Una Liga de contradicciones

Javier Tebas y el director general de la LFP, Javier Gómez, discrepan acerca de las relaciones con Vizcay tras realizar las primeras declaraciones

31.01.2020 | 06:16
Javier Tebas, acudiendo a declarar.

Javier Tebas, el presidente de la Liga, y Javier Gómez, hasta hace unos meses director general de la Liga -dejó de serlo el 31 de diciembre de 2019- e integrante de la LFP cuando comenzó el caso Osasuna con la declaración del Ángel Vizcay -hace cinco años-, certificaron que todo el asunto que se investiga es un embrollo que está dispuesto a enredar no solo a los protagonistas, sino también a actores secundarios. Tebas y Gómez tuvieron un primer encuentro con Vizcay hace cinco años en el que, con la premisa de que iban a hablar con el exgerente de Osasuna sobre la posibilidad de que se intregrara en la Liga en calidad de director de partido, no se trató este tema, pero se pactó un segundo encuentro previo aviso de que algo sonaba mal en Osasuna. En la segunda reunión, se grabó la conversación con la Vizcay que sustentó la denuncia de la Liga. "En la primera reunión, Vizcay ya me contó las cosas y le dije que íbamos a hacer una confesión grabada en la Liga", explicó ayer Tebas, que dijo también que le recomendó que tratase de su situación con abogados, ya que había datos en la auditoría del CSD que le implicaban con asuntos feos. Aquí es donde Tebas y Gómez discreparon, ya que si el primero dijo que los auditores no habían deslizado parte de la auditoría, el segundo relató que esto sí se había producido, como así lo manifestó en la declaración en instrucción. "Sí teníamos información por parte del auditor sobre las facturas", dijo. "No se lo comunicamos a la directiva de Osasuna porque faltaba por terminarse la auditoría, que es cuando lo hacemos". Tampoco el presidente de la Liga y el director de entonces de la LFP expresan el mismo criterio sobre los encuentros con Vizcay para que facilitara información. Tebas sostuvo que le dijo al exgerente que "si contaba todo, le beneficiaría a él y al club", mientras que Gómez fue tajante. "No hablamos de esto porque nosotros no podemos hacer estas proposiciones. No favorecemos ni desfavorecemos (sic) a nadie por nada".

Las capacidades o perfil de Vizcay como candidato a ser uno de los directores de partido en la competición -un puesto que se estaba creando entonces- de un modo u otro estuvo encima de la mesa hace cinco años. Javier Tebas negó que existiera un correo interno de la Liga en rechazara Vizcay. "No hay ningún correo en el sentido de que se le debía rechazar para ese cargo", manifestó Tebas. Javier Gómez tampoco estaba en sintonía. "Sí existía un correo en este sentido", dijo. "Porque cuando empiezas a tener indicios de una situación de éstas no puedes contratar a una persona involucrada, ni más ni menos"

Entre Tebas y Gómez tampoco se pusieron de acuerdo en sus declaraciones sobre las advertencias al exgerente. "A Vizcay se le expresó que podía ser imputado por varios delitos", dijo el primero. Advertencia que al ahora exdirector de la Liga no le consta. - Diario de Noticias