Una moda para comérsela

La Navarra Fashion Week 2021 pone su punto final con una atractiva unión entre moda,estilismo y gastronomía repleta de grandes nombres del panorama estatal y local

24.10.2021 | 18:00
Una moda para comérsela
Nada malo puede salir de la fusión entre los primeros espadas del diseño estatal con lo mejor de la gastronomía y el estilismo navarro. Y lo que salió ayer por la mañana de Baluarte fue algo excepcional. El conocido como Trending Chef ejerció como perfecto broche de oro con el que la Navarra Fashion Week puso fin a su exitosa edición de 2021. Ha sido sin duda un evento con un significado especial para el sector y la familia de la moda y del comercio en Navarra después de unos meses muy complicados por la pandemia.

Las combinaciones de estilismo, moda y gastronomía volvieron a sorprender a todos los presentes con una fusión mágica entre los trabajos de los profesionales que se dieron cita ayer por la mañana en Pamplona. Los diseñadores estatales fueron los encargados de presentar un diseño en forma de vestido que inspiró por un lado a los cocineros para presentar su plato y por otro a los estilistas para realizar un peinado basado en ambos. en el plato y el diseño.

Así, los equipos de trabajo quedaron dispuestos de la siguiente manera: Lisseth + Juan Carlos Armas + Mixtura, Jose García + Angel Schlesser, Martín Iturri, Antonio Garrido+ Isabel Zapardiez + Juan Carlos Ferrando, Edurne Senosiain+ Pedro Palmas + Gorraiz, Voga Estilistas + Maison + Masa Verduarte, Hmotion + Eder Aurre +Mentica, Ramiro Mata + Maria La Fuente+ Enrique Martínez, Makeover Logroño + Dolores De La Cierva + Topero, Olga García + Dolores Cortes + Kabo, Sonia Cambronero + Virgina Vald, Adlib Ibiza + Dileti Cake Boutique, Guillermo Del Carmen + Jesús Lorenzo + Rodrigo Osorio y Merche Bilbao + Diazar + Iruñazarra.
 

 


Novatos y veteranos


Para algunos cocineros, como Gorka Aguinaga, del resturante Iruñazarra, esta era la primera vez que mezclaba su trabajo en los fogones con la moda. Y le tocó hacerlo por partida doble y con improvisación incluida, ya que a última hora tuvo que formar parte de un segundo equipo de trabajo: "Ha fallado uno de los cocineros y, bueno, me he ofrecido a improvisar un segundo pintxo ¡Ha sido un poco locura por el escaso tiempo que tenía!". Este chef navarro se mostraba encantado con la experiencia a pesar de reconocer su nula relación con el mundo de la moda. "¿Yo? ¿Que si sé algo de moda? ¡Pero si soy un zarrapastroso y me siguen comprando la ropa mi mujer o mi madre!", aseguraba entre risas desde el backstage de esta Navarra Fashion Week.

"Ha sido un trabajo muy bonito. He hecho pintxos en vez de platos porque es lo que más me gusta trabajar y hemos intentado que fueran de fantasía, es decir, que se pueden comer y, aunque no sean los mejores de melodía, que sean bonitos y espectaculares. Por ejemplo, la creación que hemos hecho para el diseño de Diazar tenía un canutillo que cuando ha soplado la modelo ha salido polvo de oro y bronce. Hemos buscado algo espectacular, un efecto óptico diferente, y como era la primera vez que participaba no tenía muy claro cómo iba a quedar. Pero ha salido todo muy bien", aseguraba satisfecho.

Lo que parece que lleva peor este chef es el tema de salir a saludar a pasarela y los aplausos: "Yo la verdad es que me pongo muy nervioso, pero lo de los aplausos está muy bien. Además venimos del Campeonato de Euskadi y Navarra de Pintxos que hemos recibido una mención especial y también nos aplaudieron. ¡A ver si me voy a acostumbrar!".

Y si para algunos era su primera experiencia, otras como la estilista Edurne Senosiain ya sabían muy bien cómo funciona este exitoso formato de Trending Chef, puesto que ha participado en casi todas las ediciones. "Creo que he formado parte desde el primer año, y la verdad es que es un trabajo muy bonito", aseguraba la creadora navarra. A ella le tocó formar equipo con el chef del restaurante Castillo de Gorraiz y con un impresionante modelazo de Pedro Palmas. El resultado causó sensación. "Si tuviera que buscar una palabra para definir este trabajo sería divertido ¿Cómo no va a serlo? Basándonos en un vestido y en un plato podemos crear lo que nos dé la gana, y eso es una maravilla", comentaba desde el backstage y bajo la atenta mirada de su hija, que le reclamaba para poder disfrutar con su madre de un momento tan especial. "Al final para crear el peinado nos inspiramos mucho en el vestido. Este año el estilo del diseño ha sido años 20 y muy Art Decó, por lo que el peinado lo hemos basado en una onda retro un poco hollywoodiense. Además, el restaurante ha creado el plato en forma de farolillo con un aire muy años 20, con lo que nos hemos compenetrado muy bien".

Después de unas cuantas ediciones a sus espaldas, Senosiain reconoce que ella vive este Trending Chef como un verdadero regalo, al que le cuesta mucho encontrarle una pega: "Te diría que lo único difícil es el tiempo. Tenemos desde las ocho de la mañana hasta las doce para peinar. Que ya sé que parece mucho€ ¡pero luego se queda en nada!".
 

 


Un desfile nada fácil


Espectaculares. Esa era la palabra que se escuchaba una y otra vez ayer en las gradas del Baluarte en la que fue la última jornada de la Navarra Fashion Week. Y lo cierto es que el resultado de la fusión del trabajo de diseñadores, cocineros y estilistas sobre las modelos fue precisamente eso: espectacular. Y eso que en algunos casos no resultaba nada sencillo para ellas desfilar con los platos, pintxos o incluso bandejas en las manos.

Andrea Flores fue una de las modelos protagonistas en el Trending chef. Ella hizo su pase vestida con un vistoso bañador de Dolores Cortes, un peinado con aires tribales de Olga García y una creación del chef del restaurante pamplonés Kabo. "El mío precisamente era sencillo para llevar en las manos, porque era bastante compacto y con forma de cono o de volcán. Pero a otras compañeras les ha tocado otros realmente complicados", aseguraba la modelo. Esta era la primera ocasión en la que Andrea participaba en el Trending Chef y reconocía que la experiencia había sido inolvidable: "Yo solo sabía que iba a llevar un bañadora de Dolores Cortés, no sabía ni cómo iba a ser el peinado ni el plato. Y la verdad es que el resultado me ha gustado mucho".
 

noticias de noticiasdenavarra