Detenidos 350 manifestantes en las protestas de Ecuador

Lenín Moreno, tras decretar el estado de excepción, militariza las calles de las principales urbes

10.02.2020 | 05:46
Choques entre manifestantes y policías en el centro de Quito.

Quito - La ministra ecuatoriana de Gobierno, María Paula Romo, cifró este jueves en 350 los detenidos durante las protestas registradas durante las manifestaciones en contra de la elevación del precio de los combustibles, en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En una rueda de prensa, Romo señaló que el mayor número de detenciones (159) se registraron en la ciudad costera de Guayaquil. En la capital ecuatoriana, Quito, se detuvo a 118 personas relacionadas algunas, al igual que en Guayaquil, con las manifestaciones pero la mayoría con incidentes violentos "graves" registrados en el sur de la ciudad. "Los participantes en estas actividades violentas y de vandalismo quemaron una UPC (Unidad de Policía Comunitaria), tenemos un docena de patrulleros destruidos", detalló la funcionaria.

Añadió que en las provincias del norte (Esmeraldas, Sucumbíos, Carchi e Imbabura) se detuvo a 24 personas, y el resto en otras provincias. De acuerdo a Romo, unas 3.000 personas participaron en actos vandálicos y en saqueos durante la tarde del jueves, día en que el jefe de Estado, Lenín Moreno, decretó el estado de excepción en todo el país. La ministra adelantó que ayer mismo se reunirá con la Defensoría del Pueblo para revisar la lista de detenidos por provincia y por tipo de delito.

orden y paz social El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, comentó que con el estado de excepción "se está logrando el propósito fundamental, restablecer el orden y la paz social". Según el funcionario, "son mínimas" las alteraciones a la paz social y hay un patrullaje permanente en las vías de acceso a ciudades, esencialmente Quito y Guayaquil.

Añadió que vehículos militares se sumaban desde ayer a los municipales que prestan servicio en medio de la paralización de los transportistas.

"Tenemos en todo el país organizados 293 equipos para trabajar y 90 equipos de fuerza de reacción inmediata para apoyar a esos equipos. El trabajo coordinado de Policía y Fuerzas Armadas se mantendrá hasta que termine el estado de excepción y la normalidad vuelva", apuntó en la rueda de prensa.

El ministro dijo que para sectores de la producción, especialmente de exportación, como las flores, "van a tener escoltas para que acompañen hasta el aeropuerto".

El presidente, Lenín Moreno, pese a las masivas protestas, se mantiene inflexible e insistió ayer que mantendrá la eliminación al subsidio de los combustibles, medida que tomó en el marco de un acuerdo con el FMI, y que desató el jueves la protesta de los transportistas. "Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida, que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería, y de aquí en adelante vamos construyendo el nuevo Ecuador que todos anhelamos, que todos soñamos", dijo el jefe de Estado.

En declaraciones desde la ciudad de Guayaquil, hasta donde se trasladó ayer tras decretar el estado de excepción en el país, Moreno reiteró, no obstante, su disposición al diálogo. "¿Conversar?, claro que sí. Habrá mecanismos de paliar un poco el efecto que pueda haber en algunos sectores, y estamos dispuestos a hacerlo", comentó. - Efe

la clave

Subvenciones a la gasolina. El presidente Lenín Moreno aseguró anoche que está dispuesto a dialogar con los sectores que se han manifestado contra la reforma económica del Gobierno, si bien subrayó que las medidas que han suscitado las protestas no se revertirá "bajo ninguna circunstancia". La causa de las protestas es una reforma económica que plantea la eliminación de las ayudas al consumo de combustible y la liberalización de precios y que forma parte de los ajustes exigidos por FMI.