el enlace entre Zaragoza y Valencia

La UE no ve prioritario un tramo del corredor Cantábrico-Mediterráneo

Supone reducir la financiación comunitaria del 75% al 15% en la conexión Zaragoza-Valencia

07.02.2020 | 17:59
El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi

pamplona - La Unión Europea ha dejado fuera de sus redes prioritarias uno de los tramos del corredor Cantábrico-Mediterráneo del Tren de Alta Velocidad (TAV) que tendría incidencia en las conexiones desde Navarra. En concreto, ha excluido el enlace entre Zaragoza y Valencia, lo que supone que la financiación comunitaria alcanzaría un máximo del 15% de su coste en lugar del 75%, pese a que se trata de un tramo que necesita una renovación a fondo.

Otro tramo que la UE no considera prioritario es el que une Madrid con Valencia dentro del corredor Atlántico-Mediterráneo.

Fue el diputado socialista Herick Campos quien explicó, en la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, que en breve se definirán por parte de la UE las conexiones ferroviarias que formarán parte del plan financiero plurianual 2021-2027, dotado con 30.600 millones de euros para la subvención de las redes transeuropeas de transporte.

Dentro del corredor Atlántico-Mediterráneo, el Gobierno español siempre incluyó los trazados Lisboa-Badajoz-Madrid-Valencia. Y en el caso del corredor Cantábrico-Mediterráneo, contó con los trazados entre Bilbao, Pamplona, Zaragoza y Valencia. Ahora se ha sabido que las redes desestimadas por la UE serían aquellas que conectan con Valencia. Pese a que la comisión de Fomento aprobó ayer por unanimidad instar al Gobierno español a negociar con la UE incluir de nuevo en las redes transeuropeas estos trazados, parece obvio que las dificultades para relanzarlos serán considerables.

EL DEMOLEDOR INFORME El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, calificó ayer como "positivo por favorecer la cohesión territorial" la última evaluación económica sobre el TAV en España elaborada por el Tribunal de Cuentas Europeo. Una valoración cuando menos sorprendente, si se tiene en cuenta que dicho informe subrayaba que se trata de un proyecto caro, ineficiente y con pocos pasajeros. - D.N./Agencias