OSASUNA la actualidad

Juan Villar: “Los delanteros vivimos del gol, y si ves que las cosas no salen te desesperas un poco”

entrevista | el onubense, a las puertas de conseguir el ascenso a primera división, hace balance de los nueve meses que lleva en osasuna

09.02.2020 | 07:44
Juan Villar posa en la esquina de uno de los campos de entrenamiento en Tajonar.

El onubense, a las puertas de conseguir el ascenso a 1ª, hace balance de los nueve meses que lleva en Osasuna.

pamplona - Fonéticamente hablando, su apellido podría describir el juego de habilidad que se practica sobre una mesa rectangular cubierta por fieltro verde con un reborde de goma y que consiste en golpear con la punta de un taco una bola, generalmente de marfil, con el fin de introducirla en un agujero. Homófonamente, Juan es Villar y guarda una cierta comparación con el billar, puesto que él, como delantero que es, también golpea con los tacos una pelota, en esta ocasión de cuero, sobre un manto verde para meterla en un agujero.

El onubense recaló en Osasuna el pasado mes de julio con el único objetivo de dejar a un lado las lesiones que le mantuvieron apartado de los terrenos de juego en Tenerife. Ahora, nueve meses después, no solamente disfruta del momento, sino que pugna con Roberto Torres por ser el máximo goleador del equipo.

A estas alturas de temporada, a falta de cinco partidos para que termine el campeonato regular, se puede decir que Juan Villar acertó en fichar por Osasuna...

-Sí, está claro. Ya dije en la presentación que era una oportunidad muy buena para mí, tanto en lo deportivo como en lo personal y no la podía dejar pasar. Sabes que vienes a un club como Osasuna, que está llamado a pelear por los puestos altos, pero nunca te esperas que te salga un año como el que hemos hecho. Para mí, en lo personal, ha sido el mejor año en lo deportivo, creo que he vivido un año increíble en el que han salido los resultados y me he encontrado muy bien. Por ello, el cambio ha sido para bien.

¿Qué le convenció del proyecto?

-Gran parte de la decisión de venir aquí fue por Braulio, porque ya lo conocía y ya sabía qué pensaba sobre mí. Y, además, si te viene un club histórico como Osasuna, con el peso que tiene en Segunda División, ves que es una oportunidad que no puedes dejar escapar.

Entonces, el conocer a Braulio, de su etapa en Valladolid, fue el motivo para decantarse por esta opción...

-Sí, está claro. Es una persona que siempre ha creído y ha apostado por mí y en lo personal es algo más que un director deportivo, porque ha sido siempre una persona muy cercana que me ha dicho las cosas tanto para bien como para mal y eso en el mundo del fútbol se agradece.

Tras un año en Tenerife, en el que las lesiones le dejaron fuera de los terrenos de juego, esta temporada parece que le han respetado.

-Sí. Es cierto que este año me estoy encontrando muy bien. Creo que no he tenido prácticamente lesiones y he podido estar a disposición del míster durante casi todos los entrenamientos y partidos. El entrenamiento, el día a día y el estar con el equipo hace que tengas continuidad y que lleguen los resultados. Y este año están llegando.

El día de su presentación dijo que fue difícil adaptarse a la isla. ¿Cómo ha sido su adaptación a Pamplona?

-Estuve hace unos años en Valladolid y lo asemejo bastante a lo que es Pamplona. Más o menos es una ciudad parecida, muy cómoda, en la que se vive muy bien. Pero donde se da un salto es en el club, que está muy bien estructurado y te adaptas fácil. Me encuentro muy a gusto y la familia, que es lo importante, también se ha adaptado bien.

A los pocos días de llegar mencionó que el vestuario le había acogido muy bien, y durante el año cualquier miembro de la plantilla lo ha ido calificando como una familia.

-Sí, somos una familia dentro del vestuario. Hemos hecho una piña, nos conocemos todos y sabemos qué nos podemos decir y qué no. Sabemos que si uno le echa la bronca a un compañero eso se va a quedar en el vestuario y eso es fundamental. También hemos tenido momentos muy complicados durante la temporada y los hemos sacado.

