Venezuela, pendiente de si la llegada de ayuda humanitaria divide al Ejército

Guaidó niega que haya posibilidad de una guerra civil mientras Maduro arremete contra
Sánchez

08.02.2020 | 17:52
Maduro (c), durante un acto de Gobierno con militares en Maracay (Venezuela).

las fuerzas armadas

250.000

efectivos

La Fuerza Armada de Venezuela está compuesta por 250.000 efectivos distribuidos así: el Ejército (110.000 efectivos); la Guardia Nacional (92.500); la Armada (35.000); y la Aviación (12.500).

2.000

generales

Venezuela tiene en estos momentos unos 2.000 generales. EEUU, la superpotencia militar, tiene unos 900. El año pasado, Nicolás Maduro promocionó a ese rango en un solo día a 195 oficiales.

790.000

Milicia Nacional

Constituida por civiles voluntarios con acceso a las armas y formación militar, se estima que pueden llegar en la actualidad a unos 790.000 miembros.

caracas - El autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, anunció ayer que la ayuda humanitaria comprometida por varios países empezará a entrar esta misma semana por la frontera con Venezuela, concretamente a desde la localidad colombiana de Cúcuta. La entrada de ayuda humanitaria se ha convertido en el principal objetivo de Guaidó y la oposición ante la negativa del Gobierno del presidente Nicolás Maduro a reconocer la existencia de una emergencia humanitaria. Además, la llegada de esta ayuda ha sido empleada por Guaidó para reiterar su llamamiento al Ejército para que le reconozca a él y no a Maduro como presidente legítimo.

"Hago un llamado a nuestra Fuerza Armada: en pocos días tendrán la oportunidad de decidir si están del lado de alguien que cada vez está más solo o si acompañarán a los cientos de miles de venezolanos que necesitan alimentos, insumos y medicinas", ha apuntado Guaidó. "A los miembros de la FAN (Ejército) les hemos dado muestras claras de lo que significa amnistía y garantías pero también les hemos hablado del rol que tienen en la reconstrucción del país, en el ejercicio de la soberanía. El momento es ahora", remachó.

Durante los últimos días, Guaidó ha nombrado tres "puntos de acopio" para la entrada de la ayuda humanitaria, a la que contribuirá Canadá y la UE, con 53 millones. "Cúcuta es el primero. Otro estará en Brasil y otro en una isla del Caribe", afirmaba este sábado en un acto multitudinario en Caracas.

Guaidó descartó ayer que haya posibilidad de una guerra civil, indicando que "es una farsa que ha querido vender" el Gobierno de Nicolás Maduro, si bien afirmó que el país "tomará la decisión que deba tomar" para celebrar nuevas elecciones presidenciales. Maduro contó el domingo, en una entrevista con el periodista Jordi Évole para Salvados, que "el pueblo se está armando ya" y está preparado para seguir haciéndolo en el caso de que estalle una guerra civil, algo que dependerá, según dijo, "del nivel de locura y de agresividad del imperio del norte y sus aliados".

"No hay posibilidad en Venezuela de una guerra civil", dijo Guaidó en una comparecencia ante la prensa desde Caracas. "Es una farsa que ha querido vender Maduro" porque se le acabaron las "excusas", sostuvo. "A mí me gustaría saber quién se va a inmolar por quien no tiene ningún tipo de respaldo político, social ni del mundo", zanjó.

Maduro, por su parte, pidió a los gobiernos "independientes" del mundo rechazar las supuestas amenazas del mandatario estadounidense, Donald Trump, quien reiteró el domingo que la opción militar está sobre la mesa en relación a la crisis que atraviesa Venezuela.

"Venezuela hace un llamado a los gobiernos independientes del mundo a que declaren su rechazo a las amenazas que hizo Donald Trump, otra vez, contra Venezuela. Él cree que nosotros nos atemorizamos, no", dijo en un acto con militares en el estado de Aragua (norte) y transmitido por televisión. El mandatario venezolano reiteró que no dejará su cargo y aseguró que las "amenazas" de Trump "violan la carta de Naciones Unidas" y los derechos "fundamentales". "¿Cuál es la causa que tiene Donald Trump para declararle una guerra militar a Venezuela? ¿El petróleo, el hierro, el aluminio, el oro, el gas, el agua?", se preguntó Maduro.

Asimismo, anunció que a partir del miércoles el oficialismo comenzará a recoger firmas entre la población venezolana para rechazar las supuestas amenazas de EEUU. Las rúbricas serán llevadas posteriormente a la Casa Blanca, según dijo.

El presidente venezolano dijo ser el líder de "la Venezuela buena" y tachó de "cobarde" al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, por su reconocimiento al opositor Guaidó como mandatario legítimo. En caso de una intervención militar, añadió, sus manos quedarán "llenas de sangre". Maduro, que presidió en Aragua una ceremonia militar con motivo del aniversario del fallido golpe de Estado impulsado en 1992 por Hugo Chávez, llamó "pelele" a Sánchez. - D.N.

El Post-it

Maduro pide ayuda al papa. Nicolás Maduro ha enviado una carta al papa para que "ayude" a sacar adelante un proceso de diálogo y superar así la crisis que atraviesa el país sudamericano. "Le envié una carta al papa Francisco. Espero que esté en camino o haya llegado a Roma, al Vaticano", dijo dicho, antes de agregar que en la misma le ha trasladado que está "al servicio de la causa de Cristo". "En ese espíritu le he pedido que nos ayude a un proceso de facilitación, de fortalecimiento del diálogo como camino", señaló.