Kia Ceed Tourer, capaz de todo

La tercera declinación formal del modelo adopta una silueta familiar clásica, envase que permite habilitar el mayor hueco de carga de la categoría. Disponible desde 14.900 euros, comparte motorizaciones diésel (115 y 136 CV) y gasolina (120 y 140 CV)

08.02.2020 | 22:09
El envase familiar del Ceed luce una estampa clásica y presenta el mejor hueco de carga de su categoría: 625 litros.

La inspiración familiar hace que el Ceed se crezca, dando origen a una variante Tourer con tanta capacidad como sentido práctico. Tras la profunda evolución a la que Kia lo sometió el pasado año, el modelo va desgranando un variado repertorio formal. Así, a la carrocería compacta y al estiloso ProCeed les sigue ahora esta tercera declinación del proyecto, cuya silueta típicamente wagon contiene el maletero más capaz de la categoría; pronto habrá una cuarta interpretación con cierto aire crossover. Kia oferta el espacioso envase Tourer a un precio difícil de mejorar -desde 14.900 euros acumulando todos los descuentos-; lo anima con motorizaciones que ya emplean sus hermanos: diésel con 115 y 136 CV y gasolina de 120 y 140.

El Tourer representa la alternativa funcional dentro de la gama que el Ceed plantea a la clientela. Sus destinatarias son esas personas que, a la hora de buscar un coche fiable y moderno, consideran la capacidad una de sus prioridades. Y desde esa perspectiva, la nueva creación figura por méritos propios entre los candidatos más idóneos del mercado. Los 625 litros de su cofre trasero superan en 97 los ofrecidos por su antecesor y en 31 los de su hermano el ProCeed; también suponen una ventaja de 89 litros en relación al volumen útil del extinto monoespacio Carens, modelo al que parece destinado a suplir.

A diferencia del ProCeed, el Ceed Tourer se explica por sí mismo. Aprovecha a la perfección el estirón de 29 centímetros aplicado al voladizo trasero de ambos para ampliar al máximo el hueco de carga. Obtiene su voluminoso y práctico portaequipajes gracias a un diseño de zaga ortodoxo, que prolonga el techo hasta más atrás de la vertical de las ruedas posteriores. Lo hace manteniendo constante la altura del mismo. Se distingue con ello del ProCeed, que adquiere visos de cupé haciéndolo declinar en la popa, ganando así vistosidad y deportividad a cambio de algo de espacio interior.

Las únicas singularidades estéticas de esta propuesta familiar hay que buscarlas, precisamente, en la retaguardia. Redistribuye los grupos ópticos, monta un discreto alerón en el techo y, claro está, un portón vertical que en el futuro brindará la posibilidad de apertura eléctrica presencial (pasando el pie bajo el paragolpes). La zona de almacenaje, que presenta un nivel de carga bastante bajo, ofrece rieles, ganchos y redes para estibar los enseres a bordo de forma adecuada.

Por lo demás, la puesta en escena del Tourer es semejante a la que lucen los otros Ceed. La concepción interior de esta última generación eleva la consideración del modelo por medio de un diseño más sugestivo y de unos materiales de superior entidad.

Kia también hace progresar el equipamiento, en el que figuran abundantes dotaciones de seguridad y modernas ayudas a la conducción: detección de obstáculos en el ángulo ciego, cambio inteligente de luces, programador de velocidad activo, alerta de tráfico trasero en marcha atrás, asistente para mantener la trayectoria en el carril, etc. El Ceed Tourer asigna esos recursos de acuerdo a cuatro definiciones de producto sucesivas. Propone, por ejemplo, tres tamaños de pantalla para el sistema multimedia (de 5, 7 y 8 pulgadas).

La tarifa oficial del Ceed Tourer queda delimitada entre 20.900 y 31.100 euros. Los descuentos por lanzamiento y financiación implantados por Kia dejan esa horquilla económica en mínimos de 14.900 a 25.812 euros.