La defensa de Vizcay insiste en que se usaron 1,6 millones para amañar partidos

2012-14 | Dice que el resto de los 2,5 que se reclaman en el juicio se destinaron a Dietas para la directiva de Archanco y a primas para los futbolistas

26.02.2020 | 08:19
Ángel Vizcay, con los abogados Jaime y Juan María Zuza.

Pamplona - Como al exgerente de Osasuna le acusan en este juicio, entre otros delitos, del de apropiación indebida de dinero del club navarro, el abogado de Ángel Vizcay aprovechó la exposición de su informe de conclusiones para insistir en que durante las temporadas 2012-13 y 2013-14 se destinaron 1,6 millones para amañar partidos, algo que ya reconoció su cliente durante su declaración en la vista oral, aunque el letrado Juan María Zuza añadió ayer que el destino del resto de los 2,5 millones que se reclaman en el procedimiento se dedicaron al pago de dietas a los miembros de la junta directiva de Miguel Archanco y de primas para los jugadores del primer equipo rojillo.

El abogado de Vizcay elaboró una análisis pormenorizado del destino de esas cantidades. Detalló que, "aunque no hay acusación de amaños en la temporada 2012-13", 700.000 de los 900.000 euros distraídos durante ese curso se destinaron a estos menesteres en partidos correspondientes a la jornada 35, disputada los días 11 y 12 de mayo de 2013, porque "Osasuna se encontraba en grave riesgo de descenso". Señaló que 150.000 fueron para el Valladolid por ganar al Deportivo (1-0); otros 150.000 para el Betis por batir al Celta (1-0); y 400.000 para el Getafe por dejarse perder en El Sadar contra el conjunto navarro (1-0). Como pruebas principales de todo ello aportó la declaración de su cliente, la credibilidad que le dio a la misma el jefe de la investigación policial, Iñaki Arbea, ahora director de integridad de la Liga de Fútbol Profesional, y el hecho de que se produjeran los resultados pretendidos. De los 200.000 euros restantes explicó que en "este juicio ha quedado claro que se funcionaba con altas cantidades de dinero en efectivo para varios usos y uno de ellos era el pago de dietas a directivos, reconocido por alguno".

Zuza también habló de que en la temporada 2013-14, "con Osasuna otra vez en riesgo de descenso, aunque esta vez, por desgracia, no se salvó", se destinaron 900.000 euros al amaño de partidos. Apoyó en este sentido la tesis de la fiscal y del letrado de la Liga, que un día antes habían defendido con vehemencia que se destinaron 650.000 euros al Betis, 400.000 para que ganara en Valladolid en la penúltima jornada de Liga (4-3) y 250.000 por dejarse perder en Pamplona en la última (2-1), y recuperó otro partido que en su día fue investigado, pero que finalmente fue excluido de la causa: el Espanyol-Osasuna. Recordó que, según su cliente, se pagaron 250.000 euros para pactar un empate (1-1), porque al no estar juzgándose este encuentro se le acusa también de apropiación indebida de este dinero. Del resto de cantidades desaparecidas de las arcas del club en el curso 2013-14, dijo que 400.000 euros fueron para primas a jugadores -algunas contractuales y otras no-, y unos 200.000, para dietas de la directiva, la devolución del préstamo de 600.000 euros de Osés y pagos del club.