Subcampeón de presupuesto

- Osasuna ha sido el segundo mejor equipo que se ha gastado menos en Primera
- Ha mejorado la posición de ocho rivales con mayor gasto para sus plantillas

29.07.2020 | 01:22
Los jugadores de Osasuna, saludando en uno de los partidos sin público en El Sadar.

pamplona – En esta temporada para sentirse orgulloso, a Osasuna le salen los números bonitos por casi todas partes, no solo en lo estrictamente deportivo, sino también si se cruzan también cifras económicas con el rendimiento que ha dado el balón.

En esta campaña del gran retorno a la máxima categoría, del aterrizaje entre los grandes con estilo propio y maneras como para tener esperanzas en el futuro, Osasuna tiene mucho que lucir porque con un equipo sin fichajes estelares, con una base de la plantilla del año anterior, con acierto en las contrataciones y rendimiento que no tiene que ver con lo que se pone de la chequera, se ha colado en la zona alta de la clasificación. Ha habido mano del entrenador para estimular a los futbolistas, como ojo en los técnicos para fichar a jugadores con perfil para este fútbol ambicioso y a todo trapo.

En la Liga de los presupuestos –la de los gastos permitidos a los clubes para sus plantillas tras la finalización de los movimientos del mercado invernal–, Osasuna sería el subcampeón por lo que ha gastado. El conjunto de Arrasate es el segundo mejor clasificado en la Liga con el límite de gasto más bajo para jugadores –38,8–. Solo el Granada, el equipo revelación, se ha encaramado por delante de los rojillos en este ranking de plantillas a partir del poderío económico –37,8–. Osasuna, por ejemplo, también se ha quedado a un punto del Valencia que tenía 177 millones de euros para fichar, es decir, casi 140 millones más que los rojillos. Un buen ejemplo de la locura del fútbol y de la gran campaña firmada por aquí.

Los rojillos –décimos–, los segundos mejores modestos detrás de los nazarís –séptimos–, han concluido además mejor clasificados que ocho equipos con más dinero para conformar sus plantillas. Un punto por encima del Athletic –103 millones para poder fichar–, tres sobre el Levante –54 millones–, diez puntos por encima del Eibar –47– o a once puntos de distancia del Betis, que con 102 millones de gasto para su plantilla estuvo hasta las últimas jornadas coqueteando con el descenso. El Valladolid, con el tercer límite salarial más bajo de Primera, es el tercero de la Liga de los menos dinero y ha logrado la permanencia, cosa que no ha hecho el Mallorca, con el gasto más bajo en jugadores y que ha descendido.

Pero donde escuecen todavía más los números es por la parte más baja, en el último puesto, por ejemplo. Espanyol, que ha puesto a 27 años en la máxima categoría con el equipo más caro de su historia y que empezó jugando además en Europa League, que se gastó 40 millones de euros en fichajes en el mercado de invierno –con las llegadas de Raúl De Tomás, Embarba y Cabrera–, que es el noveno equipo en salarios, ha concluido la Liga con 25 puntos y se ha marchado a Segunda.