Australia demanda a Facebook por publicidad engañosa sobre criptomonedas

Presuntamente Meta, propietaria de Facebook, habría difundido campañas de publicidad "engañosa" o "falsa" que usaban la imagen de "figuras públicas" para promover inversiones en criptomonedas

18.03.2022 | 09:15
Logotipo de Facebook visto en la Casa del Parlamento en Canberra (Australia).

El organismo regulador de la competencia en Australia informó este viernes que demandó a Meta, propietaria de Facebook, por difundir campañas de publicidad "engañosa" o "falsa" que usan la imagen de "figuras públicas" para promover inversiones en criptomonedas.

La Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, siglas en inglés) alega en la demanda presentada ante el Tribunal Federal del país oceánico que Meta Platforms y Meta Platforms Ireland fueron "cómplices o participaron (en la difusión de las campañas) a sabiendas de (que se trataba de) conductas y representaciones falsas o engañosas de los anunciantes", según su comunicado.



La ACCC también considera que Meta vulnera las leyes de consumo y de inversiones al difundir estas campañas para promover inversiones en criptomonedas, que incluyen enlaces a artículos con citas falsas de figuras públicas australianas que nunca autorizaron el uso de su imagen ni apoyan este tipo de fraudes.

Como parte de esta estafa, los autores contactan a los usuarios de Facebook y se valen de tácticas para presionarlos y convencerlos de que depositen fondos en sus planes de inversión fraudulentos.

La ACCC subrayó que Meta permite a los anunciantes utilizar los algoritmos de Facebook para dirigirse a los usuarios que tienen más probabilidades de acceder al enlace y visitar la página de destino.

"Esas visitas a las páginas de destino desde los anuncios generan importantes ingresos para Facebook", dijo el presidente de la ACCC, Rod Sims, en el comunicado, en el que remarca que Meta debió tomar todas las medidas para "detectar y eliminar la publicidad falsa o engañosa" de su red social.

Meta Platforms, que genera la mayor parte de sus ingresos de la venta de la publicidad difundida en sus plataformas de Facebook e Instagram, obtuvo ingresos globales de 85.000 millones de dólares (76.500 millones de euros) en 2021, de acuerdo a la ACCC.

El organismo regulador también consideró que esas acciones no solo han provocado pérdidas de miles de dólares a los usuarios de Facebook sino también daños a la imagen de las figuras públicas que explotaron sin consentimiento.

Las cifras de Scamwatch -un portal de la ACCC que permite a los consumidores australianos denunciar estafas- muestran que, en 2021, los consumidores declararon pérdidas de 99 millones de dólares australianos (73 millones de dólares o 67 millones de euros) por estafas de inversión en criptomonedas.

La acusación de la ACCC se difunde después de que el magnate minero australiano Andrew Forrest anunciara a principios de febrero una demanda penal contra Facebook por, según denuncia, permitir el uso en esta plataforma de su imagen para que se comentan estafas.
noticias de noticiasdenavarra