Veinte años del 'Aserejé'

Solo superada por el incontestable éxito de la aún presente 'Macarena', en bodas, bautizos y comuniones, la universal sonata de las hijas de El Tomate sigue siendo dos décadas después la segunda canción más escuchada en castellano de todos los tiempos. Muy por encima del 'Despacito' de Luis Fonsi, o del 'Waka waka' futbolero de Shakira. Por ello, y para conmemorar tan lucrativa efeméride, las hermanas Muñoz ya preparan una gira por toda Europa.

28.03.2022 | 09:57
Unas coloridas Ketchup, fotografiadas en la gala MTV de 2002, el año del 'Aserejé'.

Un divertido (y bailongo) estribillo lo cambió todo el 10 de junio de 2002: Aserejé-ja-dejé, de jebe tu de jebere seibiunouva majavi an de bugui an de güididípi. Y aquel verano feliz de comienzo de milenio se transformó en eterno. ¡Inmortal! Especialmente para Pilar, Lola y Lucía Muñoz, las tres majísimas hijas del icónico cantaor El Tomate. Su festivo sencillo, Aserejé, se convirtió en solo días, semanas, en una de las canciones más exitosas de la historia en todo el mundo, ya que vendió más de diez millones de copias y fue número uno en más de veinte países. Y lo hizo contra todo pronóstico, pues Manuel Ruiz Queco, compositor y productor del tema, utilizó muy ingeniosamente y en forma de parodia una técnica muy poco usada hasta el momento, pero que le dio total resultado: componer el estribillo utilizando la primera estrofa de la canción Rapper's Delight. Eso sí, traducida fonéticamente al español. ¡Tal cual! Una jugosa fórmula que situó al indescifrable poema, calificado por muchos ñoños como satánico, en el puesto 100 de las canciones más vendidas en la historia de la música a nivel mundial, según Media Traffic.

Pues bien, veinte años después del éxito de su recordada canción veraniega, Las Ketchup celebrarán este 2022 una gira por todo el Estado y por distintos países europeos que arrancará este mismo sábado, 26 de marzo, en el madrileño festival Horteralia. Como pueden intuir por su nombre, dicho salseo musical reunirá a artistas como Azúcar Moreno, Leticia Sabater, Rebeca y María Jesús y su acordeón. El mamarracheo, sin duda, está garantizado. Tanto como aquel agosto de 2002 en el que los bares de Benidorm llegaron a reproducir dicha sonata hasta una docena de veces al día. O dicho de otro modo: en 372 ocasiones resonaron sus acordes en la calurosa noche alicantina. Al menos, así lo recuerdan las malas lenguas.

Un éxito irrepetible que esta misma semana, en la revista Pronto, ha rememorado Pilar: "Para nosotras es un orgullo seguir en activo y recordar el éxito del Aserejé. Seguimos con la misma ilusión y ánimo de siempre y lo demostramos con alegría en los escenarios. Es una gran satisfacción ver que nuestras canciones se bailan en muchos países. Es algo que, quieras que no, te asombra". 

noticias de noticiasdenavarra