Osasuna Promesas asciende a Segunda División B

Un triplete de Barbero hace que Osasuna Promesas regrese a la categoría de bronce tras superar al filial del Cádiz en la eliminatoria de ascenso directo

09.02.2020 | 13:05
Jugadores de Osasuna Promesas celebran un gol.

Un triplete de Barbero hace que el equipo rojillo regrese a la categoría de bronce tras superar al filial del Cádiz.

C. A. Osasuna Promesas: Iñaki Álvarez, Samuel Goñi, Endika, Javi Lizarraga, Iker Berruezo, Dani Santafé (Aranguren, m. 90), Oier Calvillo, Moncayola, Barbero, Jose Hualde (Aitor Lorea, m. 86) y Mikel Yoldi (Pablo Lizarraga, m. 84).

Cádiz C. F. "B": Cristian, Iván, Braganza, Cubero (Hinojosa, m. 26), Moisés, Sergio (Chapela, m. 72), Javi, Duarte, Seth, Jordi Tur y Peter (Javi Navarro, m. 58).

Árbitro: Andrés Martínez Martínez (C. Riojano). Amonestó a los locales Dani Santafé y Jose Hualde; y por parte visitante a Seth.

Goles: 0-1 (m. 30): Peter. 1-1 (m. 68): Barbero. 2-1 (m. 76): Barbero. 3-1 (m. 82): Barbero.

Incidencias: Unos 3.000 espectadores en Tajonar con motivo del partido de vuelta de la eliminatoria de ascenso directo a Segunda División B. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio.

Osasuna Promesas logró el ascenso a Segunda División gracias a un triplete de Barbero en el segundo tiempo. El Cádiz 'B' se adelantó en la primera mitad, pero los de Santi Castillejo no bajaron la cabeza y siguieron apostando por su fútbol. En el minuto 68, el delantero rojillo cabeceó a gol un buen centro de Samuel Goñi y en el 76 y en el 82, Barbero cazó dos balones rechazados dentro del área para sentenciar la eliminatoria y devolver al filial rojillo a la categoría de bronce.

El inicio del encuentro fue muy bueno por parte navarra. Los pupilos de Santi Castillejo impusieron su ritmo y a los pocos minutos de comenzar, Barbero dispuso de un mano a mano que desbarató Cristian enviado el balón a córner. Tras el saque de esquina, Moncayola probó fortuna con un potente disparo que obligó al meta gaditano a emplearse a fondo para evitar el 1-0. Conforme corría el cronómetro, el Cádiz fue mejorando su versión y comenzó a inquietar la meta de Iñaki Álvarez hasta que, a la media hora de juego, tras un centro de Seth desde la banda derecha, Peter se anticipó a la zaga rojilla y puso por delante a los suyos.

El mazazo el 0-1 hizo que los visitantes terminaran mejor que los rojillos el primer acto, llegándose al descanso con la eliminatoria igualada. Sin embargo, si algo ha caracterizado este año al Promesas es el creer en su idea hasta el final para obtener resultados positivos. Así, tras la reanudación y tras unos primeros minutos muy disputados, los chavales de Tajonar impusieron su juego. Con Iñaki Álvarez aportando seguridad en todos los acercamientos andaluces; con Samuel, Javi Lizarraga, Iker Berruezo y Endika sensacionales en labores defensivas; con Dani Santafé y Moncayola marcando el ritmo del partido; con Oier Calvillo disfrazado de puñal por la banda derecha; con el desparpajo de Jose Hualde por el flanco izquierdo; con la inteligencia de Mikel Yoldi y con un Barbero siempre amenazante en la punta de ataque, el Promesas superó al Cádiz B.

Tras varios minutos de buen juego, el premio del gol llegó en el minuto 68. Los de Santi Castillejo elaboraron una gran jugada combinativa hasta que el balón cayó en las botas de Samuel Goñi en el costado derecho. El lateral envió un centro medido a Barbero, que se impuso a los zagueros y, con un remate de cabeza picado, igualó el encuentro y puso en ventaja a los navarros en la eliminatoria.

El 1-1 no hizo sino espolear a un Promesas que fue mejorando su versión hasta mostrar un fútbol sobresaliente. A falta de quince minutos para el final, Jose Hualde realizó una fantástica jugada personal y asistió a Oier Calvillo, que envió su disparo al larguero. Sin embargo, el esférico recaló en las botas de un Barbero que no perdonó y puso el 2-1. La diferencia en la eliminatoria se aumentó a favor de los intereses osasunistas, pero los pupilos de Santi Castillejo querían más. Y fruto del hambre que mostraron sobre el campo, en el minuto 82, Barbero, que volvió a cazar un balón rechazado dentro del área, sentenció la eliminatoria.

Al final, 3-1 a favor de un Osasuna Promesas que regresa a Segunda División B.