El exgerente Vizcay, único responsable de la falsedad y las facturas simuladas

24.04.2020 | 11:24
Ángel Vizcay, exgerente de Osasuna.

 La Audiencia Provincial de Navarra ha impuesto las mayores penas del juicio por amaño de partidos de fútbol al exgerente de Osasuna, Ángel Vizcay, al que se considera único responsable del delito de falsedad cometido con la empresa Flefield y de la creación de tres facturas simuladas para cuadrar las cuentas.

Las tres magistradas de la Sección Segunda han impuesto al exgerente Ángel Vizcay, por un delito continuado de apropiación indebida, 4 años y 3 meses de prisión y 12 meses de multa con cuota diaria de 40 euros.

Por dos delitos de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con un delito de falsedad contable, le imponen 2 años de prisión y 9 meses de multa con una cuota diaria de 40 euros por cada uno de ellos.

Además, le imponen una pena de 5 meses de prisión, además de 11 meses de inhabilitación especial para ejercer como gerente o similar en asociación deportiva, y una multa de 325.000 euros por un delito de corrupción deportiva.

Al expresidente Miguel Archanco y al exdirectivo Jesús Peralta, le imponen una pena 3 años y 8 meses de prisión y 9 meses de multa con cuota diaria de 40 euros por un delito continuado de apropiación indebida, y otros 2 años de prisión y 9 meses de multa con una cuota diaria de 40 euros por un delito de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con un delito de falsedad contable.

También se les impone una pena de un año de prisión y dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo directivo o similar en cualquier asociación deportiva y multa de 900.000 euros por un delito de corrupción deportiva.

Al entonces vicepresidente de la junta directiva, Juan Antonio Pascual, le imponen una pena de 3 años y 6 meses de prisión y una multa de 9 meses con cuota diaria de 30 euros por un delito continuado de apropiación indebida, además de una pena de 2 años de prisión y multa de 9 meses con cuota diaria de 30 euros por falsedad en documento mercantil en concurso ideal con falsedad contable.

Se le impone igualmente una pena de un año de prisión, dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo directivo o similar en cualquier asociación deportiva y multa de 900.000 euros por un delito de corrupción deportiva.

El extesorero de la junta directiva, Sancho Bandrés, recibe una pena de 3 años y 6 meses de prisión y una multa de 9 meses con cuota diaria de 40 euros por un delito continuado de apropiación indebida, y otra pena de dos años de prisión y multa de 9 meses con cuota diaria de 40 euros por un delito de falsedad en documento mercantil en concurso ideal con una falsedad contable.

A los inmobiliarios Cristina Valencia y Albert Nolla, las magistradas les imponen penas de 9 meses de prisión y 6 meses de multa con cuota diaria de 30 euros por un delito de falsedad en documento mercantil.

Por su parte, los exjugadores del Betis Antonio Amaya y Xabier Torres reciben, por un delito de corrupción deportiva, penas de un año de prisión y dos años de inhabilitación para el ejercicio de la actividad de fútbol profesional, a cada uno de ellos, y 900.000 euros de multa.

La sentencia impone igualmente a los condenados la obligación de indemnizar al Club Atlético Osasuna en 2.340.000 euros, importe al que asciende la salida irregular de fondos durante las temporadas 2012-2013 y 2013-2014.

A ello se añade, en el caso de Archanco y Peralta, un importe de 1.000 euros y de 2.600,80 euros, respectivamente, por las dietas indebidamente percibidas y de 600.000 euros en el caso de Vizcay por un préstamo con destino desconocido devuelto a cargo de las cuentas del club.

Igualmente Vizcay deberá indemnizar a Archanco con 5.000 euros por el daño moral derivado de la falsificación de su firma.