El convoy capitaneado por Rubén García llega a Polonia con ayuda para los refugiados ucranianos

"Vamos con mucha ilusión de traer gente y poder darles cariño", afirma el futbolista de Osasuna - El deportista ha pensado incluso en las mascotas de los más pequeños y ha comprado transportines

25.03.2022 | 14:00
Declaraciones Rubén García

Rubén García, jugador de Osasuna, asegura estar con "mucha ilusión" de poder traer a una treintena de refugiados ucranianos que recibirán una gran dosis de "cariño" tras una experiencia que el valenciano recordará "para siempre". El futbolista rojillo se ha comprometido con víctimas de la Guerra de Ucrania, muchas de ellas civiles.  

En un día duro para el grupo que capitanea Rubén García, tras ocho horas de viaje sobre las 17.00 horas ha llegado hasta Varsovia en una complicada travesía, en la que ha pensado incluso en las mascotas de los pequeños refugiados, para las que ha comprado transportines especiales, como se puede ver en uno de los vídeos. Tras descargar la ayuda en la capital polaca la expedición regresará el domingo a Pamplona tras hacer noche en Alemania con los 30 refugiados que huyen de la invasión de su país.

Según cuenta en vídeo el propio Rubén García, el grupo formado por cinco furgonetas y trece personas cuenta con un conductor ucraniano Bohdan Koshovsyy y un enfermero,  Ion Telleria, ya que regresarán con un grupo de 12 niños y una embarazada de 7 meses.

Ion Telleria, enfermero aficionado de Osasuna, explica que "cabía la posibilidad de que una mujer embarazada pudiera dar a luz en el trayecto hasta Pamplona y nos preparamos con el material necesario para afrontar esta situación"


La columna se compone de cinco vehículos cargados de alimentos, medicamentos o ropa. Dos conductores por cada coche. El futbolista viaja junto a su novia y su primo: "El primer tramo conduje como 1.000 kilómetros y después cambiamos. Me gusta conducir y lo estoy llevando bastante bien".

 Bohdan Koshovsyy es ucraniano y el grupo lo ha seleccionado para liderar la ruta de ida y vuelta ha Varsovia. " La vuelta a Pamplona se puede complicar, esperamos que salga todo bien y podamos volver pronto a casa", afirma el conductor.

Llegada a Varsovia

El convoy, ya en la capital polaca ya ha descargado todo el material recogido durante estos días en una nave custodiada por el ejército polaco. Tras tener una primera toma de contacto con los ucranianos, partirán rumbo Pamplona, a donde llegarán el domingo: "Buscaremos romper el hielo rápidamente porque es lo más incómodo tanto para ellos como para nosotros. Queremos tranquilizarles y que se sientan más seguros".

La iniciativa

La idea de esta acción surgió después de que el futbolista se inspirase tras una visita de uno de sus vecinos, quien había hecho el miso viaje días antes: "Me comentó lo que había hecho, vi su sensación de gratitud y me vi con la necesidad de ayudar a esta gente de alguna forma. Pensé en hacer algo a nivel particular y gestionarlo desde Pamplona, pero lo comenté con mi entorno y nos lanzamos con la iniciativa".

"Conlleva una responsabilidad. No se trata de hacer un viaje a Polonia con cuatro amigos, traer gente y listo. Tienes que saber gestionar bien qué personas vienen a Pamplona, con qué familias van a estar y si van a tener casa", cuenta el jugador a pocos kilómetros de la frontera polaca tras retomar el viaje a las 6 de la madrugada de este viernes.

Agradece la gestión que han realizado diferentes ONG para coordinar todo y el apoyo de familias de acogida: "Son iniciativas que son de alabar".

"En un primer momento se lo comenté al Departamento de Comunicación de club para que hablarán con la directiva. Osasuna es una entidad muy grande en Navarra y la idea era que esta gente encontrara una alternativa en el club: poder entrenar a las tardes o buscarles otro tipo de deportes como danza, baloncesto o clases de castellano", ha anotado sobre la relevancia de su equipo en este tipo de asuntos.

¿Cómo encajó el club la iniciativa de Rubén?

El '14' rojillo rememora cómo fueron las sencillas negociaciones con el club para recibir el permiso de viajar: "En todo momento me pusieron facilidades. Al principio tuvieron sus dudas porque yo venía con unas molestias físicas y dudaron sobre la exigencia física de tantas horas de conducción, pero hablé con Arrasate para ajustar los entrenamientos y no me puso ningún tipo de problema".

"Él prioriza mucho más la parte emocional y entendió que iba a volver con las pilas mucho más cargadas", añade sobre el encuentro que mantuvo con el entrenador de Berriatua.

"Hay que ser conscientes de que hay mucha gente inocente que está sufriendo a la que hay que ayudar", reflexiona sobre una acción que le servirá "de ahora en adelante para ayudar en otro tipo de causas".

García piensa que "por desgracia" la historia mundial se encuentra en un siglo en el que "siguen pasando muchas injusticias de todo tipo, no solo a nivel de guerras, sino en general".

"A nivel de sociedad, esta guerra está siendo más mediática y nos ha llegado un poco más por todas las imágenes y vídeos que nos llegan mucho más fácil y rápidamente", manifiesta el futbolista.

"Notamos esos sentimientos a flor de piel. Es importante dejarnos llevar por los sentimientos que tengamos, pero tendremos que mantener esa frialdad para no mostrar esa debilidad que ellos no necesitan ahora mismo. Requieren de fuerza, sonrisas y de transmitirles tranquilidad a la vuelta", indica el deportista sobre cómo deberán recibir a los afortunados.

noticias de noticiasdenavarra