema anterior. Asimismo los coeficientes multiplicadores para estudiar en la UN en estudios que no existen en la pública son también superiores a los ordinarios. Dicha medida se introdujo para ayudar a las familias navarras cuyos hijos e hijas se encuentran en esta situación. Bien es cierto que hablar de "coeficientes multiplicadores" (en definitiva: que se paga más proporcionalmente) es un concepto cognitivamente más complejo, y, por tanto, más restringido en público, que las falsas informaciones propugnadas por la Asociación 3E.

Por otra parte, el Estado introdujo algunas modificaciones en la convocatoria de becas para el curso 2018/2019, una de las cuales está ligada a la excelencia en el rendimiento académico: entre 50 y 125 y euros, según la nota media para los solicitantes con umbrales de renta 1, 2 y 3.

En la convocatoria del Gobierno de Navarra existe también un concepto de excelencia académica que no se compensa con ningún concepto de las becas del Ministerio, por lo que una alumna o alumno excelente de 1º o 2º de grado de cualquier universidad puede cobrar las dos ayudas, la del Ministerio (hasta 125) y la del Gobierno de Navarra (hasta 400 euros). El alumnado de 3º (el de cualquier universidad) no lo cobra porque es una medida introducida paulatinamente y se irá implantando. Esa es la razón por la que los del 3º curso no cobran esta ayuda, y no por ser de la Universidad de Navarra.

Conviene señalar, por último, que ambas convocatorias, tanto la del Estado como la autonómica, son supervisadas por una comisión de seguimiento cuya presidenta es la directora general de Universidades y en la que participan, como vocales, representantes de Hacienda, Alta Inspección de Educación, familias, estudiantes y representantes de las dos universidades, así como técnicos del Departamento de Educación.

En conclusión, los autores de este bulo, y quienes los difunden sin antes contrastar su veracidad, hacen un flaco servicio a los/as propios/as estudiantes y sus familias, propagando mentiras y datos manipulados que inducen a confusión en las familias. Desde el Departamento de Educación hemos procedido a cambiar, y ordenar un status quo que estaba claramente desequilibrado en la concesión de ayudas, precisamente a favor de las personas cuyos privilegios no están ahora dispuestas a perder. Tenemos una gran responsabilidad en la distribución equitativa de los fondos públicos que proceden de los impuestos de la población navarra. Dejen de mentir y manipular, y hagamos entre todos una sociedad más culta y solidaria. Empecemos por dejar que los y las estudiantes dediquen su tiempo a aprender y a construir un mundo más y mejor informado, y menos manipulable.

La autora es directora general de Universidades y Recursos Educativos