La OTAN no aprecia el repliegue ruso de la frontera ucraniana

El Ministerio de Defensa de Rusia, por contra, afirma que la unidad de tanques regresa a su base

17.02.2022 | 00:21
Tres jóvenes se hacen un selfi delante de una enorme bandera de Ucrania para conmemorar el día de la unidad. Foto: Afp

Bruselas/Moscú – El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó ayer que por el momento no han apreciado ninguna desescalada sobre el terreno después de que Rusia informara de que iba a retirar algunas de las tropas concentradas junto a Ucrania, sino que incluso podría estar incrementando esas fuerzas. "Hemos oído señales de Moscú sobre su disposición a continuar los esfuerzos diplomáticos, pero por ahora no hemos visto ninguna desescalada sobre el terreno; al contrario, parece que Rusia continúa con el refuerzo militar", indicó Stoltenberg a la prensa a su llegada a una reunión de ministros aliados de Defensa.

Insistió en que los mensajes y señales que llegaron desde Moscú "proporcionan algunos motivos para un optimismo cauto" porque se trataba de un mensaje a favor de "la diplomacia". "Pero, al mismo tiempo, no hemos visto retirada alguna de fuerzas rusas y, por supuesto, eso contradice el mensaje de esfuerzos diplomáticos reales, así que está por ver si hay un retirada rusa. Estamos, por supuesto, monitorizando muy de cerca lo que Rusia hace en y alrededor de Ucrania", expuso.

Stoltenberg reiteró que lo que ven es que Moscú "ha incrementado el número de tropas y que más tropas están en camino". "Así que por ahora no hay desescalada, pero, por supuesto, oímos también el mensaje sobre diplomacia y estamos preparados para comprometernos en esfuerzos diplomáticos con Rusia", señaló.

Preguntado por si los mensajes del Kremlin a favor de la diplomacia son una táctica para ganar tiempo y seguir concentrando tropas, Stoltenberg prefirió "no especular". "Vemos un mensaje de Moscú de que darán a la diplomacia una oportunidad", declaró, y agregó que la OTAN "trabaja duro para lo mejor, una solución política pacífica", pero está "preparada para lo peor", en referencia a una nueva invasión rusa de Ucrania. Stoltenberg indicó que no han recibido una respuesta a las propuestas escritas sobre seguridad en Europa que la organización envió a Rusia en enero.

Además, la OTAN acordó ayer desplegar nuevos grupos de combate multinacionales en el este de Europa, con la idea de reforzar la presencia de la Alianza Atlántica en el flanco oriental. Así lo confirmó Stoltenberg, tras la reunión de ministros de Defensa aliados en Bruselas, en la que dieron el visto bueno a estudiar este despliegue en el mar Negro y Rumanía, bajo liderazgo de Francia.

Este plan ahora pasará a los mandos militares de la OTAN que decidirán el "alcance y potencial" del despliegue, basándose en el concepto que ya maneja la Alianza Atlántica en los batallones de combate en Polonia y los países bálticos, unas fuerzas en las que participa España y que se diseñaron en 2014 en respuesta a la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia.

EEUU, en la misma línea Al igual que el secretario general de la OTAN, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, aseguró ayer que no hay "una retirada significativa" de fuerzas militares rusas en la frontera con Ucrania, en contraste con las declaraciones por parte de Moscú y en medio de las tensiones ante una potencial invasión rusa de su país vecino. Así lo indicó Blinken en una entrevista con la cadena televisiva ABC al comentar el anuncio del Kremlin del pasado martes de la retirada de algunas unidades militares rusas de la frontera.

"Desafortunadamente, hay una diferencia entre lo que Rusia dice y lo que hace, y lo que estamos viendo no es una retirada significativa", afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense. De hecho, advirtió Blinken, lo que Washington ha observado es que "continúan" concentrándose fuerzas rusas en la frontera con Ucrania.

Rusia dice lo contrario Sin embargo, el Ministerio de Defensa de Rusia informó ayer que unidades de tanques de la circunscripción militar rusa Oeste, fronteriza con Ucrania, se dirigen a sus lugares de emplazamiento permanente tras concluir su participación en ejercicios militares programados. Los tanques y vehículos blindados, en un número que no se comunicó, fueron cargados en plataformas ferroviarias que se dirigieron rumbo a los cuarteles habituales, situados a una distancia unos 1.000 kilómetros, según el parte castrense. Defensa no precisó el lugar donde las fuerzas acorazadas efectuaron sus ejercicios.

Este repliegue forma parte del comienzo, anunciado el pasado martes, del retorno a sus cuarteles permanentes de las unidades que ya concluyeron los ejercicios en las circunscripciones militares Oeste y Sur, esta última también limítrofe con Ucrania.

noticias de noticiasdenavarra