Los acusados del caso Vizcay defienden su "inocencia" en el turno de última palabra

Vizcay afirma que "siempre" dijo la "verdad" y Archanco que lleva 5 años "traumáticos sin saber por qué"

28.02.2020 | 13:11
Ángel Vizcay, Diego Maquírriain, Sancho Bandrés, Txuma Peralta, Juan Pascual y Miguel Archanco.

PAMPLONA. El exgerente de Osasuna Ángel Vizcay ha afirmado que en todas sus declaraciones "siempre" ha manifestado la "verdad" con el objetivo de que Osasuna "no saliese perjudicado", mientras que el expresidente del club Miguel Archanco y otros exdirectivos acusados en el juicio por el caso Osasuna han defendido su inocencia y han reclamado una sentencia "justa".

Así lo han puesto de manifiesto los acusados en su turno de última palabra en la última sesión del juicio del conocido como caso Osasuna, que este viernes ha quedado visto para sentencia. El fallo judicial podría conocerse en un plazo menor de dos meses.

Vizcay ha sido el primero en hacer uso de su derecho a la última palabra y ha asegurado que "desde las declaraciones que efectué en la Liga, pasando por la fase de instrucción y finalmente en el acto del juicio oral siempre he manifestado la verdad".

Ha asegurado, además, el exgerente que "en estas declaraciones que he ido manteniendo mi objetivo ha sido que Osasuna no saliese perjudicado".

Por su parte, el expresidente de Osasuna, Miguel Archanco, ha lamentado que ha vivido cinco años "traumáticos, increíbles". "No he entendido nada, no he comprendido nada, me ha pasado mil veces por la cabeza qué le pasó a Vizcay para hacer lo que hizo, no lo entiendo y no lo entenderé. Saldré de esta sala sin saber por qué", ha manifestado.

Asimismo, ha declarado que "me entran unas ganas de explotar, pero al mismo tiempo me digo a mí mismo que no es necesario, me digo a mí mismo 'tú no has hecho nada de lo que debas avergonzarte, ni nada de lo que debas arrepentirte, trabajaste con toda tu ilusión, voluntad y posibles conocimientos', y lo hice por y para Osasuna", ha agregado.

Además, el expresidente ha aprovechado su derecho a la ultima palabra para "aclarar" una cuestión del informe del Ministerio Público en relación con el reintegro del 6 de junio de 2014 que le solicitó Vizcay para "devolver a los prestamistas de los 400.000 euros que se habían trasladado a Sevilla".

"Me dijo que era para devolver a los prestamistas", ha señalado Archanco, para agregar que "en la documentación posterior que pudo comprobar aquí y con motivo de lo que se había aportado para el juicio, comprobé que el 5 de junio, un día antes, Vizcay se había hecho ya una autotransferencia de lo que él había prestado al club para reunir esos 400.000 euros que se mandaron a Sevilla".

Según ha indicado, "las otras transferencias no sé de qué fecha son" y ha manifestado que él "no podía haber hecho esas transferencias porque en la contabilidad no constaban". "Yo difícilmente pude haber observado o comprobado que esas transferencias se habían hecho", ha agregado.

En este sentido, ha manifestado que Vizcay "no había dirigido los 400.000 euros que casi por favor me pidió el 6 de junio al fin para los que me pidió", sino que "destinó 250.000 euros a una supuesta prima al Betis por dejarse perder en Pamplona cuando esto no estaba acordado en ningún caso por la Junta, que nunca había hecho otra cosa que aprobar o convenir 400.000 euros al Betis por ganar al Valladolid; y 150.000 euros que se ha podido comprobar que se le entregaron a Osés para amortizar el préstamo que había entregado a Vizcay, a petición exclusiva de él".

Por otro lado, el exdirectivo Juan Pascual ha señalado que no tiene constancia "en absoluto" de "haber hecho nada que haya podido perjudicar a Osasuna". Y ha destacado que "si en algo me he equivocado, desde aquí pido perdón".

BANDRÉS: "ADMINISTRÉ DE LA MANERA MÁS LEAL"

También ha hecho uso de su derecho a la última palabra el exdirectivo Sancho Bandrés, quien ha remarcado que cuando se incorporó en el año 2012 a Osasuna, el club "estaba a punto de desaparecer y en esas circunstancias me vi encomendado y tuve que dedicarme precisamente a tareas de salvar al club de la desaparición".

Según ha dicho, se dedicó a "actuaciones de relevancia, complejidad y dedicación". Y ha afirmado que le da una cierta "desazón" que "no se haya entendido que en el año 2012-2013 reformulamos las cuentas de los 10 ejercicios anteriores y eso supuso reconocer pérdidas pasadas históricas de cerca de 26 millones".

"Lo que hice es administrar de la manera más leal, honesta, aquello que se me había encomendando. Recibí un club quebrado, a punto de desaparecer. Tengo la sensación de que se me está exigiendo no lo que tenía que hacer, sino muchísimo más. Yo ayudé a salvar el club, para que no desapareciera. No sólo hice todo lo que pude, hice todo lo que debía", ha argumentado.

Asimismo, el exdirectivo Jesús Peralta ha defendido que durante los dos años que estuvo como vocal en la Junta Directiva de Osasuna hizo "lo que creía que debía hacer por el club" y ha asegurado que "jamás he cogido un dinero". "Tras cinco años de haber pasado por prisión sólo pido a la Sala una sentencia que sea justa, que se me juzgue por lo que he hecho, no por lo que radio macuto dice que he hecho", ha declarado.

Por su parte, el exdirector de la Fundación Osasuna Diego Maquirriain ha remarcado que han pasado "1.820 días desde aquel 6 de marzo de 2015" y ha afirmado que soñaba con el día de hoy y este momento y que la sentencia "salga cuanto antes".

"Hoy cuando compraba los periódicos leía en uno de ellos sobre el viaje que cambió la vida de Diego, no sólo cambió la vida de Diego, sino de la mujer de Diego, de los hijos de Diego, de su familia, de la familia política de Diego, de todos sus amigos", ha expuesto Maquirrian, quien ha lamentado que durante estos 1.820 días "hemos sufrido de una manera cruel y hemos vivido en el infierno".

Según ha indicado, no entra otra cosa en su cabeza que no sea la absolución para "comenzar una nueva etapa en mi vida" y ha destacado que Osasuna "ha sido mi vida".

Por otro lado, los dos agentes inmobiliarios acusados en el caso se han limitado a reafirmar "todo lo expuesto por su abogado", al igual que han hecho los exjugadores del Betis Antonio Amaya, Xabi Torres y Jordi Figueras, este último absuelto por la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra este mismo viernes.