Blue Jeans: "Me he pasado de los corazones a los asesinatos"

Blue Jeans, su nombre literario, o Francisco de Paula, el real, acaba de cerrar su trilogía 'La chica invisible' con la tercera novela de la saga 'La promesa de Julia'. Se trata de una historia que se convertirá en serie de televisión.

29.07.2020 | 21:59
Blue Jeans está emocionado por el salto de su saga a televisión.

Está entusiasmado con la deriva audiovisual que ha tomado alguna de sus historias. El club de los incomprendidos se convirtió en película en 2014 y fue un éxito de taquilla. Ahora le toca el turno a su serie más negra, La chica invisible, en la que ha cambiado los corazones enamorados por los asesinatos. No sabe a qué plataforma o cadena está destinada esta nueva serie, pero sí que la producirá Morena Films.

Con La promesa de Julia cierra usted la trilogía de La chica invisible...
Sí, y quién me iba a decir que esta historia, mi novela número 13, se iba a cerrar en medio de una pandemia mundial€

Quizá el número 13 ya indicaba algo.
Ja, ja, ja€ No soy supersticioso y estoy muy contento, con pandemia o sin ella, de que esta historia se cierre, y espero que los lectores estén contentos con el resultado final. El libro lleva poco tiempo en la calle y la respuesta está siendo muy buena.

El libro ha tenido una presentación muy diferente. Usted tiene un número enorme de fans y cada vez que sale uno, las salas donde lo presenta suelen estar llenas de fans, pero en esta ocasión todo ha sido muy virtual.
Este año hemos cancelado o pospuesto 33 firmas, y también durante las semanas de verano tenía prevista una gira por Latinoamérica, pero todo se ha ido al traste. Es lo que hay y tenemos que adaptarnos a los cambios que han llegado, pero lo bueno es que el libro está en la calle. Ya habrá tiempo de hacer firmas y eventos.

¿Ha sentido la tentación de hacer una cuarta entrega de la saga La chica invisible?
No. Siempre pensé en una trilogía y he terminado muy cansado este libro. Quizá me autopresioné demasiado en su día por hacerlo bien y por cumplir con las fechas. He tenido algún que otro bloqueo mental, cosa que nunca me había pasado. Está hecho para que la historia se termine en el punto en el que lo he dejado en La promesa de Julia. Nunca sabes cuál va ser el futuro, pero no me gusta alargar las cosas porque sí. De momento, no va a haber cuarto libro.

Con esta trilogía rompía con su etapa anterior y pasa del rosa al negro, del romanticismo adolescente al thriller juvenil. ¿Ha notado el cambio?
Sí, dejaba un poco atrás los corazones y me he pasado a los asesinatos. Claro que he notado el cambio que me había impuesto, pero me lo he pasado muy bien, me he divertido. He variado algunas que cosas que hacía antes y ahora escribo de una forma más planificada, utilizando una pizarra.

¿No se deja llevar?
En cuestión de personajes me dejo llevar, pero sé cómo va a acabar la novela. En los otros libros me dejaba llevar hasta el final. Ha sido un aprendizaje continuo en los dos años que he estado trabajando esta saga. Al principio tenía la duda sobre lo que podía pensar el lector, pero a día de hoy, estoy muy contento del resultado y de la respuesta que he tenido.

"Este año he cancelado 33 firmas y una gira americana"


Parece que pasar del rosa al negro le ha dado mayor seguridad.
Es un buen titular. Me he dado cuenta de que soy capaz de escribir otro tipo de libros y de que las dudas del principio se han disipado. Al meter la muerte violenta de por medio las tramas se complican, tienen que ser más organizadas. Pero a la vez, la novela tiene que tener otros ingredientes, ingredientes que interesan más al lector. Los lectores están respondiendo muy bien y la editorial ha estado muy conforme con los tres libros.

Escribía en un café, ¿volverá a hacerlo?
Lo han cerrado. Pasó días después de terminar la novela, en enero, y después llegó la pandemia. Tengo que buscarme otra cafetería donde escribir, pero más cerca de casa. El año pasado, me mudé de casa y esta me quedaba un poco lejos, ya que iba todos los días hasta el centro de Madrid y me suponía una hora de Metro. Esta vez me quedaré por Boadilla, que es donde está mi casa.

La productora Morena Films ha comprado los derechos de las tres novelas de esta saga: La chica invisible, El puzle de cristal y La promesa de Julia.
La gente de esa productora se va a poner con los guiones de esta historia y yo aún tengo pendiente una reunión con ellos para ver cuál es mi papel. Ahora lo importante es buscar una plataforma que dé cabida a la saga.

