Osasuna no fichará en el mercado de invierno pese a la marcha de Raúl Navas

Los técnicos consideran que la demarcación de central cuenta con suficientes elementos en la plantilla

27.01.2021 | 18:17
Raúl Navas, en el entrenamiento de esta mañana con el Cartagena.

Osasuna no va a incorporar a ningún defensa tras la salida de Raúl Navas al Cartagena. De hecho, la única operación que maneja en estos momentos la directiva es la cesión de Quique Saverio. El futbolista de origen ecuatoriano tiene varias ofertas encima de la mesa y Osasuna está analizando con el atacante cuál es la mejor para su proyección y también para los intereses del club.

La marcha de Raúl Navas –que se ha vinculado con el conjunto murciano por lo que queda de temporada y otra más– afecta a una demarcación que los técnicos consideran que está suficientemente cubierta con los integrantes de la primera plantilla y la incorporación si fuese necesaria de Jorge Herrando. En el primer equipo se encuentran Aridane –que afronta ya la recta final de su recuperación tras su lesión muscular–, Unai, David García y Facundo Roncaglia, habida cuenta de que el argentino tiene como primer perfil el de central pero sus excelentes condiciones físicas le han permitido jugar en los dos laterales. También Oier se contempla como una medida de urgencia para el eje, así como Juan Cruz. El lateral izquierdo también ha jugado como central zurdo.

Osasuna no tiene previsto que haya incorporaciones a su plantilla en este tramo final del mercado de invierno –ayer se le asignaba una pretendida propuesta para hacerse con los servicios del central del Valencia Eliaquin Mangala, oferta inexistente–, entre otras cosas porque no hay capacidad económica en el club para afrontar cualquier operación de interés.

En el caso de Quique Saverio, el club está valorando con el atacante varias propuestas, incluso del extranjero. Las intenciones con el atacante son las de realizar una cesión que le permita tener minutos y opciones para seguir progresando. Quique Delgado Saverio nació el 19 de junio de 1999 en Génova, pero de origen ecuatoriano, regresó muy pronto al país sudamericano. El extremo llegó a la Masía la temporada 2015/16 procedente de la UE Cornellà. Osasuna lo fichó el pasado verano y tiene contrato con el conjunto navarro hasta junio de 2023.