Braulio pide perdón por el altercado

POLÉMICA / EL DIRECTOR DEPORTIVO MATIZA EL ACTA PERO ASUME QUE SU COMPORTAMIENTO FUE "INEXCUSABLE"

24.12.2020 | 01:01
Braulio Vázquez, junto a Luis Sabalza, con la camiseta de su renovación hasta 2022.

pamplona – Braulio pidió perdón por su "comportamiento inexcusable" en la zona de vestuarios del Martínez Valero el pasado martes, en la comparecencia para hablar de su renovación hasta 2022. Los incidentes ocurridos tras el pitido final del partido ante el Elche fueron el tema central de la rueda de prensa. "No tengo excusa, hablo en mi nombre y en el de Cata, pedimos perdón. Es obvio que son momentos de mucha tensión, en los que nos estamos jugando mucho y duele ver lo que estamos viendo semana tras semana", se disculpó el director deportivo de Osasuna.

Tras reiterar que no excusa su comportamiento, Braulio relató cómo al bajar a los vestuarios fue viendo "a Unai con la cabeza abierta, a Roberto Torres con el árbitro, a Íñigo desolado tras su expulsión y a Darko totalmente desatado". "Intenté tranquilizar a los jugadores e igual el que me tenía que haber tranquilizado era yo. De todo lo que podía haber pasado, doy mi sanción por buena si pude ayudar, dentro de lo incorrecto de la situación, a que no sancionaran a ninguno de nuestros jugadores o miembros del cuerpo técnico".

En cuanto a la redacción del acta, Braulio reconoce que se dirigió a De Burgos Bengoetxea diciéndole "es una vergüenza", pero asegura que el altercado no fue con el colegiado, sino con Antonio Barragán, jugador del Elche que el propio Braulio fichó para el Valencia en su etapa como director deportivo del conjunto ché. "Tuvimos una discusión fuerte, es cierto, pero terminó todo con un beso. El momento de tensión fue grande, pero el altercado no fue con el árbitro", explicó.

El director deportivo de Osasuna reconoció que tendrá que "modificar" sus comportamientos, pero que no va a "cambiar" ya que vive "con mucha pasión a Osasuna". Preguntado si aceptaría un castigo por parte de la entidad, ha afirmado que "si llega, asumiré la sanción del Club. Yo puedo salir perjudicado pero no el club".

También anunció que Osasuna ha presentado un recurso por la segunda cartulina que vio Íñigo Pérez, que le valió su expulsión, al entender que "es una situación suficientemente manifiesta" para que tenga una resolución favorable al club rojillo.

sin movimientos en el mercado Braulio también comentó que es "muy difícil" que en el mercado de invierno haya movimiento en Osasuna, tanto en incorporaciones como en salidas. El director deportivo del club rojillo explicó que considera que la plantilla ha mejorado respecto a la temporada pasada y que la situación económica no permite más gasto.

"Veo muy difícil que pase algo. Lo único que pido es que estemos todos sanos, siendo así el entrenador tendrá muchas opciones" apuntó Braulio. "Creo que hemos reforzado bien al equipo, y lo digo ahora en la situación que estamos", valoró.

En el apartado de posibles salidas, y teniendo en cuenta que Osasuna tiene una plantilla amplia, Braulio apuntó que este año es muy "distinto y complicado", por lo que no considera que en esta ocasión se pueda hablar de plantilla larga. "Te caen cuatro jugadores por covid y ya no es tan amplia. Tenemos la Copa, se pueden hacer cinco cambios por partido... Igual que otros años reconozco que es mejor tener una plantilla más corta, creo que este año no es un problema tener una plantilla larga".

agradecido por la confianza Braulio agradeció "de corazón" al presidente que "en una situación como la actual se renueve la confianza en el proyecto deportivo". "Creo que es algo que dice muchísimo de este club. Cuando se dice que Osasuna es diferente no son solo palabras".

noticias de noticiasdenavarra