No son momentos para la indiferencia política

05.04.2022 | 00:38
No son momentos para la indiferencia política

suele ser habitual que antes de cada ciclo electoral aparezcan formaciones con cantos de sirenas que se dicen "apolíticas". A veces, deslizan la impresión de que su llegada solo tiene un objetivo, que pasa por salvar de las garras de la política al municipio en cuestión.

Como digo, cantos de sirenas para intentar deslucir a quienes defendemos nuestro trabajo bajo el mimbre de las siglas de organizaciones centenarias. Según su parecer, solo quien "actúa por amor a su pueblo, desapegado de los grandes partidos políticos, es capaz de trabajar por y para el municipio".

Al otro lado, el engranaje, el esfuerzo, la unión y coordinación de personas que permiten mirar a un horizonte amplio para avanzar y cumplir con nuestros pueblos, con Navarra. Desde este escenario, quiero contar lo que para mí significa militar en un partido, en este caso, mi partido, el PSN-PSOE. Cada persona asume su militancia según su conciencia, respetando las normas y la opinión de las demás. Así que lo siguiente es solo mi opinión personal, aunque intento centrarme en los puntos más evidentes que compartimos la gran mayoría.

"Militar". La palabra tiene diferentes connotaciones, alude a asuntos marciales y algunos pueden pensar que suena un poco anticuada; quizá, pero la historia tiene su importancia y nosotros nos quedamos sobre todo con el compromiso inquebrantable por los ideales de la justicia, igualdad, libertad y solidaridad. Valores de la vida misma y por los que, de hecho, muchos han dado la suya propia. Así que la primera razón de la militancia es esta: adherirnos a unos principios y valores, y por supuesto, querer defenderlos.

Pero estos ideales infranqueables hay que plasmarlos en políticas concretas, desde la administración local más pequeña hasta la más alta institución regional, nacional o europea, adaptadas a los tiempos, a las expectativas de las personas y a las circunstancias económicas y sociales. En definitiva, sumar para construir juntos y mantener al día un programa ambicioso, realista, eficaz y útil, que pueda recabar el respaldo de una mayoría de ciudadanos y ciudadanas para lograr que beneficie a toda la sociedad.

El tercer pilar de la militancia es el activismo social. El PSN-PSOE está conectado con otros movimientos (asociaciones, ONG, fundaciones, asambleas populares, incluso ciudadanos que actúan a través de sus grupos de amigos o familiares...) mediante el acuerdo, la negociación y el dialogo para ayudar a quien lo necesite. El propio partido constituye también una red de solidaridad entre sus miembros.

El PSN-PSOE tiene la vocación de gobierno y tiene presencia en las instituciones, para lo que cuenta con una fuerte base municipalista. Las agrupaciones locales son sus ojos y sus oídos. Son los detectores de las necesidades en primera línea y gracias a los que los socialistas podemos llevar a cabo los programas políticos con lo que defender los citados valores humanistas.

Quiero poner en valor, porque lo creo firmemente, a todos aquellos compañeros y compañeras, que en cada rincón de Navarra muestran su voluntad de mejorar la vida de las personas, de sus vecinos y vecinas, ya sea desde su concejalía o como militante de base. En los momentos mas duros de nuestra democracia, en los años del plomo, permanecieron firmes defendiendo la libertad y el progreso. Y que, en los últimos años, ante la deslegitimación de la política, la de su partido, han sido una auténtica resistencia al continuar al frente en la defensa de los mismos principios y valores que nos guían, la justicia, igualdad, libertad y solidaridad.

Vivimos momentos difíciles, vemos un avance de la ultraderecha en Europa y en España. Movimientos políticos que nos recuerdan las sombras más oscuras de nuestra historia y ya los tenemos en las instituciones.

No son momentos de la indiferencia política. No es momento de quedarse en la barrera, no es momento de arrugarse políticamente. Es tiempo de poner pie en pared, de dar un paso al frente, que desde los valores mas profundos consigamos hacer prevalecer, el progreso y reforzar nuestra democracia. No podemos retroceder en derechos y libertades que con tanto esfuerzo y tiempo nos costó conseguir.

Por todo ello, animo a todas las personas lectoras que sienten inquietud y ganas de aportar a la sociedad, que sienten que es el momento de dar un paso al frente, que comparten unos valores fundamentales de compromiso con la democracia y la libertad... que se acerquen a las organizaciones políticas. Si es al PSN-PSOE, podrán encontrar un partido comprometido y dispuesto a seguir reforzando la democracia, transformando y mejorando nuestra sociedad, con una visión de futuro y progreso constante hasta los estándares más altos de convivencia.

El autor es secretario de Militancia y Acción Local de Tierra Estella de la Comisión Ejecutiva Regional del PSN-PSOE

noticias de noticiasdenavarra