Y, para poner la guinda, en El Sadar cayó de pie. Debut en casa y gol.

-La verdad que jugar de local en un campo como es El Sadar, ante una afición como es la de Osasuna, y tener la suerte de marcar gol fue un debut soñado. Creo que El Sadar es un campo mágico tanto en Primera como en Segunda y hacer un gol con la afición de tu lado fue espectacular.

A pesar de que al equipo le costó arrancar...

-Sí. El inicio no fue bueno, pero tanto el míster como los jugadores sabíamos que teníamos que creer en esa idea porque los resultados iban a llegar. Teníamos que conocernos todos los jugadores porque alguno llegó más tarde y al final eso requiere tiempo.

¿Se llegaron a imaginar por aquel entonces que en mayo estarían liderando la tabla y con pie y medio en Primera División?

-Si te soy sincero, te diría que no. Es cierto que lo mejor que teníamos era la unión del vestuario, y que el comienzo no fue tan bueno como nos hubiera gustado. Nos vimos en una posición en la tabla con pocos puntos y en ese momento no nos hubiéramos imaginado llegar al tramo final de Liga como hemos llegado.

Además, los resultados les avalan. Dos derrotas, en Las Palmas y en Tenerife, en 22 encuentros.

-Después de Navidad o, incluso antes, el equipo arrancó y estamos haciendo unos números espectaculares en casa y fuera los estamos acompañando con empates o victorias. Estamos demostrando que no estamos donde estamos por casualidad.

Destaca además su aportación goleadora, con 11 dianas, a 1 del pichichi, Roberto Torres.

-Estoy muy contento. Creo que al final el trabajo, el día a día y la continuidad en el equipo hace que del trabajo llegue su recompensa. Estoy bien y quiero seguir en esta forma.

Últimamente desde fuera da la impresión de que se desespera al fallar una ocasión. ¿Ha podido tener ansiedad al no marcar?

-Bueno, es cierto que los delanteros vivimos del gol, y si ves que las cosas no salen como quieres te desesperas un poco. Pero hay que seguir trabajando porque creo que los resultados van a llegar. Es cierto que igual ahora estoy pasando por una racha en la que no estoy haciendo goles como lo estaba haciendo en el resto de la temporada, pero sabemos que son rachas que se rompen en cuanto menos te lo esperas.

Puede jugar en todas las posiciones de ataque, pero ¿en cuál se encuentra más cómodo?

-Siempre he dicho que al final me encuentro cómodo donde el míster me ponga. Lo importante es saber qué es lo que quiere el míster de mí en cada posición.

Por lo que se ve desde fuera, juegue uno u otro, Arrasate tiene enchufada a toda la plantilla.

-Eso es fundamental para hacer el año que estamos haciendo. Tener a 22 jugadores enchufados, que en cualquier momento pueden salir al campo en lugar del que lo hace más habitual, es esencial en Segunda División si quieres llegar al final con opciones.

Además, el equipo ha recuperado esa conexión con la grada que perdió la temporada pasada.

-Eso, cuando llegamos aquí, era uno de los primeros objetivos que teníamos que lograr. Este año creo que el equipo ha ayudado mucho a que la afición se enganche gracias al estilo de juego, y por eso se están viviendo tardes espectaculares.

A eso hay que añadir que el equipo no ha perdido en casa en Liga.

-Por supuesto. Está claro que gran parte de lo que estamos haciendo es por el empuje que está dando la afición, porque hemos tenido partidos muy complicados que hemos sacado a la mínima gracias al empuje y el aliento que te da hasta el final.

Ahora al equipo le toca descansar, por el partido ante el Reus, que puede venir bien de cara al tramo final de campeonato.

-Está claro que a la altura a la que estamos nos viene bien para descansar, estar con la familia y desconectar un poco para volver luego con las pilas cargadas de cara al final.

