EEUU amenaza a Maduro con llevarle a Guantánamo si no deja pronto el poder

El líder venezolano llama a “expandir la inteligencia militar ante la mayor agresión política, diplomática y económica en 200 años”

08.02.2020 | 17:28
Los chavistas salieron a la calle a rechazar la política de EEUU con respecto a Venezuela y en apoyo de Nicolás Maduro.

Washington/Caracas - John Bolton, el asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió ayer al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de que si no abandona pronto el poder, podría acabar en "Guantánamo" (Cuba), donde Estados Unidos tiene una prisión para sospechosos de terrorismo. "Ayer tuiteé que le deseo un retiro largo y tranquilo en una bonita playa lejos de Venezuela. Y cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que pueda tener un retiro agradable y tranquilo en una playa bonita en lugar de estar en otra zona playera como la de Guantánamo, dijo Bolton en una entrevista radiofónica.

Un portavoz de Bolton no quiso hacer más comentarios sobre la afirmación del asesor de Trump, un conocido defensor de la prisión militar que EEUU tiene en la base naval de Guantánamo y que trabajó para el presidente estadounidense que abrió ese campo de detención, George W. Bush (2001-2009). La advertencia de Bolton llegó en respuesta a una pregunta que le hizo el presentador de radio conservador Hugh Hewitt, quien indagó sobre si Maduro se enfrenta a un posible "mal final" como el que tuvieron el dictador italiano Benito Mussolini o el rumano Nicolae Ceausescu, quienes murieron ejecutados.

"Que aproveche la amnistía" Bolton aconsejó este jueves a Maduro y sus principales asesores que "aprovechen la amnistía" que se ha planteado ofrecer a los políticos chavistas el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó como presidente interino de Venezuela, reconocido por EEUU y otros países.

El asesor de Trump deseó en su tuit a Maduro "una larga y tranquila jubilación, viviendo en una bonita playa en algún lugar lejos de Venezuela", y la Casa Blanca aseguró después estar "abierta a tener conversaciones" sobre "dónde podría aterrizar" el presidente venezolano si decide abandonar el poder. "No estoy seguro de si nadie en Venezuela puede garantizar la seguridad de Maduro" en caso de que se quede en el país después de abandonar el poder, dijo un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato. "Maduro siente la necesidad de que su equipo de seguridad esté compuesto de gente que no es venezolana, que son cubanos y rusos, así que no creo que Maduro se sienta seguro entre los venezolanos, y probablemente preferiría otro lugar", agregó.

La advertencia de Bolton sobre Guantánamo llega cuatro días después de que el asesor de Trump generara revuelo al comparecer ante la prensa el pasado lunes sosteniendo una libreta en la que podía leerse la frase "5.000 tropas a Colombia".

Bolton no quiso ayer dar detalles sobre qué significaba esa referencia, que un exfuncionario del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Fernando Cutz, interpreta como una posible "operación sicológica para presionar a los militares venezolanos y provocar que rompan con Maduro", según dijo.

El asesor de Trump sí confirmó en su entrevista radiofónica, no obstante, que Estados Unidos "no" está planeando ninguna intervención militar inminente en Venezuela, ya sea de forma unilateral o con la ayuda de Colombia o Brasil.

Sin embargo, Bolton recordó que Trump mantiene "todas las opciones sobre la mesa" ante la crisis en Venezuela. "Nuestro objetivo es una transición pacífica del poder. Y por eso hemos estado imponiendo sanciones económicas, aumentando la presión política en todo el mundo", aseguró.

"Una batalla histórica" Mientras, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió ayer a las Fuerzas Armadas "expandir" y "fortalecer" la "inteligencia preventiva" en el marco de lo que considera una "batalla histórica" contra "la mayor agresión" que asegura ha enfrentado su país. "Hay que expandir la capacidad de inteligencia preventiva contra el terrorismo, contra el golpismo (...) quien va dos, tres pasos más adelante en la información, es capaz de proteger al pueblo mucho más", dijo Maduro desde una nueva jornada de ejercicios militares en el oeste de Caracas. "Yo llamo a fortalecer la inteligencia, a fortalecerla cada vez más", reiteró.

Maduro ha participado en los últimos días en una serie de jornadas de ejercicios militares para hacer frente a una amenaza de invasión extranjera que cree que se puede producir después de que el 23 de enero pasado el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, anunciara que asumía las competencias del Ejecutivo como presidente encargado. "Militares de la patria, estamos en una batalla histórica, estamos enfrentando la mayor agresión política, diplomática, económica que en 200 años de república jamás haya enfrentado Venezuela", le dijo a los soldados. Agregó que "el imperio norteamericano, las viejas potencias colonialistas de Europa y un puñado de gobiernos, oligárquicos, entreguistas pretenden ponerle la mano al poder político y a la riqueza en Venezuela", lo que, ya ha sido "rechazado. Esta batalla histórica también la vamos a ganar", apuntó Maduro. - Efe

Reacciones

Duque le da pocas horas a Maduro

Cerco. El presidente de Colombia, Iván Duque, afirmó ayer que a la "dictadura de Venezuela le quedan muy pocas horas porque hay un nuevo régimen institucional que se está creando". Así se expresó el mandatario en la cumbre de gobernadores regionales en la que también reivindicó el "trabajo" que están haciendo Colombia y otros países del entorno con un "cerco diplomático" contra el régimen de Maduro.

Corbyn. El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, criticó ayer cualquier "interferencia exterior" en Venezuela y pidió "diálogo" para solucionar la crisis abierta en el país latinoamericano. "El futuro de Venezuela es un asunto de los venezolanos. Nos oponemos a una interferencia exterior en Venezuela, ya provenga de Estados Unidos o de cualquier otro lugar", agregó.