Adrián: “He venido a Pamplona para estar feliz”

Entrevista | el delantero asturiano cuenta los motivos que propiciaron su fichaje por Osasuna y revela su mayor anhelo: encontrar estabilidad

10.02.2020 | 06:09
Adrián posa para la entrevista en Tajonar.

El asturiano Adrián cuenta los motivos de su fichaje por Osasuna y revela su mayor anhelo: la estabilidad.

Pamplona - Uno de los fichajes que más expectación ha levantado este pasado verano en Pamplona ha sido el de Adrián López (Teverga, Asturias, 8/1/1988). El delantero ya está entrando con asiduidad en el once de Jagoba Arrasate tras incorporarse a Osasuna con la pretemporada ya avanzada en un operación que él mismo quiso concretar en persona. "Me hacía ilusión que se cerrase todo bien", comenta antes de asegurar que viene al conjunto navarro para "estar feliz y buscar la estabilidad". "Estoy seguro de que aquí la puedo encontrar y para ello quiero que el equipo haga un gran año", añade. De momento va por el buen camino, tanto él como el grupo.

Ya lleva un mes y medio en Pamplona y en Osasuna, ¿cómo se ha adaptado y cómo se encuentra?

-Bien, bastante integrado ya tanto en el vestuario como en la ciudad. Siempre que llegas a un sitio nuevo es un poco lioso. No he podido hacer la pretemporada desde el inicio y eso ha sido una pena, pero realmente cada día me encuentro mejor. He llegado a un gran vestuario donde ya conocía a Fran Mérida y a Rubén Martínez. Sabía de la piña que había aquí y eso ha hecho que mi adaptación haya resultado mucho más fácil.

¿Cómo vivió los días previos a su fichaje por Osasuna? ¿Estuvo nervioso?

-Tenía ganas de que se hiciera todo. En el momento en que supe del interés de Osasuna en ficharme me hizo ilusión ya que buscaba algo así. Un sitio donde apostasen por mí. Ahora me toca devolver esa confianza que han depositado en mí y hacerlo lo mejor posible en el terreno de juego ayudando al equipo.

Se montó en su coche y se plantó en Pamplona para hablar con Braulio (el director deportivo de Osasuna) y cerrar el contrato, algo poco habitual en el mundo del fútbol profesional.

-Estaba en Asturias pasando un día con la familia y decidí venirme a Pamplona a ver si se cerraba todo bien, así que me cogí el coche y me planté aquí.

Cuando llegó, su fichaje despertó mucha ilusión entre la afición. ¿Se entero de todo eso?

-Lees comentarios de la gente o escuchas cosas y sí que percibí que la gente estaba contenta de que llegase aquí. Eso es un halago para mí y ahora solo me queda devolver ese cariño haciendo un buen trabajo en el campo. Es verdad que tengo una trayectoria que está muy bien, pero lo cierto es que lo único que me importa y tengo en mi cabeza es hacer una gran temporada con Osasuna. Es mi único objetivo.

¿Qué espera de esta temporada?

-Espero estar feliz. Sentirme querido por mis compañeros, por el club y por la gente. Estar feliz con mi familia. Es lo que me gustaría. No he tenido una estabilidad estos últimos años, eso es así, y no han sido fáciles. Pero a todo el mundo le pasa, tiene años mejores y peores en su vida y hay que seguir. Ahora estoy en el sitio adecuado para lograrlo, lo sé.

Se le nota muy seguro...

-Sí, lo pienso. Ojalá pueda ser así. Por eso lo más importante para mí es que sea un buen año para todo Osasuna y que podamos disfrutar todos.

Todo el mundo habla del vestuario de Osasuna. ¿Qué grupo se ha encontrado?

-Muy normal, con gente muy trabajadora y humilde. Tenemos una competitividad muy sana entre nosotros. El míster y el cuerpo técnico también tiene mucho que ver con que haya ese ambiente.

Ese ambiente ayuda, ya que a veces se olvida que los jugadores son personas.

-Tenemos una responsabilidad grande. El club tiene que crecer y eso pasa por estar en Primera División. Para eso tenemos que trabajar muy bien y en ese aspecto todos remamos hacia el mismo lado.

Usted ha estado en muchos clubes de fútbol, cada uno con sus particularidades. ¿Siente que Osasuna es muy diferente como comenta mucha gente o es un cliché que ya se ha normalizado?

-Sí que lo noto. El ambiente que se vive aquí es diferente. En muchas ciudades la gente es del equipo del sitio y de alguno de los grandes. Aquí solo es de Osasuna y eso se nota en la calle y en El Sadar. Me tocó vivirlo como contrario y siempre que venía aquí era muy complicado por el ambiente que había, tanto en el campo como en la grada. Hoy en día el equipo sigue teniendo garra y por eso estamos en Primera. Ahora creo que hemos empezado muy bien y tengo la suerte de vivir este ambiente desde dentro. Es especial, sí.