Y, después, el Ramón de Carranza, un estadio que conoce bien.

-Es, junto a El Sadar, uno de los estadios más espectaculares en los que he jugado. Es una gozada disfrutar del ambiente del Ramón de Carranza, de su gente. Es una afición espectacular, muy semejante a la de Pamplona. Creo que vamos a un campo muy bonito en un momento en el que podemos dar un salto espectacular e incluso terminar de lograr el objetivo, que incluso sería mejor.

En los últimos meses, entrenador y jugadores se han referido al ascenso como "lograr el objetivo". ¿Da miedo pronunciar esa palabra?

-Yo, hasta que no lo tenga, no voy a decir que hemos ascendido. La Segunda División es tan compleja, tan complicada que nunca sabes cuándo vas a concretar la fecha para lograr el objetivo, que sabemos que es terminar entre los dos primeros y lo vamos a intentar hasta el final y nos queda dar el último paso.

Dijo Arrasate después de ganar al Albacete que la sensación que tenía el equipo era como estar a 5 de julio, ¿cómo es ese ambiente que hay en el vestuario?

-Bueno, al final es un ambiente de que estamos cerca del objetivo, que queda poco y lo tenemos muy cerca y queremos cerrarlo.

Entiendo que este fin de semana no se alejarán mucho del televisor...

-No, está claro que vamos a estar pendientes de los resultados, porque, si se dan, vamos a ser equipo de Primera División.

Siguiendo con esa metáfora de quitar hojas al calendario y el 5 de julio, ¿qué le han contado sus compañeros sobre San Fermín?

-Te cuentan que son una gozada y eso que yo los he seguido por televisión. Es un ambiente espectacular, que se vive mucho porque es muy de aquí y tengo ganas de vivirlo.

Volviendo a Juan Villar, tras diez años compitiendo entre Segunda y Segunda B, parece que le va a tocar el turno de jugar en Primera.

-Estamos cerca. Creo que estamos cerca todo el equipo. En cuanto a lo personal, espero que este año tenga la oportunidad de jugar en Primera División, donde están los mejores jugadores del mundo.

Una categoría en la que ya se han confirmado los descensos de Rayo y Huesca, equipos que ascendieron la temporada pasada.

-Es una categoría muy igualada en la que es complicado llegar y mantenerte. Y si estamos en Primera División el año que viene vamos a tener muy difícil mantener la categoría, pero ahora el equipo está muy bien y lo que queremos es centrarnos en el objetivo y cuando lo logremos ya pensaremos en el año que viene.

el protagonista

Nombre. Juan Villar Vázquez.

Fecha de nacimiento. Cortegana (Huelva), 19-05-1988.

Debut liguero. Primera División, jornada 1. Betis-Recreativo de Huelva (0-1) el 31-08-2008.

la cifra 11 goles ha marcado Juan Villar hasta la fecha, igualando los 11 que consiguió Roberto Soldado, último debutante con Osasuna en alcanzar los dos dígitos.

trayectoria

EquipoTemporadas

Recreativo de Huelva2008-2009

San Roque de Lepe2009-2010

Recreativo de Huelva2010-2012

Cádiz2012-2015

Valladolid2015-2017

Tenerife2017-2018

Osasuna2018-2019

en corto

Jugadores de la plantilla que más le han sorprendido: Los jóvenes: Luis Perea y Javi Martínez.

El más bromista del vestuario: Brandon.

Los más puntuales: Aridane y Oier.

El más impuntual: Brandon.

¿Es fácil aislarse del fútbol? Sí, por supuesto. Desde que he tenido la niña, al llegar a casa solo pienso en ella y en mi mujer.

¿Qué hace en su tiempo libre? Me gusta conocer sitios y disfrutar de la naturaleza.

Qué prefiere, ¿el clima de Huelva o el de Pamplona? Tiro para casa, el de Huelva.

¿Y la comida? La de Pamplona.

¿Libros o series? Series.