¿Una misión difícil?
Muy difícil. Esa es la labor de la productora y entiendo que es complicado, porque hay una oferta infinita de productos y de historias.

¿Serie o película?
Lo que está previsto es una serie. Son tres libros, el personaje de Julia va evolucionando mucho a lo largo de la historia y es más fácil adaptarlo a una serie. Si se hace una película, genial, pero yo personalmente lo veo más como una serie, y la productora también.

¿Le sorprende el mundo audiovisual?
No. Tengo la experiencia de la película que hizo en 2014 Atresmedia con El club de los incomprendidos. El mundo audiovisual es mucho más complejo que el de los libros y los tiempos son muy distintos. Supongo que lo que aprendí entonces me servirá también para esta nueva aventura.

En una adaptación hay que renunciar a partes de la historia escrita. ¿Le cuesta a usted hacerlo?
Pienso que les cuesta más a los lectores que a mí. Tengo claro que una película o una serie no son un libro. Todos sabemos que el lenguaje audiovisual y el escrito no son iguales. Los guionistas y los actores interpretan una historia, y eso puede darle nuevos aires. No debe cambiar la esencia y es fundamental que no lo haga, pero hay una reinterpretación de lo que tú has escrito. Además, hay otra cosa: tengo la experiencia de El club de los incomprendidos y sé lo bien que le vino la película a los libros. Mucha gente me conoció gracias a la película y luego leyó los libros.

Pero siempre hay un punto de rebeldía por defender la historia y que no se desvirtúe.
A todos los escritores nos gusta que se parezca lo máximo posible a lo que hemos narrado, y hay veces, supongo, en que se logra con mayor y otras con menor fortuna. Yo estuve contento con El club de los incomprendidos. ¿Desvirtuar? Es que si eso ocurre no están haciendo una adaptación, sino otra historia con tus personajes, y eso no debe ocurrir. Pero el que escribe es consciente de que el libro se va a transformar en algunas partes y que se hace para que la historia gane en el cine o en la televisión.

Netflix tiene una serie, Élite, que podría compararse en algunos aspectos con La chica invisible, ¿la conoce?
Esa historia es posterior a La chica invisible. Puede ser que ella haya abierto también sus puertas en televisión. Es una serie de adolescentes que viven como universitarios. Si se hace la serie de La chica invisible será totalmente diferente. En la producción de Netflix las historias ocurren en un entorno de lujo, donde hay muchos millonarios, y los temas que se plantean están muy relacionados con el sexo.

Entonces, nada que ver con su historia.
No. Mis personajes no pertenecen a lujosos círculos de millonarios. Viven en un pueblo y la gente es mucho más humilde. Cuando ocurre un asesinato todo cambia, hay corrillos, hay periodismo de investigación, hay sospechas, hay mucho ambiente de instituto€ En Élite las cosas son mucho más a lo grande.

Pues es una serie que ha tenido y está teniendo mucho éxito.
Y espero que siga teniéndolo. Está muy bien y eso demuestra que hay gente joven que está deseando ver historias cercanas a su edad. No estoy diciendo que la historia de Élite sea peor que la mía, por supuesto que no; son puntos de partida diferentes. Pienso que hay espacio para todo tipo de narrativas. Las plataformas te dan a elegir.

Sus textos suelen ser muy visuales. ¿Tiene siempre in mente que lo que está escribiendo podría convertirse en una serie o una película?
Es muy difícil plantearte que se haga una adaptación. Parece que hay muchas adaptaciones, pero no, se pueden contar con los dedos de una mano. Hay que tener en cuenta el número de personas que escribimos y el número de adaptaciones que se hacen, y de verdad que son muy pocas. Es una suerte que alguien te llame y te diga que está interesado en convertir tu historia en un producto audiovisual. Yo he tenido suerte, pero escribo sin pensar que un libro va a llegar más allá de los lectores. No pienso en espectadores. 

PERSONAL
Nombre real
: Francisco de Paula Fernández González.
Edad: 41 años?(7 de noviembre de 1978).
Lugar de nacimiento: Carmona (Sevilla), aunque paso su adolescencia en Sevilla capital.
Trayectoria: A los 18 años se trasladó a Madrid para estudiar Periodismo en la Universidad Europea. Colaboró en algunos medios y encontró finalmente su lugar cuando se dejó llevar por su gran pasión, la escritura. La trilogía Canciones para Paula es su primera obra publicada, una historia que miles de seguidores comenzaron a leer en redes sociales antes de verla consagrada al papel. Después llegó El club de los incomprendidos y ahora cierra su saga La chica invisible con La promesa de Julia.