“sería una falta de respeto no celebrar el gol ante mi afición”

goleador rubén garcía se mostró satisfecho con su tanto y por el esfuerzo y el trabajo del equipo

07.02.2020 | 07:56
Torres, Thomas y Rubén García celebran el gol de este último.

pamplona - Rubén García, autor del tanto de la victoria ante su exequipo, el Sporting de Gijón, se mostró "muy contento" tras el partido por el triunfo del equipo. "Más allá de mi gol, estoy contento por el trabajo del equipo. Desde el primer minuto hemos sido superiores. El gol ha venido de manera más aislada, de falta, pero hemos creado muchas ocasiones, sobre todo en una segunda parte en la que hemos sido mucho mejores", expresó el atacante rojillo.

García achacó esa mejoría que se vio en el equipo en la segunda mitad a que los jugadores sabían que en otros partidos les había podido faltar "ese empuje y esa presión" para dar un salto de calidad.

Con respecto a la falta de la que vino el gol, en la que se le vio charlando con Roberto Torres antes del lanzamiento, García aclaró que no hubo ninguna discusión, sino que Torres le animó a lanzarla. "El viernes estuvimos tirando faltas y no se si metí seis de siete. Yo la quería tirar y Rober me ha dicho que la tirara, que la iba a meter. Se me ha pasado por la cabeza tirarla por debajo de la barrera, porque el año pasado también practicaba con Diego de portero y quería engañarle, pero el golpeo me ha salido perfecto y ha entrado", dijo García.

También quiso hablar de la polémica que se generó tras celebrar el gol ante su exequipo, a pesar de que el atacante ya había avisado antes del partido de que si marcaba lo iba a celebrar. "Delante de mi afición, creo que sería una falta de respeto no celebrar el gol. Evidentemente, le tengo el máximo respeto al Sporting, es un club al que siempre estaré agradecido, pero creo que hoy, después de una derrota y de que tuviera varias ocasiones de gol me hacía falta quitarme esa espinita. Por eso lo he celebrado", explicó García.

Por su parte, Oier Sanjurjo, capitán de Osasuna, afirmó que el equipo se quitó un peso de encima con la victoria ante el Sporting, y destacó la importancia de dejar la portería a cero. "Veníamos con un peso en la mochila y nos lo hemos quitado, porque creo que el equipo ha sido superior al Sporting. Queríamos conseguir mantener la portería a cero. Hoy (por ayer) se han dado las dos cosas. Hemos sido eficaces arriba y hemos dejado la puerta a cero. Defensivamente el equipo ha hecho un gran trabajo y estando ordenados tácticamente robamos más balones en campo contrario para atacar mejor. Tenemos que seguir en esa línea", comentó Oier.

También quiso referirse a la ausencia de cánticos desde graderío sur, aunque afirmó que el equipo salió centrado en lo suyo, aunque "siempre se nota" si falta eso. "Nuestra afición, con ese graderío sur que anima con más ahínco, te da un plus. Pero sabíamos de la importancia de este partido y hemos salido a lo nuestro", dijo el capitán rojillo.

Unai García, uno de los mejores en el día de ayer, aseguró que son tres puntos que el equipo necesitaba "como el comer. Ha sido un partido muy complicado porque en frente teníamos un rival importante. La primera parte ha sido muy igualada, con un par de acercamientos cada equipo. En la segunda hemos dado un paso adelante, también con la ayuda de la gente, y hemos conseguido tres puntos importantísimos", analizó. "Yo digo siempre que sólo los futbolistas y los que han sido futbolistas saben de la importancia de la cabeza en el fútbol, y nosotros necesitábamos ganar. Ha podido parecer que no se ha sufrido mucho pero, cuando estás en una dinámica mala, necesitas ganar", sentenció.

Por último, Kike Barja también quiso destacar la solidez defensiva del equipo: "Creo que el estar sólidos en defensa ha hecho que luego llegara el gol". En cuanto a la jugada polémica en la que cayó en el área y acabó siendo amonestado tras las protestas, Barja dejó claro que, en su opinión, fue penalti. "Para mí es un penalti muy, muy claro. Lo que pasa es que la jugada es muy rápida. Yo me tiro mal y me levanto rápido, y yo creo que al árbitro es eso lo que le hace pensar que no es penalti, pero es un pisotón clarísimo, que además podía ser la segunda amarilla para el lateral del Sporting", opinó.