Ha vivido en ciudades muy cosmopolitas, ¿qué le parece Pamplona?

-Solo la conocía de venir a jugar, pero soy del Norte y me gustan este tipo de ciudades. Tengo que decir que Pamplona me ha sorprendido mucho, pero para bien. Me he adaptado muy bien y mi familia, también.

Aún no ha vivido ningún partido de gran rivalidad, pero ¿qué le parece el ambiente que se está viviendo en El Sadar?

-Tengo gente que ha venido a estos partidos y se ha quedado alucinada con cómo se anima en el campo, da igual el partido que sea. Y eso no se ve en muchos campos. Es una fuerza extra que tenemos y hay que aprovecharla.

¿Conseguir la permanencia esta temporada sería un hito casi al nivel de un título?

-Ese es el objetivo. Luego iremos viendo cómo va la temporada partido a partido. Nuestra mentalidad es ir a ganar cada encuentro y, si no se puede, por lo menos sumar. Hemos empezado muy bien, pero hay que seguir. La Primera División es muy dura y no vale relajarse, aunque nos hemos adaptado muy bien. Hay que seguir creciendo y mejorando. Estoy seguro de que lo vamos a hacer.

La temporada pasada perdieron la categoría dos de los tres equipos que habían ascendido. ¿Qué le dice este dato?

-Está claro que somos un recién ascendido y lo importante es quedarse. Pero nunca sabes. Piensas que un partido es muy difícil, casi imposible de ganarlo, y llega el encuentro y se da de una forma que te beneficia y te lo llevas y puedes vivir una temporada más tranquila, que estaría muy bien. Pero ahora solo podemos pensar en el día a día, en ganar los máximos puntos posibles para poder acumular.

¿Qué posición le gusta ocupar en el campo?

-Me suele gustar jugar detrás del punta. Tampoco soy un delantero puro de área. También me gusta tener movilidad tanto por las bandas como por el centro. Pero me adapto a lo que me pida el míster para cada partido. Lo que tengo que hacer es entrenarme bien para cuando me necesite el entrenador, ya sea para noventa minutos o para cinco.

El espíritu de Osasuna, no solo del equipo, sino del club, es muy de obrero, de mucho trabajo, ¿lo ha notado?

-Se nota y es algo importante. Ese espíritu que el club siempre ha tenido en su historia se nota en los entrenamientos. Los veteranos nos lo inculcan a los que acabamos de llegar y todos intentamos también explicárselo a los más jóvenes. Es una seña identidad que tiene el equipo y no hay que perderla, aunque hay más aspectos del juego que hay que tener en cuenta y que tenemos que mejorar para tener también más registros y soluciones.

¿Y cómo se ve usted en ese registro de brega y trabajo?

-Ya estuve en el Atleti y allí es lo mismo. El trabajo es fundamental, aunque se luchen por otros objetivos. También pienso que hoy en día en el fútbol el que no tenga ese trabajo lo pasa mal. Hay que estar muy bien en todos los aspectos, es primordial.

Con la experiencia que usted tiene, ¿qué opina de la plantilla que tiene Osasuna?

-Que está bien, muy compensada. En todos los puestos hay nivel, tenemos gente con experiencia, físico y calidad. También hay gente que viene pegando fuerte con mucha juventud y que tiene muy buena pinta. Es una buena mezcla. En estos primeros partidos nos ha faltado un poco adelante, pero estamos consiguiendo no encajar goles y eso es muy importante. Lo otro llegará.

Da la impresión desde fuera que si hay una palabra que les define a todos es "hambre". Parece que todos quieren hacer un buen año.

-Sí, y es importante. Así creeremos en nosotros mismos tengamos el rival que sea delante. Es un paso adelante tener un equipo con ese pensamiento.

Biografía

Adrián López. Asturiano, nacido en Teverga hace 31 años. Salió muy joven de la cantera del Oviedo para llegar al Deportivo, donde poco a poco fue haciéndose un sitio. Posteriormente terminó de explotar en el Atlético de Madrid, donde marca un gol muy recordado que da la clasificación para la final de la Liga de Campeones contra el Chelsea en Londres.

Curiosidad. Es el jugador español que más goles ha anotado en una misma temporada en competición europea. Durante la Liga Europa 2011-12 marcó 11 goles que ayudaron al Atlético de Madrid a conseguir el título.

Trayectoria esta campaña. Le costó entrar en el once de Jagoba Arrasate tras cerrar su fichaje en medio de la pretemporada, pero ya ha disputado 4 encuentros con la camiseta rojilla.