Pablo Cebrián: "La migración es clave para sostener la estructura poblacional de Navarra"

10.04.2022 | 07:51
Pablo Cebrián, en un momento de su intervención en el encuentro.

Responder a la cuestión "¿Cómo afronta Navarra el reto demográfico?", nombre que recibió el Encuentro DNN, fue el eje principal sobre el que se desarrolló la jornada. El director del Instituto de Estadística de Navarra, Pablo Cebrián, el economista y consultor en Red2Red, Moisés Martín, el director general de Salud de Gobierno de Navarra, Carlos Artundo, y el secretario de Protección Social y Políticas Públicas en CCOO, Carlos Bravo, analizaron este reto al que se enfrenta la sociedad navarra desde distintas perspectivas y entidades. Además, el director del Observatorio de la Realidad Social, Luis Campos Iturralde, fue el encargado de moderar el encuentro.

En primer lugar, el director del Instituto de Estadística de Navarra, Pablo Cebrián, contextualizó la situación demográfica de la Comunidad, destacando la importancia de hacer proyecciones de población. "Las proyecciones son un instrumento básico para la planificación porque aportan información sobre las características de la población en el futuro, permitiendo anticiparse a situaciones que requerirán de la adaptación en la dotación de recursos", señaló. Al hilo de esta declaración, Cebrián aclaró que "el fin de las proyecciones no es acertar cómo vamos a estar en 2030, sino que se trata de tener un instrumento para la planificación de las políticas públicas y que sepamos hacia donde va la evolución", apuntó. Las hipótesis pueden variar dependiendo de distintos factores como el saldo migratorio u otras políticas.

El método que se utiliza para elaborar las proyecciones es el método de los componentes. "Es la suma de nacimientos y del saldo migratorio menos las defunciones", aclaró. Asimismo, esos son los tres elementos en los que Cebrián centró su análisis de cómo se espera que sea la demografía en Navarra en 2035.

Resumen del Encuentro DNN "¿Cómo afronta Navarra el reto demográfico?":

La esperanza de vida aumenta

Navarra es una de las comunidades del Estado con mayor esperanza de vida. En el caso de las mujeres, viven unos 86 años. Sin embargo, en el caso de los hombres es menor, algo más de 81 años.

Desde los años setenta, la esperanza de vida ha aumentado de manera significativa, casi tres meses por año. "Estamos previendo que en torno a 2030, la esperanza de vida crecerá un año más. La de las mujeres se situará en torno a los 87 años y la de los hombres crecerá algo más, de 81 a 83,5 años", comentó Cebrián.

Los nacimientos descienden

Según las tendencias actuales de natalidad, todo apunta a que el índice sintético de fecundidad en la Comunidad se mantendrá a niveles muy bajos. El director del Instituto de Estadística de Navarra mencionó que "se necesitan 2,1 hijos de media para reemplazar a la población más joven", algo lejos de la realidad. En madres nacionales, la cifra se sitúa en 1,23 y en el caso de las extranjeras, en 1,99.

Al respecto, Cebrián explicó la situación de la población navarra que "va a envejecer mucho porque no se va a producir reemplazo generacional. La edad media de madres nacionales se situará en 34,5 años y la de extranjeras, en 31,4, un año más que en la actualidad. Estas últimas van a acercarse cada vez más a las costumbres nacionales, lo que provocará un saldo natural negativo donde se producirían más defunciones que nacimientos".

Migraciones, clave del crecimiento El saldo migratorio hará crecer la población, así lo prevén desde Nastat. Las personas que emigran tienen entre 30 y 40 años, traen a su descendencia y se encuentran en edad de trabajar.

Unas 7.000 personas vienen a Navarra cada año, algo positivo para la Comunidad, ya que "la población emigrante va a jugar un papel fundamental. La migración será necesaria para sostener la estructura poblacional de Navarra en 2030", reflexionó Cebrián.

Una Navarra más envejecida en 2035

La principal consecuencia de la baja tasa de natalidad, el crecimiento de la esperanza de vida y el mantenimiento del saldo migratorio es que "la población de Navarra crecería unos 100.000 habitantes hasta 2035. Pasaríamos de esos 660.000 que tenemos ahora a 763.000 habitantes, con un crecimiento anual del 1%. El rasgo principal que más destaca es el crecimiento de ese envejecimiento de la población. Si actualmente tenemos una población mayor de 65 años que ocupa un 20%, pasaría a ser un 23%", concluyó.

Pablo Cebrián
Director del Instituto de Estadística de Navarra (NASTAT)
Perfil. Nacido en Pamplona en 1965, Pablo Cebrián Jiménez es licenciado en Ciencias Empresariales y Económicas.
En 1991 ingresa en el Gobierno de Navarra como Técnico de Administración Pública (Economista). 
Además, ha trabajado en diferentes áreas y a partir de 1996 en el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat), del que ha sido jefe de la Sección de Producción Estadística y, desde 2015, su director.
noticias de noticiasdenavarra