Oier se asoma al 'Top ten': 291 partidos

Histórico / Iguala con Roberto Santamaría como décimo rojillo con más duelos oficiales

12.07.2020 | 01:10
Oier, en plena jugada con Fran Beltrán.

Pamplona – El de ayer no fue un partido cualquier para Osasuna, porque, pese a tener la permanencia matemáticamente asegurada, volvió a la senda del triunfo (2-1 al Celta) tras dos jornadas en las que le había sido esquivo (0-0 contra el Getafe en El Sadar y 3-0 en el Benito Villamarín contra el Betis). Además, los rojillos jugaron por primera vez en su historia un partido oficial en Pamplona por San Fermín, hito que se produjo por el retraso del final de la Liga hasta unas fechas tan señaladas por estos lares por culpa de la pandemia de covid-19. Y para rematar la faena, también resultó un choque especial para su capitán, Oier Sanjurjo, que en el duelo en el que se midió al que fuera su equipo en la campaña 2011-2012, un Celta al que llegó cedido por Osasuna y al que ayudó a subir a Primera, disputó su partido oficial número 291 como rojillo, asomándose al top ten del ranking histórico del club.

Con su participación en el choque de ayer, el estellés adelantó en la clasificación a Enrique Martín Monreal, que ahora queda 12º con 290 partidos, y, a nada que Jagoba Arrasate le alinee en alguno de los dos encuentros de Liga que le quedan por disputar a su equipo (contra el Barcelona en el Camp Nou este mismo jueves y ante el Mallorca en El Sadar el domingo 19 de julio), una posibilidad que no resulta nada remota, Oier pasará a tener en propiedad y en solitario el décimo puesto de un ranking que sigue encabezando Patxi Puñal, con 513 partidos y una ventaja abismal con respecto a su más inmediato perseguidor, Javier Castañeda, segundo con 388 duelos.

El resto de plazas cabeceras de la lista histórica de los futbolistas que en más ocasiones han defendido la elástica de Osasuna en partido oficial (en cualquier competición) las ocupan jugadores de la talla de César Cruchaga, Eugenio Bustingorri, José Manuel Echeverría, Miguel Flaño, Josetxo Romero, César Palacios y José Mari Lumbreras, todos ellos ya retirados, mientras que Oier, a sus 34 años (los cumplió el pasado 25 de mayo), sigue en activo y el pasado verano ya se aseguró su continuidad en el club hasta al menos junio de 2021. Es decir, que al estellés aún le queda carrete (habrá que ver hasta cuándo) para seguir escalando posiciones, y además será el capitán de Osasuna cuando el club celebre su centenario, en Primera División, concretamente el próximo 24 de octubre.

Para encontrar el primer partido oficial de Oier Sanjurjo como jugador del primer equipo de Osasuna hay que retroceder hasta el 12 de diciembre de 2007, fecha en la que fue titular en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey en el que los rojillos derrotaron al Mallorca en El Sadar (2-0, aunque el conjunto balear remontó en la vuelta con un contundente 4-0). Fue Ziganda el entrenador que le dio la alternativa y desde entonces no ha parado de acumular participaciones con el primer equipo de Osasuna en casi todas las posiciones (central, lateral, centrocampista e incluso mediapunta), con la excepción antes citada de su cesión al Celta en la temporada 2011-2012. Tal vez por eso, por su pasado celeste, que siempre ha reconocido que le marcó, no celebró el tanto de Arnaiz, que complica la permanencia a un Celta ante el que Oier se asomó al top ten de la historia rojilla. Y lo que queda por llegar.